lunes, 26 de julio de 2021

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?


Autores: Paula Alejandra Buitrago Páez, Gabriel Andrés Camargo Muñoz, Manuela Peña Salas, María Camila Vera Sierra

Estados Unidos es el país con más consumidores de opioides en el mundo, las cifras indican que al día más de 100 personas mueren por sobredosis de estos narcóticos, generando un problema de salud pública en el país desde 1992 e incluso llevando a decretar una emergencia sanitaria por parte del expresidente Donald Trump en el 2017 [1]. Se calcula que en el 2015 más de 33.000 personas murieron debido a una sobredosis de opioides incluyendo los opioides recetados, el fentanilo de fabricación ilegal y la heroína [2]; aunque las cifras ya eran alarmantes, la pandemia por COVID-19 agravó el problema, llevando a generar más de 83.000 muertes por esta misma causa entre julio de 2019 y julio de 2020, aumentando en un 19% respecto al mismo periodo del año anterior [3][4]

El foco inicial de esta epidemia nacional surgió en la primera parte de la década de los 90’s  con el disparo de las prescripciones de analgésicos derivados del opio como la morfina, codeína, oxicodona, hidrocodona y fentanilo como tratamiento  para el dolor crónico, generando un aumento drástico en el consumo de estos medicamentos y, colateralmente una alta adicción en los usuarios, provocando un aumento en la morbimortalidad debido a un incremento en el consumo de heroína y la sobredosis asociada al consumo de opioides [6].

Uno de los factores clave que contribuyeron al aumento de prescripciones de estos medicamentos fue el concepto de la American Pain Society la cual finalizados los años noventa propuso como quinto signo vital el dolor. Este hecho flexibilizó los criterios para que los médicos pudieran prescribir opioides para dolor crónico no relacionado con cáncer. Una vez adoptado el dolor como el quinto signo vital en Estados Unidos entra en escena la industria farmacéutica, la cual a través de agresivas campañas publicitarias y lobby médico aumentó significativamente la venta de estos medicamentos [7].

Puntualmente, se tiene documentado el caso de OxyContin (oxicodona) del laboratorio Purdue Pharma que entre los años 1997 y 2002 registró un aumento en la prescripción de OxyContin para el tratamiento de dolor no relacionado con cáncer en 10 veces y sus ganancias pasaron de US$ 48M en 1996 a US$1100M en el año 2000 [8].  En el año 2020 un juez federal de Estados Unidos impuso una multa de US$ 8340M a Purdue Pharma por ser responsable de cometer pagos fraudulentos a proveedores de atención médica y contribuir activamente al mal uso de medicamentos opiáceos de receta médica. Hasta el momento es la multa más grande impuesta a un laboratorio farmacéutico en la historia [9].

Los opioides son una clase de fármacos que se unen a los receptores opioides y que incluyen medicamentos analgésicos disponibles con prescripción médica (oxicodona, hidrocodona, morfina), la heroína y los opioides sintéticos como el fentanilo [10]. Inicialmente, fueron extraídas de la planta de amapola (Papaver somniferum) y fueron usadas milenariamente en la medicina en todo el mundo para el tratamiento agudo y crónico del dolor moderado a intenso, al actuar sobre el sistema nervioso central generando alivio y euforia [15].

Los receptores opioides se encuentran ampliamente distribuidos dentro del Sistema Nervioso Central y, en menor medida, a lo largo de tejidos periféricos como el corazón, el tracto gastrointestinal y el sistema inmune, entre otros. Existen tres subtipos de receptores opioides clásicos en humanos: los mu (μ), delta (δ) y kappa (κ), todos ellos receptores de membrana acoplados a proteínas G. Tras la estimulación de un receptor por un agonista, se produce una inhibición de la adenilato ciclasa lo que resulta en una disminución en la fosforilación de proteínas. Además de producir un cierre en los canales de calcio y una apertura de los canales de potasio en las neuronas postsinápticas, provoca un efecto depresor [11].

El principal riesgo asociado al consumo de opioides está relacionado con su efecto depresor sobre el Sistema Nervioso Central, donde se produce sedación, analgesia y depresión respiratoria, de tipo dosis dependiente al disminuir la respuesta de los centros respiratorios del tallo cerebral; ocurre una pérdida de la sensibilidad a la presencia de CO2 y a la estimulación eléctrica. También disminuyen las secreciones gástricas, se induce vasodilatación periférica y se promueve la hipotensión. Cuando hay una sobredosificación, la depresión respiratoria aumenta tanto que lleva al organismo a la apnea, hipoxia o incluso el coma, en algunas ocasiones se produce lesión pulmonar aguda o convulsiones asociadas a la hipoxia, cualquiera de estas complicaciones puede llevar a la muerte [12]. Es importante resaltar que los consumidores crónicos de opioides desarrollan con el tiempo una tolerancia a los efectos de euforia y analgesia, pero no a la depresión respiratoria y sus complicaciones asociadas [11].

Los opioides son una estrategia terapéutica efectiva en el tratamiento del dolor agudo o crónico moderado a severo, siempre que:

   Se hayan agotado las alternativas analgésicas presentes en la Escalera Analgésica avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) [13] y no se tengan antecedentes familiares de abuso de drogas.

      El tratamiento dure poco tiempo.

  Se sigan las recomendaciones médicas para su correcto uso, como el consumo en la dosis y la frecuencia prescrita, el monitoreo constante de posibles efectos adversos (disminución de la motilidad intestinal, hipotensión, síncope o depresión respiratoria, comienzos de dependencia) y la advertencia sobre los riesgos de síndrome de abstinencia por suspensión abrupta de la terapia con opioides [14].

El uso seguro de opioides es una responsabilidad compartida que involucra al médico/a prescriptor/a, el usuario/a, los cuidadores/as, el personal de la salud involucrado (farmacéuticos/as, enfermeros/as) y, sin duda, a las políticas públicas sanitarias encaminadas a la prevención del uso inadecuado de opioides.  En este sentido, el Departamento de la Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos generó una estrategia para el manejo la crisis, la cual tiene cinco prioridades básicas: [2]

  1. Mejorar el acceso a los servicios de tratamiento y recuperación
  2. Promover el uso de medicamentos para contrarrestar una sobredosis
  3. Profundizar nuestro conocimiento de la epidemia a través de una mejor vigilancia de la salud pública
  4. Brindar apoyo para investigaciones avanzadas sobre el dolor y la adicción
  5. Fomentar mejores prácticas para controlar el dolor.

En esta última, los y las profesionales de la salud tienen un papel fundamental en el manejo de esta crisis y en la prevención de futuros problemas asociados a los opioides, mediante una prescripción responsable, que asegure el agotamiento de todos los recursos terapéuticos tanto farmacológicos como no farmacológicos para el manejo del dolor antes de recurrir a un opioide, caracterizando conscientemente a los/as pacientes en busca de factores de riesgo que aumenten la probabilidad de generar abuso de los narcóticos, generando espacios de educación sanitaria para los usuarios/as y sus familiares. Así mismo, serán quienes deben asesorar a las personas que abusan de los opioides, generando acceso seguro y oportuno tanto a los medicamentos de rescate (Naloxona) como a la información para el tratamiento de la adicción.

Recomendaciones:

- A la comunidad

Si usted presenta algún dolor crónico asociado a migrañas, dolor de espalda baja, dolor en las articulaciones, dolor neuropático y/o fibromialgia hable con su médico para establecer un esquema primario de terapias físicas, cambios en los hábitos de consumo alimentario, rutinas de sueño, crear rutinas de actividad física, yoga, pilates, recurrir a la acupuntura y otras terapias que ofrece la medicina alternativa, consultas de psicología, etc.; muchas de estas enfermedades tienen una causal por malos hábitos de vida y dificultades en las relaciones interpersonales.

Cualquier individuo que tome opioides corre el riesgo de manifestar adicción, estas sustancias son altamente adictivas porque actúan sobre centros poderosos de recompensa del cerebro debido a la liberación de endorfinas que disminuyen la percepción del dolor y aumentan sentimientos de placer, cuando acaba esta sensación de bienestar, su mente y cuerpo deseen volver a estar inmersos en esa situación nuevamente. Lo anterior, explica el por qué han causado tantos inconvenientes en países como Estados Unidos; el acceso a estas sustancias legalmente como medicamentos está supeditada al ejercicio y ética médica, aunque ilegalmente también se pueden conseguir pero es más común cambiar de medicamentos a sustancias como la heroína fácilmente, una vez se entra en un estado de adicción. Algunos factores de riesgo para generar una adicción son: pobreza, desempleo, antecedentes de depresión, situaciones de estrés, etc.

- Recomendaciones al personal sanitario

Antes de iniciar un tratamiento con opioides para cualquier paciente agote todos los recursos que la medicina convencional y alternativa le brinda, muchos síntomas de dolor son controlados mediante terapias psicológicas, evalúe el riesgo o el beneficio que este medicamento derivado del opio le podría brindar e indague sobre antecedentes de miembros de la familia que tengan problemas con drogas o alcohol. Preguntar al paciente sobre hábitos de consumo de alcohol u otras sustancias ilegales, consumo de medicamentos con los mismos efectos terapéuticos o similares y evite prescribir una mezcla de opioides ya que esta puede ser mortal. Advierta a sus pacientes sobre el no uso de otros opioides que no estén prescritos para él/ella. Evite la prescripción de opioides a mujeres en estado de embarazo con el fin de evitar al bebé un síndrome de abstinencia infantil.

Finalmente, se puede concluir que la divulgación de los problemas relacionados con los opioides es una responsabilidad de los estados ante una industria farmacéutica centrada en la venta de productos sin mesura a pesar de las cientos de muertes que se registran a diario en países como Estados Unidos; la educación sobre el uso seguro de opioides debe impartirse desde colegios, universidades, sitios de trabajo y medios de comunicación masivos ya que todos los individuos somos propensos a sentir dolor pero la opción para su control debe ser la prescrita por un profesional de la salud.


REFERENCIAS

[1] France 24. Donald Trump declara emergencia sanitaria nacional por la crisis de los opioides [Internet]. Página web France 24. 2017. [24 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.france24.com/es/20171027-donald-trump-emergencia-sanitaria-opioides

[2] National Institute on Drug Abuse. La crisis de los opioides.[Internet]. Página web DrugAbuse.gov. 2021. [24 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.drugabuse.gov/es/informacion-sobre-drogas/los-opioides/la-crisis-de-opioides

[3] France 24. En Estados Unidos y durante la pandemia, 227 personas mueren diariamente por sobredosis. [Internet]. Página web France 24. 2021. [24 de junio de 2021]. Disponible en:https://www.france24.com/es/ee-uu-y-canad%C3%A1/20210305-eeuu-consumo-drogas-opioides-muertes

[4] Skolnick, P. (2018, 6 enero). The Opioid Epidemic: Crisis and Solutions. Annu. Rev. Pharmacol. Toxicol, 11(58). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28968188/

[6] Kolodny, A. (2015, 18 marzo). The prescription opioid and heroin crisis: a public health approach to an epidemic of addiction. PubMed. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25581144/

[7] Skolnick, P. (2018, 6 enero). The Opioid Epidemic: Crisis and Solutions. Annu. Rev. Pharmacol. Toxicol, 11(58). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28968188/

[8] Skolnick, P. (2018, 6 enero). The Opioid Epidemic: Crisis and Solutions. Annu. Rev. Pharmacol. Toxicol, 11(58). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28968188/

[9] Redacción Médica. (2020, 18 noviembre). Purdue Pharma pagará la multa farmacéutica más alta. https://www.redaccionmedica.com/secciones/industria/purdue-pharma-multa-farmaceutica-opiaceos-estados-unidos-historia--8985

[10] National Institute on Drug Abuse. Los opiodes.[Internet]. Página web DrugAbuse.gov. 2021. [24 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.drugabuse.gov/es/informacion-sobre-drogas/los-opioides

[11] Arul James, Williams John. (2020). Farmacología básica de opioides: una actualización. Sociedad Británica del Dolor. DOI: 10.1177/2049463720911986 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32537150/

[12] Micromedex. Morphine. [24 de junio de 2021] Disponible en:  https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?navitem=topHome&isToolPage=true#

[13] Puebla Díaz, F. Tipos de dolor y escala terapéutica de la OMS. Oncología Radioterápica 28 (3):139-143 [Internet] 2005. [Consultado 24 de junio de 2021] Disponible en:  https://scielo.isciii.es/pdf/onco/v28n3/06.pdf

[14] Micromedex. Fentanilo. [Internet]. Aplicación web Micromedex. [Consultado 24 de junio de 2021]. Disponible en https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/CS/2AF1C1/ND_PR/evidencexpert/ND_P/evidencexpert/DUPLICATIONSHIELDSYNC/267B02/ND_PG/evidencexpert/ND_B/evidencexpert/ND_AppProduct/evidencexpert/ND_T/evidencexpert/PFActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?SearchTerm=Fentanyl&fromInterSaltBase=true&UserMdxSearchTerm=%24userMdxSearchTerm&false=null&=null#

[15] Gutiérrez, G. (2016) Caracterización del cultivo de amapola Papaver somniferum en el municipio de la Cruz (Nariño) y su impacto sobre los recursos flora, fauna, suelo y agua. Trabajo de grado. Universidad Nacional Abierta y a Distancia. Disponible en: https://repository.unad.edu.co/bitstream/handle/10596/12438/2986803.pdf?sequence=1&isAllowed=y 

domingo, 11 de julio de 2021

Alerta INVIMA sobre la comercialización fraudulenta del producto Doriden Plus Compusitum – NF gotas C 19, promocionado para el manejo de COVID-19, que no cuenta con registro sanitario y su comercialización en Colombia es ilegal.


AutoresPaula Alejandra Buitrago Páez y Manuela Peña Salas

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) mediante la alerta No. 076-2021 del 13 de Abril de 2021 dio aviso sobre la comercialización fraudulenta del producto Doriden Plus Compusitum–NF gotas C 19 promocionado como tratamiento para el COVID-19 [1]. La entidad informa que el producto no cuenta con un registro sanitario y que en la etiqueta se encuentra un número de registro que no concuerda con la codificación otorgada por el ente regulador. Así mismo, el instituto subraya que en la actualidad las vacunas son la única medida contra la enfermedad causada por el SARS-CoV-2 puesto que aún no existe ningún producto aprobado para el tratamiento de COVID-19 [1].

En la alerta reportada por el INVIMA, no se indica y tampoco se puede visualizar en la etiqueta, el contenido y composición del producto; al realizar una búsqueda del nombre del producto Doriden Plus Compusitum–NF gotas C 19, en diversas plataformas se encuentra que existe un producto de nombre Doriden, cuyo principio activo es la Glutetimida y su actividad corresponde a la de un hipnótico y sedante [2]. Este fármaco solía utilizarse como una alternativa a los barbitúricos en el tratamiento del insomnio, sin embargo, debido a que puede generar adicción y síndrome de abstinencia se ha visto reemplazado por otros fármacos [2][3]. Al ser un fármaco depresor del sistema nervioso central, que se podría adquirir de manera libre en este producto fraudulento, los usuarios del mismo podrían fácilmente encontrarse bajo riesgo de sufrir accidentes e incluso sobredosis por causa de su consumo. Es importante resaltar que, al no haber una especificación en la etiqueta del producto, ni un registro sanitario válido, no es posible asegurar que el principio activo del producto en cuestión se trate de la Glutetimida.

El producto Doriden Plus Compusitum, al ser un producto sin un registro sanitario autorizado por el INVIMA, es considerado un producto fraudulento, lo cual implica que no se puede garantizar el cumplimiento de criterios de calidad, seguridad y eficacia, siendo su consumo altamente riesgoso y con gran posibilidad de generar eventos adversos, incluida la muerte. Al no contar con registro sanitario, no es posible verificar la información contenida en la etiqueta, lo que imposibilita el conocimiento e indagación sobre su principio activo, contenido, indicaciones y contraindicaciones. Los principales riesgos de adquirir un medicamento fraudulento e ilegal están relacionados con el contenido del producto, puede haber una concentración de principio activo diferente a la esperada, un activo completamente diferente o ingredientes peligrosos que pongan en riesgo la salud de los usuarios. También puede suceder que en el envase haya datos falsificados del fabricante, que el producto haya sido completamente reempacado o producido en condiciones que no cumplen con las Buenas Prácticas de Manufactura y que no haya sido transportado y almacenado correctamente [4].

Figura 1: Producto Doriden Plus Compositum-NF Gotas C19

Al realizar una búsqueda del laboratorio reportado en la etiqueta, responsable de la producción de este producto, no fue posible encontrar ningún laboratorio farmacéutico registrado con ese nombre o certificado para su funcionamiento en Colombia; lo anterior resulta especialmente preocupante pues se desconoce totalmente la procedencia del producto y no existe una figura legal que pueda responder por posibles daños a la salud como resultado del consumo de este medicamento.

La pandemia por COVID-19 generó un aumento de recomendaciones terapéuticas sin ningún tipo de sustento científico, usualmente impulsadas por redes sociales, cadenas de WhatsApp y “Fake News”. El uso de remedios naturales, medicamentos y productos para la limpieza como tratamiento para la infección por SARS-CoV-2 ha generado numerosas intoxicaciones y preocupación por parte de las sociedades médicas y científicas [5]. Pese a los esfuerzos por minimizar la divulgación de este tipo de información y por disminuir la automedicación, siguen existiendo productos promocionados para tratar o curar el COVID-19. Frente a esto, es importante resaltar que actualmente la vacunación es la única medida preventiva contra el COVID-19 y que, hasta la fecha, no existen medicamentos avalados como terapia de esta enfermedad. 

Recomendaciones a la comunidad en general

-En caso de estar consumiendo el producto Doriden Plus Compusitum–NF gotas C 19, suspender inmediatamente su uso.

-Abstenerse de adquirir el producto Doriden Plus Compusitum–NF gotas C 19.

-Abstenerse de adquirir medicamentos o suplementos dietarios sin registro sanitario, recomendados por páginas web, cadenas de WhatsApp o redes sociales, y de adquirirlos en establecimientos no habilitados para su venta, como plazas de mercado y tiendas naturistas no autorizados.

-En caso de conocer establecimientos donde se comercialice este producto, reportar inmediatamente al INVIMA o al ente territorial de salud competente.

-Abstenerse de seguir recomendaciones terapéuticas no brindadas por un profesional de la salud idóneo.

-En caso de presentar algún evento adverso asociado al consumo de este producto, reportar inmediatamente a su médico tratante y al INVIMA mediante la siguiente ruta en su página web: “Medicamentos y productos biológicos”- “Reporte de eventos adversos para pacientes” o mediante los links encontrados al final del documento.

-Revisar la información contenida en la etiqueta de los productos adquiridos, haciendo énfasis en las indicaciones, contraindicaciones, fecha de vencimiento y registro INVIMA.

Recomendaciones a profesionales de la salud

-En caso de encontrar pacientes que consuman Doriden Plus Compusitum – NF gotas C 19, se debe indicar su suspensión inmediata e informar sobre los posibles peligros para la salud por su consumo.

-Realizar educación sanitaria sobre los riesgos de seguir recomendaciones terapéuticas provenientes de redes sociales, cadenas de WhatsApp, páginas web o no profesionales de la salud.

-Notificar al Invima sobre la adquisición del producto mencionado.

-Realizar farmacovigilancia activa en búsqueda de efectos adversos generados por el producto en mención y notificar oportunamente al INVIMA.

Si usted desea reportar algún efecto adverso de Doriden Plus Compusitum – NF gotas C 19 contacte el Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, a la línea 294 8700 Ext: 3916, 3921 y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Si usted desea reportar ante el INVIMA un producto falsificado, fraudulento, adulterado o alterado de Doriden Plus Compusitum – NF gotas C 19 ingrese al siguiente enlace https://www.invima.gov.co/peticiones-quejas-reclamos-y-sugerencias y dé click en la pestaña “Denuncie aqui” o llame a la línea gratuita 018000 122220 o al call center (57)(1) 742 2121 Opción (6).

Para más información sobre esta alerta, siga este enlace.

REFERENCIAS

[1] INVIMA. Alerta sanitaria No° 076-2021 [Internet]. Página web INVIMA. 2021. [23 de junio de 2021]. Disponible en:

https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS%20SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2021/Abril/Alerta%20No_%20%23076-2021%20-%20Doriden%20Plus%20Compusitum%20%E2%80%93%20NF%20gotas%20C%2019%20.pdf

[2] Micromedex. Glutethimide [Internet]. Micromedex. 2021. [23 de junio de 2021]. Disponible en: https://www-micromedexsolutions-com./micromedex2/librarian/CS/4CD280/ND_PR/evidencexpert/ND_P/evidencexpert/DUPLICATIONSHIELDSYNC/C29E62/ND_PG/evidencexpert/ND_B/evidencexpert/ND_AppProduct/evidencexpert/ND_T/evidencexpert/PFActionId/evidencexpert.IntermediateToDocumentLink?docId=0160&contentSetId=31&title=GLUTETHIMIDE&servicesTitle=GLUTETHIMIDE#

[3] DrugBank. Glutethimide [Internet]. DrugBank. 2021. [23 de junio de 2021]. Disponible en: https://go.drugbank.com/drugs/DB0143

[4] Boehringer Ingelheim. Peligros de los medicamentos falsificados [Internet]. Boehringer Ingelheim. [23 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.boehringer-ingelheim.mx/sosteniblidad/sobre-nosotros/peligros-de-los-medicamentos-falsificados

[5] INVIMA. Alerta sanitaria No° 081-2020 [Internet]. Página web INVIMA. 2020. [23 de junio de 2021]. Disponible en: https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS%20SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2020/Mayo/Alerta%20No_%20%23081-2020%20-%20Dio%CC%81xido%20de%20Cloro_vff.pdf 

[6] Glatt MM. Doriden. Br Med J. 1956;1(4962):346.

domingo, 4 de julio de 2021

La FDA alerta a los profesionales de la salud y a los investigadores clínicos de oncología sobre la eficacia y los posibles problemas de seguridad con Atezolizumab en combinación con Paclitaxel para el tratamiento del cáncer de mama


Autores: María Camila Vera Sierra y Sergio Andrés Rodríguez Polania.

En agosto de 2020, la FDA alertó al personal sanitario que a raíz de un estudio clínico en Fase 3 para el tratamiento de cáncer de mama triple negativo localmente avanzado o metastásico inoperable, previamente no tratado, combinando Atezolizumab con Paclitaxel no resultó positivo; por lo que es importante tener conocimiento público que no existe evidencia de mejoría para estos pacientes y en consecuencia se deben suspender todas las terapias que se estén llevando a cabo con esta combinación de citostáticos [1].

El Atezolizumab es un medicamento antineoplásico cuyo mecanismo de acción es ser un inhibidor del punto de control inmune de anticuerpos monoclonales humanizados que se une al ligando de muerte programada 1 (PD-L1) para prevenir selectivamente la interacción entre los receptores de muerte celular programada-1 (PD-1) y B7 [2] (también conocido como CD80), sin dejar de permitir la interacción entre PD-L2 y PD-1; PD-L1 es una proteína de punto de control inmunológico expresada en células tumorales y células infiltrantes de tumores y regula negativamente la función de células T antitumorales uniéndose a PD-1 y B7.1; el bloqueo de las interacciones de PD-1 y B7.1 restaura la función de las células T antitumorales [3, 4]. Por otro lado, el Paclitaxel (unido a proteínas) es una formulación de nanopartículas de Paclitaxel unidas a albúmina que también promueve el ensamblaje de microtúbulos al mejorar la acción de los dímeros de tubulina, estabilizar los microtúbulos existentes e inhibir su desensamblaje, interfiriendo con la fase mitótica tardía G2 e inhibiendo la replicación celular. También puede distorsionar los husos mitóticos, lo que resulta en la rotura de los cromosomas. El Paclitaxel también puede suprimir la proliferación celular y modular la respuesta inmunitaria [5].

En cuanto a los efectos adversos relacionados con el Atezolizumab se puede presentar, con mayor prevalencia, hipertensión, alopecia, erupciones cutáneas, estreñimiento, artralgia, astenia, neuropatía, tos, disnea, miocarditis, síndrome de Stevens-Jhonson, hipotiroidismo, entre otros [6]. Para el Paclitaxel, se han encontrado los siguientes efectos adversos: alopecia, diarrea, náuseas, anemia, leucopenia, neutropenia, trombocitopenia, reacción de hipersensibilidad de cualquier grado, artralgia y mialgia, fibrilación auricular, arritmias cardiacas, extravasación en el lugar de la inyección, neuropatía periférica, entre otros [7].

Ambos medicamentos presentan interacciones moderadas, se pueden encontrar datos sobre el uso de Atezolizumab en mujeres embarazadas [8]. Sin embargo, su mecanismo de acción sugiere que Atezolizumab puede causar daño fetal cuando se administra durante el embarazo. Una revisión de la literatura sobre los efectos de la reproducción informó que una función principal de la vía PD-L1 / PD-1 implica mantener la tolerancia inmune materna del feto, preservando así el embarazo. Los estudios en animales demostraron que la inhibición de la vía PD-L1 / PD-1 puede conducir a un mayor riesgo de rechazo relacionado con el sistema inmunológico y, en última instancia, muerte fetal [8], y el Paclitaxel (unido a proteínas) aunque no reporta casos en seres humanos, existen reportes in vivo en animales donde se puede evidenciar a partir de su mecanismo de acción que las partículas unidas a proteínas de Paclitaxel pueden causar daño fetal cuando se administran durante el embarazo. En animales, las ratas a las que se les administraron partículas unidas a proteínas de Paclitaxel durante los días 7 a 17 de gestación, en dosis cercanas al 2% de la dosis humana máxima diaria recomendada en función del área de superficie corporal, experimentaron toxicidades embriofetales”[9].

También hay reportes de interacción en pacientes lactantes con Atezolizumab, aunque no se conoce con claridad el mecanismo de acción que genera dicha interacción, hasta el momento se desconoce si Atezolizumab se excreta en la leche materna o si su uso durante la lactancia afecta negativamente a la producción de leche o al lactante. Aunque se ha comprobado que la IgG humana se excreta en la leche materna, se desconoce el potencial de absorción y daño infantil [8] y el Paclitaxel (unido a proteínas) afecta la producción de leche o afectan al lactante como se evidencia en los estudios con animales donde la administración intravenosa de Paclitaxel radiomarcado estuvo presente en la leche de ratas lactantes, con concentraciones de radiactividad en la leche más altas que en el plasma, disminuyendo en paralelo con las concentraciones plasmáticas [9].

Durante el ensayo clínico realizado se evidenció que el tratamiento con Atezolizumab y Paclitaxel no redujo significativamente el riesgo de progresión del cáncer y muerte en comparación con placebo y Paclitaxel en la población PD-L1 positiva. Además, los resultados provisionales de supervivencia global favorecieron a Paclitaxel + placebo, sobre Paclitaxel + Atezolizumab tanto en la población PD-L1 positiva como en la población total [1].

Es importante resaltar que en Latino América entre el 30 y 40% de los casos de cáncer de mama son diagnosticados en etapa metastásica lo que influye en la calidad de vida de los pacientes y el costo elevado de las terapias en el estadio avanzado [10]. Según la Sala Especializada de Medicamentos y Productos Biológicos en Colombia, el Paclitaxel está indicado para el tratamiento inicial del cáncer de mama metastásico o localmente avanzado en una combinación con Antraciclina o Trastuzumab, si la Antraciclina no es adecuada; aunque el Paclitaxel está indicado como agente terapéutico para otros estadios y etapas de cáncer de mama. Otra de las combinaciones aprobadas en Colombia, es Paclitaxel + Doxorrubicina, aunque debe ponerse atención a la monitorización de la función cardiaca y previo al inicio de esta terapia, cada paciente debe someterse a un estudio cardíaco (examen físico, ECG, etc.). Gemcitabina, en combinación con Paclitaxel, está indicada para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama no resecable, localmente recurrente o metastásico, que han recaído luego de recibir quimioterapia adyuvante. Dentro de las nuevas indicaciones se encuentra Tykerb en combinación con Capecitabina, aunque este medicamento también requiere supervisión médica por cardiología [11].

No sustituya el Paclitaxel (unido a proteínas) con Paclitaxel (convencional) cuando se use en combinación con Atezolizumab para el tratamiento de TNBC [15].El Atezolizumab no está indicado para su uso en combinación con Paclitaxel (convencional) para el tratamiento del cáncer de mama en Colombia[14].Recomendaciones a profesionales de la salud: El Atezolizumab en combinación con Paclitaxel no está aprobado para su uso en cáncer de mama. Sin embargo, Atezolizumab en combinación con Paclitaxel(unido a proteínas), una terapia de combinación diferente, está actualmente aprobada para el tratamiento de pacientes adultos con CMTNm cuyos tumores expresan PD-L1 y también como pieza clave para el tratamiento de Cáncer de mama (irresecable localmente avanzado o metastásico triple negativo, en pacientes cuyos tumores expresan PD-L1 [células inmunes infiltrantes teñidas con PD-L1 de cualquier intensidad que cubren ≥1% del área del tumor])[5]por lo que afirma que “la aprobación continua de Atezolizumab en combinación con Paclitaxel unido a proteínas puede depender del beneficio comprobado del tratamiento en ensayos adicionales [13].

  • Cuando se administra el Paclitaxel (unido a proteínas) como parte de un régimen de quimioterapia de combinación, la secuencia de administración puede variar según el régimen de dosificación[9].
  • Hacer un ajuste de dosis para el Atezolizumab en aquellos casos donde las reacciones adversas puedan afectar la integridad del paciente [16].
  • Se debe monitorear el sitio de aplicación del Paclitaxel (unido a proteínas) durante la infusión con el fin de evitar la extravasación. Limitar la duración de la perfusión a 30 minutos puede reducir el riesgo de reacciones locales relacionadas con la perfusión [16].

Recomendaciones a la comunidad en general:

  • Consultar al médico tratante si se encuentra en período de lactancia materna durante el tratamiento con Atezolizumab, ya que no se recomienda la lactancia materna durante el tratamiento y durante al menos 5 meses después de la última dosis de Atezolizumab [10]
  • Use las precauciones adecuadas para recibir, manipular, almacenar, preparar, dispensar, transportar, administrar y desechar ya que el PACLITAXEL (unido a proteínas) es considerado un agente peligroso [13].
  • Consultar con el médico tratante cualquier reacción adversa que presente luego de la administración de los medicamentos, y no suspender el tratamiento ni realizar cambios en el régimen de dosificación o dosis hasta que su médico tratante lo apruebe. 

Por favor reportar al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 2948700 Extensión 3916, 3921, y 3847 o el correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Para más información sobre esta alerta, siga el siguiente enlace:

https://www.fda.gov/drugs/drug-safety-and-availability/fda-alerts-health-care-professionals-and-oncology-clinical-investigators-about-efficacy-and

REFERENCIAS

[1] FDA U.S. Food & Drug Administration. (August 8th, 2020). FDA alerts health care professionals and oncology clinical investigators about efficacy and potential safety concerns with atezolizumab in combination with paclitaxel for treatment of breast cancer. Disponible en:   https://www.fda.gov/drugs/drug-safety-and-availability/fda-alerts-health-care-professionals-and-oncology-clinical-investigators-about-efficacy-and

[2] Balar AV, Galsky MD, Rosenberg JE, et al. Atezolizumab como tratamiento de primera línea en pacientes no elegibles para cisplatino con carcinoma urotelial localmente avanzado y metastásico: un ensayo de fase 2, multicéntrico, de un solo brazo. Lancet. 2017; 389 (10064): 67-76. [PubMed 27939400]

[3] Rosenberg JE, Hoffman-Censits J, Powles T, et al. Atezolizumab en pacientes con carcinoma urotelial localmente avanzado y metastásico que han progresado después del tratamiento con quimioterapia basada en platino: un ensayo de fase 2, multicéntrico, de un solo brazo. Lancet. 2016; 387 (10031): 1909-1920. doi: 10.1016 / S0140-6736 (16) 00561-4 [PubMed 26952546]

[4] Fehrenbacher L, Spira A, Ballinger M y col. Atezolizumab versus docetaxel para pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (POPLAR) previamente tratado: un ensayo controlado aleatorizado de fase 2, multicéntrico y abierto. Lancet. 2016; 387 (10030): 1837-1846. [PubMed 26970723]

[5] V H Bermúdez-Morales, M en CI, II; O Peralta-Zaragoza, M en CI, II; V Madrid-Marina, Terapia génica con citocinas contra cáncer cervicouterino ISSN 0036-3634 Salud pública Méx vol.47 no.6 Cuernavaca nov./dic. 2005. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342005000600011 revisado el 7 de junio de 2021

[6] IBM Micromedex. Atezolizumab. Medication Safety: Adverse Effects. Disponible en: https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?navitem=headerLogout#

[7] IBM Micromedex. Paclitaxel. Medication Safety: Adverse Effects. Disponible en: https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?navitem=topHome&isToolPage=true#

[8]Product Information: ABRAXANE(R) intravenous injection suspension, paclitaxel protein-bound particles intravenous injection suspension. Celgene Corporation (per FDA), Summit, NJ, Aug, 2020.

[9] Schmid P, Adams S, Rugo HS, et al; IMpassion130 Trial Investigators. Atezolizumab and nab-paclitaxel in advanced triple-negative breast cancer. N Engl J Med. 2018;379(22):2108-2121. doi:10.1056/NEJMoa1809615 [PubMed 30345906]

1. [10] Organización Panamericana de la Salud PAHO. (2018) Cáncer de Mama en las Américas. Disponible en: https://www.paho.org/sites/default/files/Cancer-mama-Americas-factsheet-ES%20%281%29.pdf

1. [11] INVIMA. (Diciembre, 2013) Sala Especializada de Medicamentos y Productos Biológicos Acta N° 53, Sesión Extraordinaria. Disponible en: https://www.invima.gov.co/documents/20143/1266661/Acta+No+53+de+2013+SEMPB+final.pdf/96c2b56a-44c9-ec79-8303-60f0de9bc459?t=1561674575621

[12] INVIMA. Consulta Datos de Productos. Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[13] Product Information: TECENTRIQ(R) intravenous injection, atezolizumab intravenous injection. Genentech, Inc (per manufacturer), South San Francisco, CA, Apr, 2018.

[14] Schmid P, Rugo HS, Adams S, et al; IMpassion130 Investigators. Atezolizumab plus nab-paclitaxel as first-line treatment for unresectable, locally advanced or metastatic triple-negative breast cancer (IMpassion130): updated efficacy results from a randomised, double-blind, placebo-controlled, phase 3 trial. Lancet Oncol. 2020;21(1):44-59. doi:10.1016/S1470-2045(19)30689-8 [PubMed 31786121]

2. [15] West H, McCleod M, Hussein M, et al. Atezolizumab in combination with carboplatin plus nab-paclitaxel chemotherapy compared with chemotherapy alone as first-line treatment for metastatic non-squamous non-small-cell lung cancer (Impower130): a multicentre, randomised, open-label, phase 3 trial. Lancet Oncol. 2019;20(7):924-937. doi: 10.1016/S1470-2045(19)30167-6. [PubMed 31122901]

3. [16] Galsky MD, Arija JÁA, Bamias A, et al; Grupo de estudio IMvigor130. Atezolizumab con o sin quimioterapia en el cáncer urotelial metastásico (IMvigor130): un ensayo de fase 3 multicéntrico, aleatorizado y controlado con placebo. Lancet . 2020; 395 (10236): 1547-1557. doi: 10.1016 / S0140-6736 (20) 30230-0 [PubMed 32416780 ]

4. [17]Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos; Centros de Control y Prevención de Enfermedades; Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional. Lista de NIOSH de antineoplásicos y otros medicamentos peligrosos en entornos de atención médica 2016. https://www.cdc.gov/niosh/docs/2016-161/ . Actualizado en septiembre de 2016. Consultado el 21 de junio de 2021.

[18] Schmid P, Adams S, Rugo HS y col. Atezolizumab y nab-paclitaxel en cáncer de mama avanzado triple negativo. N Engl J Med. 2018; 379 (22): 2108-2121. [PubMed 30345906]

sábado, 19 de junio de 2021

Alerta sanitaria sobre comercialización fraudulenta de propofol 200 mg/20 gr emulsión inyectable.


Por: Natalia Murillo y Jessica Salinas


El instituto nacional de vigilancia de medicamentos y alimentos INVIMA emite el 12 de abril del 2021, la alerta sanitaria número 075-2021 sobre la comercialización fraudulenta del producto Propofol 200mg/20 gl (gr) emulsión inyectable, el cual incluye en sus empaques la marca LB®. El organismo aclara que existe un producto amparado bajo el registro sanitario INVIMA 2021M-0016250-R1 con esta misma denominación el cual tiene uso hospitalario y su venta debe ser bajo fórmula médica. También especifican que este medicamento originalmente en sus artes y etiquetas no contienen la marca LB® [1]. Hacen un llamado a la ciudadanía puesto que es una situación que pone en riesgo la salud del paciente que requiere este medicamento como anestesia general. Al ser un producto comercializado ilegalmente no se tiene información que permita saber y evaluar la trazabilidad de fabricación tal como la cantidad de activo por vial o la información de almacenamiento y estabilidad del medicamento [2].

El propofol es una emulsión inyectable que tiene una rápida distribución sobre el sistema nervioso central (SNC) generando una modulación positiva sobre la función Inhibitoria del neurotransmisor GABA uniéndose a los receptores GABA-A , su tiempo de inicio de acción es de 15 a 40 segundos, Su rápida distribución y absorción hacen que no se puedan medir su concentración plasmática máxima, con un tiempo de acción que va de 5 a 10 minutos, este anestésico se utiliza principalmente durante el inducción de la sedación general[3]. Entre sus efectos adversos comunes se encuentra dolor en el lugar de la inyección (hasta 66,8%), náuseas y vómito (2% a 2,5%) y movimiento involuntario del músculo (17%). Por su parte entre los efectos graves se encuentra bradiarritmia (4.8%), insuficiencia cardíaca (hasta 10%), hipertensión, pancreatitis, anafilaxia (2,6%)[4] [6].

El riesgo que puede tener un medicamento fraudulento con este principio activo, parte de que estos productos pocas veces tienen control de calidad y puede tener una cantidad baja de activo impidiendo que se realice su acción farmacológica. Tener una mayor cantidad de activo generando los efectos adversos anteriormente descritos hasta causar la muerte del paciente. Además puede producir complicaciones en enfermedades, intoxicaciones por contener ingredientes tóxicos, haber sido completamente reempacado perdiendo esterilidad y ser fuente de carga microbiana, haber sido producido en condiciones que no cumplen con las Buenas Prácticas de elaboración vigentes y no haber sido transportado y almacenado correctamente, lo cual pone en riesgo la vida del paciente. [3][5][6]

En Colombia el propofol se encuentra registrado e indicado como anestésico intravenoso de acción corta, adecuado para la inducción y el mantenimiento de la anestesia general. Puede utilizarse para la sedación de pacientes adultos sometidos a ventilación mecánica en la unidad de terapia intensiva. También indicado en sedación consciente para procedimientos invasivos cortos, procesos quirúrgicos y de diagnóstico.
 

Tabla 1. Productos disponibles en Colombia

Nombre del producto

Registro sanitario

Estado del registro

Modalidad

SILFATEL 200mg/20mL Emulsión inyectable

INVIMA 2021-M0020026

Vigente

Importar y vender

SEVOFOL 1% Emulsión inyectable

INVIMA 2020-M0019945

Vigente

Importar y vender

PROPOFOL 200mg/20mL EMULSION INYECTABLE

INVIMA 2021-M0016250-R1

Vigente

Importar y vender

PROPOFOL 200mg/20mL Emulsión inyectable

INVIMA 2021-M0015655-R1

Vigente

Importar y vender

PROPOFOL USP 100mg/10mL Emulsión inyectable

INVIMA 2015-M0016356

Vigente

 

Importar y vender

SERAFOL 1%

INVIMA 2020-M0015652-R1

Vigente

Importar y vender

AMOROFOL

INVIMA 2014-M0015057

Vencido

Importar y vender

FEXMOR

INVIMA 2007-M0007056

Pérdida por fuerza ejercida

Importar y vender

TROYPOFOL

INVIMA 2016-M0011252-R1

En trámite renovación

Importar y vender


Fuente: INVIMA [2]



RECOMENDACIONES [1] [3] [8]

Recomendaciones a pacientes.

● No adquirir medicamentos o suplementos dietarios que no posean el registro sanitario o no esté vigente, puesto que estos productos pueden contener activo o excipientes que pongan en riesgo su salud.

● Informar de manera inmediata y oportuna al instituto nacional de vigilancia de medicamentos y alimentos INVIMA o a la secretaria de salud distrital si posee conocimiento de lugares donde se fabrique, distribuya o comercialice este producto falsificado.

● Si realizaron intervenciones quirúrgicas o con necesidad de uso de propofol y posterior al procedimiento presenta efectos adversos por Propofol fraudulento como: cambios pupilares, bradi o taquicardia, respiración acelerada o dificultad para respirar, boca seca, náuseas, vómito, diarrea, somnolencia. Se recomienda reportarlo inmediatamente al médico tratante o si los síntomas son muy severos acudir por asistencia médica de urgencias de manera oportuna.

Recomendaciones a profesionales de la salud.

● Si identifica propofol 200mg/20gr emulsión inyectable fraudulento, reportarlo inmediatamente al INVIMA por medio del Grupo Unidad de Reacción Inmediata GURI donde se pueden hacer denuncias de medicamentos fraudulentos por medio de formulario web. Al identificar este medicamento fraudulento se deberá contactar a los hospitales que cuentan con el Propofol de esta marca y hacer una revisión de las unidades disponibles con el fin de retirar el medicamento, dejarlo en cuarentena y generar una alarma para que genere la debida investigación al proveedor del medicamento.

● En el caso de hallar pacientes que van a ser administrados o que ya fueron administrados con propofol fraudulento, se debe indicar la suspensión inmediata del mismo e informar sobre los posibles riesgos para la salud que se pudieran presentar.

● Se debe tener un control más exhaustivo a la cadena de distribución haciendo un rastreo de información desde la fabricación, importación, acondicionamiento y distribución del medicamento comprometiendo y responsabilizando a los distribuidores de los productos fraudulentos.


Si usted desea reportar algún efecto adverso de propofol contacte con el Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 294 8700 ext.: 3916, 3921, y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM. Si usted desea reportar un producto falsificado, fraudulento, adulterado o alterado de Propofol ingrese a la página web del INVIMA en el siguiente enlace https://www.invima.gov.co/peticiones-quejas-reclamos-y-sugerencias , en la pestaña “Denuncie aqui” o llamando a la línea gratuita 018000 122220 o al Call Center (57)(1) 742 2121 opción (6), caso en el cual el profesional que atiende lo orientará sobre el trámite.

Para más información sobre esta alerta, siga este enlace: https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS%20SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2021/Abril/Alerta%20No_%20%23075-2021%20-%20Propofol%20200mg_20gr%20emulsio%CC%81n%20inyectable%20.pdf
 
 

REFERENCIAS 


[1] Instituto nacional de vigilancia de medicamentos y alimentos INVIMA, Alerta sanitaria sobre Comercialización fraudulenta del producto Propofol 200mg/20gl (gr) emulsión inyectable. Consultada el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS%20SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2021/Abril/Alerta%20No_%20%23075-2021%20-%20Propofol%20200mg_20gr%20emulsio%CC%81n%20inyectable%20.pdf

[2] Instituto nacional de vigilancia de medicamentos y alimentos INVIMA, Sistema de consulta de productos Propofol, Consultada el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[3] Drugbank. Propofol. Consultado el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://go.drugbank.com/drugs/DB00818

[4] Micromedex. Efectos adversos del Propofol. Consultado el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/CS/13BED9/ND_PR/evidencexpert/ND_P/evidencexpert/DUPLICATIONSHIELDSYNC/8883C6/ND_PG/evidencexpert/ND_B/evidencexpert/ND_AppProduct/evidencexpert/ND_T/evidencexpert/PFActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?SearchTerm=propofol&UserSearchTerm=propofol&SearchFilter=filterNone&navitem=searchALL#

[5] Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios CIMA. Prospecto propofol 10 mg/ml emulsión inyectable y para perfusión Consultado el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/62953/Prospecto_62953.html

[6] Drugs.com. Efectos secundarios del propofol. Consultado el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://www.drugs.com/sfx/propofol-side-effects.html

[7] Boehringer Ingelheim. “Peligros de los medicamentos falsificados”. Consultado el 09 de junio del 2021. Disponible en: https://www.boehringer-ingelheim.mx/sosteniblidad/sobre-nosotros/peligros-de-los-medicamentos-falsificados

[8] Micromedex. Propofol. Consultado el 25 de Mayo del 2021. Disponible en: https://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?navitem=topHome&isToolPage=true#

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...