martes, 27 de abril de 2021

¿Sabía usted que se encuentran actualmente en desarrollo alternativas terapéuticas destinadas a la anticoncepción masculina?


Autores: Joan Felipe Ayala Rojas, Julián Mora Molina, Silvia Juliana Muñoz Álvarez, María Fernanda Prieto Bustamante.

Actualmente en Colombia, el Ministerio de Salud y Protección social incluye una serie de métodos anticonceptivos en el Plan de Beneficios en Salud (PBS) que se encuentran dirigidos en su totalidad a mujeres (1), permitiendo visualizar una importante diferencia en el sistema, pues es la mujer quien debe asumir la responsabilidad de la anticoncepción, sin considerar las repercusiones fisiológicas, psicológicas y socioeconómicas que esto conlleva.

El control de natalidad se refiere al uso de medicamentos, dispositivos médicos, procedimientos quirúrgicos y comportamientos sexuales que pueden prevenir embarazos; alrededor del mundo el 40-45% de estos embarazos son no planeados (2), y pese a que estas cifras han representado una problemática socioeconómica y de salud pública debatida históricamente, no fue sino hasta la década de los sesenta que se comenzaron a ofrecer y producir masivamente anticonceptivos hormonales orales como alternativa de control, dirigidos específicamente a mujeres (3). Si bien la anticoncepción hormonal ha sido empleada de manera efectiva por décadas en la población femenina, y ha revolucionado la reproducción sexual fomentando el derecho de la mujer a una maternidad deseada, se evidencia una diferencia significativa entre hombres y mujeres sobre la responsabilidad frente a la anticoncepción. Esta diferencia surge principalmente por las dificultades presentadas durante la etapa de investigación de fármacos para uso masculino asociadas a la aparición de efectos indeseados graves como la infertilidad y a la complejidad de hallar fármacos efectivos pero seguros con un buen balance riesgo-beneficio (4).

Las mujeres son las usuarias mayoritarias de métodos anticonceptivos, siendo algunos de ellos de tipo invasivo: Dispositivos intrauterinos (DIU), anillo vaginal, ligadura de trompas, implantes, que pueden llegar a producir alteraciones hormonales y una amplia lista de efectos secundarios  (5)(6) entre estos el aumento de peso; según un estudio prospectivo realizado en mujeres que usaban la inyección anticonceptiva Depo-Provera, se encontró que estas ganaron en promedio 5.1 Kg en 36 meses, asimismo, se encontró que los anticonceptivos orales combinados aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres que tienen migrañas con aura, por lo que su uso está contraindicado en estas pacientes (7). Una revisión sistemática encontró que en gran medida los motivos de abandono de algunos métodos anticonceptivos (como anticoncepción oral y DIU hormonal) por parte de las mujeres estaban asociados a su insatisfacción por los efectos secundarios, así como por el sangrado irregular que es común en los primeros meses de uso de estos tratamientos (8), además, los efectos adversos de los anticonceptivos hormonales sobre el estado de ánimo parecen ser más consistentes en mujeres con antecedentes de síntomas depresivos y/o experiencia negativa previa por la ingesta de estos (9). Adicionalmente, puede desarrollarse o empeorar el acné con el uso de anticonceptivos que sólo contienen progestina; un estudio basado en un cuestionario de 161 mujeres que usaron el sistema intrauterino liberador de levonorgestrel (Mirena) para el sangrado uterino disfuncional encontró que el 22 por ciento interrumpió el uso debido a los efectos asociados a la progestina (p. Ej., Acné, piel grasa, hirsutismo, hinchazón, dolores de cabeza, ganancia, depresión, sensibilidad en los senos, disminución de la libido) (10).

Pese a las múltiples barreras científicas asociadas a la complejidad en el desarrollo de métodos que disminuyan el conteo espermático sin tener repercusiones a nivel hormonal y por tanto sexual y reproductivo en el hombre y algunos aspectos culturales que han impedido avances en el desarrollo de alternativas de anticoncepción masculina, el aumento en las exigencias por parte de las mujeres y la concientización de la importancia de la participación masculina en la contracepción han generado que cada vez más hombres quieran asumir la decisión del control de natalidad a través de los métodos disponibles actualmente, como el preservativo masculino o la vasectomía, lo que a su vez ha despertado interés por la investigación sobre nuevas alternativas terapéuticas hormonales y no hormonales, y ha aumentado el conocimiento sobre el posible funcionamiento de las mismas permitiendo la aparición de moléculas que parecen ser prometedoras, seguras y eficaces (11).

Anticoncepción No Hormonal Masculina

Conceptualmente los anticonceptivos no hormonales están aún por llegar a pruebas clínicas, sin embargo, tienen los siguientes objetivos (12):

     Interrupción de la maduración del esperma dentro del testículo

     Bloqueo del transporte efectivo de los espermatozoides por medio de la alteración de la motilidad.

     Inhibición de la fusión espermatozoide-óvulo.

Se han encontrado fármacos que estarían asociados a la inhibición de la producción de espermatozoides a nivel testicular (espermatogénesis), como el Gamendazol, que actúa en principio a nivel de las células de Sertoli generando inhibición de la producción de inhibina B in vitro, así como una disminución de los niveles séricos in vivo, además, no genera variaciones en la producción de testosterona aunque se ha evidenciado un incremento transitorio de hormona folículo estimulante (FSH), y algunas indenopiridinas (12). Otros, como el EPO55, que han demostrado afectar la maduración de los espermatozoides en el epidídimo, etapa crucial en el desarrollo de un espermatozoide viable, y algunos fármacos, como la Ciclosporina A, que afectan la morfología y la motilidad espermática. Estas moléculas son de especial interés dado que al no tener un efecto hormonal directo resultan tener mejores prospectos de seguridad, toxicidad, selectividad y especificidad que aquellas asociadas a una terapia hormonal, sin embargo, muchas de ellas se encuentran en etapas iniciales de investigación y no han podido avanzar a fases posteriores por la aparición de efectos adversos notables o proceso de infertilidad irreversible bien sea tras la administración inmediata o prolongada. (13)(14)

Uno de los compuestos más relevantes actualmente es la triptonida, que se estima ejerce su acción antiespermatogénica mediante el incremento de la ciclina 4 y de la quinasa dependiente de ciclina 4 a la vez que disminuye la biosíntesis de protamina; según estudios preclínicos, al ser administrada oralmente en ratones y chimpancés ha presentado un efecto anticonceptivo importante en pocas semanas y que es totalmente reversible tras su interrupción. Este efecto está asociado al cambio en la morfología de los espermatozoides que reduce su motilidad a niveles mínimos. De acuerdo con los estudios histológicos y hematológicos realizados hasta ahora, la molécula no presenta efectos tóxicos significativos por lo que es una alternativa que parece cumplir todos los criterios de un candidato a fármaco anticonceptivo viable, incluyendo la biodisponibilidad, la eficacia, la reversibilidad y la seguridad. (15)

Las moléculas mencionadas anteriormente representan solo algunos ejemplos de los múltiples compuestos que se encuentran en investigación y dan muestra de la posibilidad y la viabilidad en el desarrollo de un medicamento anticonceptivo masculino.

Anticoncepción Hormonal Masculina

La terapia anticonceptiva masculina más estudiada se basa en la aplicación de testosterona exógena (T) en diferentes presentaciones, que actúa disminuyendo las concentraciones de hormonas luteinizante y folículo estimulante hasta el punto en que no pueda darse la espermatogénesis. La principal presentación para administración de T es en su forma enantato, la cual ha demostrado ser tan eficaz en la prevención del embarazo como los tratamientos anticonceptivos hormonales femeninos existentes, y aunque presenta algunos efectos secundarios no hay una afectación significativa en la calidad de vida y la función sexual (11). Entre otras presentaciones se encuentran la Testosterona undecanoato, la cual ha demostrado eficacia en población masculina china, y la Testosterona gel, que en combinación con progestinas ha logrado concentraciones séricas suficientes para disminuir las gonadotropinas y la espermatogénesis (11) (16).

Otra terapia hormonal que ha sido estudiada consiste en la combinación de las terapias con testosterona y con progestinas como levonorgestrel, noretisterona, 17-Acetato de medroxiprogesterona (DMPA), entre otros (11). Respecto a esta combinación de fármacos se ha observado una eficacia mayor a la presentada por la administración de la testosterona exógena en monoterapia, efecto probablemente presentado por la capacidad de las progestinas de inhibir la secreción de gonadotropinas desde la glándula hipófisis. Algunas progestinas pueden llegar a tener efectos sobre los receptores de andrógenos, y es por esto que se pueden potenciar los efectos adversos hormono-dependientes, como la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata, presentados por la Testosterona exógena, cuyo efecto se da justamente por su interacción con este receptor, sin embargo, aún no hay estudios clínicos relevantes que confirmen esto (11)(16).

¿En qué van los estudios de anticonceptivos hormonales?

Los estudios de eficacia de los anticonceptivos masculinos hormonales han mostrado que, por ejemplo, implantes de 800 mg o 120 mg de Testosterona por 3 meses, logran suprimir la concentración de espermatozoides por mililitro en el 72% de los hombres a menos de 1 millón, y sin ocurrencia de embarazos por hombres que permanecieron suprimidos. El retiro del implante ocurrió en algunos participantes sin efectos secundarios androgénicos. En un estudio posterior en Australia, que combinaba T con acetato de medroxiprogesterona de depósito intramuscular, el 94% de los hombres logró esperma < 1 millón/mL y no se produjeron embarazos durante el año de uso (17). Algunos hombres experimentaron aumento de peso atribuido a la progestina. Para simplificar la dosis, un estudio en China empleó undecanoato de Testosterona de acción prolongada, mostrando que un 95% de ellos lograron espermatozoides <1 millón/ mL, pero, durante la fase de eficacia de 24 meses se produjeron 9 embarazos y se reportaron efectos secundarios androgénicos, como aumento de hematocrito, acné, aumento de peso y cambios en la libido (18).

Recomendaciones

Se invita a las parejas sexuales, así como a la población en general, a consultar con su médico, según sus necesidades, acerca de los posibles tratamientos anticonceptivos masculinos existentes y disponibles. Promover la equidad de género en la responsabilidad de la anticoncepción es trabajo de todos.

Invitamos a los profesionales en salud, a actualizarse en materia de anticoncepción, tanto femenina como masculina existente y disponible en Colombia, a gestar iniciativas de educación sanitaria, promover la anticoncepción masculina y la equidad de género en materia de anticoncepción.

El centro de información de medicamentos de la universidad nacional (CIMUN) le abre las puertas a la población en general a consultar sobre sus tratamientos anticonceptivos.

Conclusiones

La anticoncepción femenina, si bien presenta un desarrollo amplio, aún no provee perfiles de seguridad totalmente eficientes, generando que diferentes poblaciones de mujeres no accedan a estos métodos, poniendo en riesgo su derecho a la maternidad deseada y ocasionando repercusiones a nivel fisiológico, psicológico y socioeconómico.

- A pesar de que el proceso de desarrollo de anticonceptivos masculinos se ha visto ralentizado  por la aparición de efectos indeseados asociados a varios de los fármacos ya descritos, estas investigaciones han permitido ampliar el panorama y han generado conocimiento valioso sobre el entendimiento de los procesos involucrados en la reproducción masculina, la identificación de los posibles blancos terapéuticos y de moléculas con actividad que pueden ser sujeto de investigaciones posteriores para ser optimizadas y como base para el desarrollo de análogos estructurales, que permitiría aumentar  así su seguridad, selectividad y eficacia.

- Se están desarrollando estudios, a nivel preclínico y clínico, para establecer la eficacia y seguridad de diferentes terapias hormonales para anticoncepción masculina, actualmente con más desarrollo, en pro de generar información que permita establecer sus ventajas y desventajas, discernir sobre su uso, y establecer el prospecto a futuro de estas terapias para uso en la población masculina.

REFERENCIAS

  1. Métodos anticonceptivos modernos [Internet]. Minsalud.gov.co. 2021. Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/ssr/Paginas/Metodos-anticonceptivos-modernos.aspx
  2. Herd P, Higgins J, Sicinski K, Merkurieva I. The implications of unintended pregnancies for mental health in later life. Am J Public Health. 2016;106:421–9
  3. Chouchane M. Contraception: How Far Are We From Gender Equality? | Biotech Connection [Internet]. Biotech Connection. 2020. Disponible en: https://biotechconnectionbay.org/viewpoint/contraception-how-far-are-we-from-gender-equality/
  4. Gava G, Meriggiola M. Update on male hormonal contraception. Therapeutic Advances in Endocrinology and Metabolism. 2019;10:204201881983484.
  5. Espinosa Damián G, Paz Paredes L. La perspectiva de género en las políticas de salud reproductiva. Sociológica. 2004;19(54):125-153.
  6. Contraceptive Use by Method 2019 [Internet]. Un.org. 2019. Disponible en: https://www.un.org/development/desa/pd/sites/www.un.org.development.desa.pd/files/files/documents/2020/Jan/un_2019_contraceptiveusebymethod_databooklet.pdf
  7. Loder EW, Buse DC, Golub JR. Headache as a side effect of combination estrogen-progestin oral contraceptives: a systematic review. Am J Obstet Gynecol. 2005;193(3 pt 1):636–649.
  8. Moreau C, Cleland K, Trussell J. Contraceptive discontinuation attributed to method dissatisfaction in the United States. Contraception. 2007;76(4):267–72
  9. Lewis C, Kimmig A, Zsido R, Jank A, Derntl B, Sacher J. Effects of Hormonal Contraceptives on Mood: A Focus on Emotion Recognition and Reactivity, Reward Processing, and Stress Response. Current Psychiatry Reports. 2019;21(11).
  10. Daud S, Ewies AA. Levonorgestrel-releasing intrauterine system: why do some women dislike it? Gynecol Endocrinol. 2008;24(12):686–690.
  11. Mathew V, Bantwal G. Male contraception. Indian Journal of Endocrinology and Metabolism. 2012;16(6):910.
  12. Thirumalai A, Page S. Recent Developments in Male Contraception. Drugs. 2019; 79(1):11-20.
  13. O'Rand M, Silva E, Hamil K. Non-hormonal male contraception: A review and development of an Eppin based contraceptive. Pharmacology & Therapeutics. 2016;157:105-111.
  14. Kent K, Johnston M, Strump N, Garcia T. Toward Development of the Male Pill: A Decade of Potential Non-hormonal Contraceptive Targets. Frontiers in Cell and Developmental Biology. 2020;8.
  15. Chang Z, Qin W, Zheng H, Schegg K, Han L, Liu X et al. Triptonide is a reversible non-hormonal male contraceptive agent in mice and non-human primates. Nature Communications. 2021;12(1).
  16. Wang C, Swerdloff R. Hormonal approaches to male contraception. Current Opinion in Urology. 2010;20(6):520-524.
  17. Turner L, Conway AJ, Jimenez M, Liu PY, Forbes E, McLachlan RI, Handelsman DJ. Contraceptive efcacy of a depot progestin and androgen combination in men. J Clin Endocrinol Metab. 2003;88:4659–67.
  18. Gu Y, Liang X, Wu W, Liu M, Song S, Cheng L, Bo L, Xiong C, Wang X, Liu X, Peng L, Yao K. Multicenter contraceptive efcacy trial of injectable testosterone undecanoate in Chinese men. J Clin Endocrinol Metab. 2009;94:1910–5.

jueves, 22 de abril de 2021

¿Sabía usted que el uso combinado de Marihuana y Sildenafil incrementa el riesgo de sufrir accidentes coronarios?


Autores: Javier Felipe Castaño Ramírez, Juan Pablo Buitrago Rosas, Santiago Silva Torres, Juan David Ramírez Penagos

El observatorio de drogas de Colombia (ODC) reconoce que la Marihuana es la droga ilícita más consumida en el territorio nacional, con aproximadamente 239.862 consumidores únicamente en Bogotá, haciendo énfasis además en que la mayor cantidad de consumidores son hombres y que alrededor de un 8% tenían entre 18 y 24 años de edad.[1] Adicional, un estudio realizado sobre la cifras de la disfunción eréctil en el norte de Suramérica indica que Colombia cuenta con una prevalencia de aproximadamente el 52,8% para el año 2002 [2], lo cual se relaciona con el hecho de que el consumo de marihuana en dosis elevadas (4 veces por semana), disminuye los niveles de testosterona [2]. A pesar de lo que se podría considerar, el uso de Sildenafil en población Juvenil ha venido incrementando con el paso del tiempo, asociado a diferentes factores emocionales, físicos o sociales, lo que deja como resultado que una de las poblaciones que más emplea Sildenafil durante sus relaciones sexuales son los jóvenes entre 16 y 25 años, impulsados por mejorar su desempeño durante el coito. [3]

Por otra parte, en diversas fuentes periodísticas se han informado los impactos negativos de la pandemia sobre las relaciones sexuales entre los individuos, tanto por los riesgos en salud asociados a un posible contagio  de la enfermedad así como por las dificultades que el distanciamiento social impone sobre las interacciones entre los individuos, razón por la cual algunos expertos en la materia, sugieren que una vez superada esta situación de aislamiento, puede tener lugar una “época de desenfreno”, lo cual si bien puede parecer un poco exagerado no puede descartarse de forma inmediata como poco plausible.[4][5] El panorama anterior plantea algunas preocupaciones epidemiológicas sobre posibles efectos negativos en la salud de las personas asociados al consumo de medicamentos como el Sildenafil de forma concomitante con drogas recreativas como la marihuana, que si bien ya han sido reportados en la literatura médica en periodos anteriores, podrían presentar un incremento de su uso en el periodo post-pandemia por las razones anteriormente expuestas.

EFECTO DE LA MARIHUANA EN EL MECANISMO DE ACCIÓN  DE FÁRMACOS

La planta de cannabis contiene más de una docena de principios activos, sin embargo, sus tres cannabinoides principales son el delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC), el cannabidiol (CBD) y el cannabinol (CBN), estos metabolitos activos presentan mecanismos de acción que interfieren con el mecanismo de acción de diversos fármacos que son sustratos de ciertas enzimas de la familia CYP, entre estos se encuentra el Sildenafil. Estudios muestran que las enzimas involucradas en el metabolismo de fármacos como son los CYP2C9, CYP1A1/2, y CYP1B1 pueden ser inhibidas por cualquiera de estos tres metabolitos Δ9-THC, CBD y CBN, las isoformas CYP2D6, CYP2C19, CYP2B6, y CYP2J2 son inhibidas por THC y CBD, el Δ-tetrahidrocannabinol puede actuar como activador de CYP2C9 e inductor de CYP1A1; mientras que El cannabidiol (CBD) se presenta como un inhibidor potente de las isoenzimas citocromo CYP3A4 (de hecho CYP3A4/5/7)  y CYP2D, lo que implica  que puede dar lugar a un incremento de las concentraciones séricas de Sildenafil y otros inhibidores -selectivos- de fosfodiesterasa-5 (PDE5) cómo el Vardenafil y el Tadalafil). Adicionalmente también se ha asociado el consumo de Cannabis con inhibición de otra enzimas involucradas en el metabolismo de fármacos, como son Glucuroniltransferasas (UGTs) y carboxilesterasa 1 (CES1).[6][7]

MECANISMO DE ACCIÓN SILDENAFIL

El Sildenafil es un fármaco empleado para el tratamiento de disfunción eréctil y para la hipertensión arterial pulmonar. En su efecto de disfunción eréctil, el mecanismo de acción ocurre directamente en el cuerpo cavernoso, ya que para que ocurra la erección (priapismo) debe ocurrir una liberación de óxido nítrico (NO) en el lugar al momento de una estimulación sexual. El mecanismo inicia una vez el óxido nítrico activa la enzima guanilato ciclasa, dando como resultado un aumento de la guanosina monofosfatasa cíclica (GMPc), y como efecto final la relajación del músculo liso en el cuerpo cavernoso, permitiendo el flujo de sangre y generando una “inundación” de sangre, para finalmente obtenerse una erección. El Sildenafil es un inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5) en el cuerpo cavernoso, este fármaco potencia el efecto relajante del NO en el tejido, por lo que al momento de activarse el mecanismo del NO y GMPc, la inhibición de PDE5 por parte del Sildenafil resulta en un incremento del GMPc en el cuerpo cavernoso, y al momento de la estimulación sexual, el proceso de la erección ocurre con mayor facilidad. El efecto de controlar la hipertensión arterial pulmonar, ocurre de una manera similar que la anteriormente mencionada, ya que en la vasculatura pulmonar también se encuentra PDE5, por lo que el Sildenafil aumenta la GMPc en la vasculatura de músculo liso pulmonar, causando una relajación de este, y por lo tanto generando la vasodilatación. [6][8]

MARIHUANA Y DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Estudios recientes han demostrado una relación directa entre el uso prolongado de marihuana (sea su uso de forma recreativa o medicada) y episodios de disfunción sexual. Se han planteado dos hipótesis acerca del mecanismo por el cual  la marihuana tendría este efecto: la primera es una vía central a través del hipotálamo donde se plantea que la unión al receptor cannabinoide CB-1 inactiva las neuronas oxitocinérgicas centrales [9], y  la segunda es una vía periférica en el cuerpo cavernoso, esta hipótesis se basa en la presencia de receptores cannabinoides CB-1 y CB-2 en los tejidos del cuerpo cavernoso inhibiendo la producción de óxido nítrico [10]; sin embargo no se ha podido determinar con precisión ambos mecanismo debido a que la disfunción eréctil tiene diferentes etiologías ya sean mentales, físicas o patológicas. [11]

Por otro lado, aunque es un tema bastante controversial, el uso prolongado de marihuana viene asociado también a una neurotoxicidad asociada principalmente a la presencia de THC en el SNC; en el trabajo realizado por Chang et al., se encontró que pequeñas dosis de THC ocasionaron muerte en cultivos celulares de hipocampo (centro regulatorio del aprendizaje, estimulación, memoria, placer, entre otros) además de comprobar que las neuronas del hipocampo son más sensibles al THC que las células corticales, lo que podría aumentar el riesgo de padecer síntomas psicóticos asociados al desbalance en los niveles basales de neurotransmisores como Dopamina y Serotonina que se encuentran íntimamente ligados a la regulación del placer y al sistema de la recompensa, lo cual se encuentra naturalmente vinculado con las sensaciones a las que se asocia el sexo y podría aumentar la posibilidad de padecer disfunción eréctil asociado a factores mentales. [12][13][14]

En una revisión bibliográfica realizada en el 2019 de estudios clínicos y casos reportados realizados a nivel mundial que involucró a un total de 3.395 hombres, se encontró que los hombres que ya padecen de disfunción eréctil y que son consumidores de marihuana tienen mayor prevalencia (aproximadamente mayor al 65%) de seguir padeciendo disfunción eréctil que los hombres que no la consumen; por otro lado este estudio también demostró que los hombres que no padecen de disfunción eréctil y que consumen marihuana tienen mayor probabilidad de padecer disfunción (una proporción de aproximadamente 4 a 1) en comparación con hombres que no consumen marihuana. Estos estudios necesitan mayor profundización de tal manera que sea posible ampliar la información y obtener datos precisos, sin embargo, al mirar la tendencia reportada en la revisión, el uso de marihuana y Sildenafil será un riesgo a futuro de la salud en la población masculina. [12]

RIESGOS Y EFECTOS ADVERSOS

El Sildenafil puede presentar efectos adversos leves a nivel dermatológico y gastrointestinal, o presentar efectos adversos severos en el sistema vascular, dentro de los cuales son comunes el infarto de miocardio y la anemia drepanocítica con crisis vasooclusiva. [15] Por otro lado, los efectos adversos causados por el consumo de marihuana varían según la frecuencia de uso, la planta y las características individuales de la persona; los efectos adversos en usuarios no crónicos de marihuana que generalmente se pueden presentar son aumentos en la frecuencia cardíaca y la presión arterial (este efecto es dependiente de la dosis de marihuana consumida), para el caso de los usuarios crónicos los efectos adversos van relacionados con la disminución de la frecuencia cardíaca, presión arterial reducida e hipotensión ortostática, también se puede presentar alteración de la microcirculación coronaria y flujo coronario lento. Además de los riesgos individuales que presentan la marihuana y el Sildenafil, la marihuana puede inhibir la CYP3A, causando un incremento en su concentración a nivel sanguíneo lo que conlleva a un aumento en la probabilidad de que los efectos adversos severos característicos del Sildenafil se puedan presentar, en especial los efectos adversos a nivel cardiovascular. [13][16][17]

MENSAJES CLAVE

Si bien no se dispone de información suficiente que permita establecer de forma definitiva una relación causal significativa entre el uso concomitante de ambas sustancias y un posible efecto cardiovascular, se dispone de algunos reportes de casos individuales y  revisiones sistemáticas que pueden orientar en la determinación del posible impacto de dicho consumo; cabe mencionar que la información encontrada hace referencia a situaciones en donde el uso de estas sustancias tiene un carácter recreacional, es decir no corresponde ni deriva de un escenario de tratamiento.[13] [19]

Algunos estudios reportan eventos cardiovasculares como taquicardia, vasodilatación extendida, hipotensión, entre otros, asociados al consumo aislado de Cannabinoides [17][18] Mientras que las principales alteraciones cardiovasculares observadas en la utilización conjunta de estas dos sustancias son Síndrome coronario agudo (SCA) , Infarto del miocardio (IM) e Infarto posterior sin onda Q y otro sin elevación ST, en donde diversos estudios a lo largo de los años indican que el Viagra (Sildenafil Citrato) se ha asociado a IM por mecanismos como isquemia, robo coronario debido a la vasodilatación extendida, etc; mientras que el SCA se asocia principalmente a un aumento de la demanda de oxígeno debida a un incremento de carboxihemoglobina producida por el consumo de Cannabis. [13][18][19][20] Adicionalmente, el CBD puede aumentar la biodisponibilidad del Sildenafil dado que interfiere en su eliminación, lo que genera un efecto sinérgico y conlleva en última instancia a una acentuación de las alteraciones mencionadas previamente. [6][18]

CONCLUSIONES

Dada la gravedad de los eventos cardíacos (como miocardiopatía isquémica) que pueden tener lugar, es importante que los profesionales de la salud informen al paciente los riesgos asociados al consumo de Cannabinoides durante la prescripción de Sildenafilo.

   Análogamente, en la prescripción de Cannabis medicinal, se debe educar al paciente sobre los riesgos del consumo concomitante con Sildenafilo.

  De manera general se deben considerar el riesgo cardiovascular asociado al uso simultáneo de Inhibidores de la fosfodiesterasa e Inhibidores de los citocromos CYP3A4 y CYP2D.

REFERENCIAS

  1. Alcaldía de Bogotá - Secretaría Distrital de Salud. Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD). Organización de los Estados Americanos (OEA). Estudio de consumo de sustancias psicoactivas en Bogotá D.C 2016. [Internet]. 2016 [citado el  15 de abril de 2021]. Disponible en: http://www.odc.gov.co/Portals/1/publicaciones/pdf/consumo/estudios/locales/CO031052016-estudio-consumo-sustancias-psicoactivas-bogota-2016.pdf   
  2. Kolodny RC, Masters WH, Kolodner RM, Toro G. Depression of Plasma Testosterone Levels after Chronic Intensive Marihuana Use. N Engl J Med [Internet]. 1974 Apr 18 [cited 2021 Apr 18];290(16):872–4. disponible en: http://www.nejm.org/doi/abs/10.1056/NEJM197404182901602
  3. Casta CP, Bastidas EDA. Uso del sildenafil en población juvenil. 2017 [citado el  15 de abril de 2021];34. Disponible en: https://repository.unad.edu.co/bitstream/handle/10596/23474/ccañasd.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  4. MOLINS A. Cómo ha afectado la covid a nuestras relaciones sexuales y cómo será el sexo que viene [Internet]. La Vanguardia. 2021 [citado el  18 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/vivo/sexo/20210319/6601829/testimonios.html
  5. Barría C. Los nuevos locos años 20: "Después de la pandemia puede venir una época de desenfreno sexual y derroche económico" - BBC News Mundo [Internet]. BBC News Mundo. 2021 [citado el  18 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-55595931
  6. Fugh-berman A, Wood S, Kogan M, Abrams D, Mathre ML, Robie A, et al. Medical Cannabis Adverse Effects & Drug Interactions. 2018 [citado el  15 de abril de 2021];1–34. Disponible en: www.doh.d.cgovhttps://doh.dc.gov/sites/default/files/dc/sites/doh/publication/attachments/Medical%20Cannabis%20Adverse%20Effects%20and%20Drug%20Interactions_0.pdf
  7. Qian Y, Gurley B, Markowitz J. The Potential for Pharmacokinetic Interactions Between Cannabis Products and Conventional Medications. Journal of Clinical Psychopharmacology [Internet]. 2019 [citado el  18 de abril de 2021];39(5):462-471. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31433338/
  8. Sildenafil. [Internet]. Dynamed.com. 2021 [citado el  13 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.dynamed.com/drug-monograph/sildenafil#GUID-C03672B9-2CD7-4D4C-A470-FAE52F0267CD
  9. Argiolas A, Melis M. Central control of penile erection: Role of the paraventricular nucleus of the hypothalamus. Progress in Neurobiology. 2005;76(1):1-21.
  10. Gratzke C, Christ G, Stief C, Andersson K, Hedlund P. Localization and Function of Cannabinoid Receptors in the Corpus Cavernosum: Basis for Modulation of Nitric Oxide Synthase Nerve Activity. European Urology. 2010;57(2):342-349.
  11. Symptoms & Causes of Erectile Dysfunction | NIDDK [Internet]. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. 2021 [consultado el 15 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/urologic-diseases/erectile-dysfunction/symptoms-causes
  12. Pizzol D, Demurtas J, Stubbs B, Soysal P, Mason C, Isik A et al. Relationship Between Cannabis Use and Erectile Dysfunction: A Systematic Review and Meta-Analysis. American Journal of Men's Health [Internet]. 2019 [citado el  15 de abril de 2021];13(6):155798831989246. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6893937/
  13. McLeod A, McKenna C, Northridge D. Myocardial infarction following the combined recreational use of viagra® and cannabis. Clinical Cardiology [Internet]. 2002 [citado el  15 de abril de 2021];25(3):133-134. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11890373/
  14. Lopez Tazón J. El Lado Oscuro Del Placer: Neurotoxicidad De Las Drogas De Abuso. 2016;(March). Available from: http://www.elmundo.es/tecnologia/2016/01/28/56aa295922601d3d548b4653.html
  15. Sildenafil [Internet]. Dynamed.com. 2021 [consultado el 15 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.dynamed.com/drug-monograph/sildenafil#GUID-C03672B9-2CD7-4D4C-A470-FAE52F0267CD
  16. Adverse Effects of Cannabinoids [Internet]. Dynamed.com. 2021 [citado el  13 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.dynamed.com/drug-review/adverse-effects-of-cannabinoids
  17. Caldicott D, Holmes J, Roberts-Thomson K, Mahar L. Keep off the grass: marijuana use and acute cardiovascular events. European Journal of Emergency Medicine [Internet]. 2005 [citado el  15 de abril de 2021];12(5):236-244. Disponible en: https://journals.lww.com/euro-emergencymed/Abstract/2005/10000/Keep_off_the_grass__marijuana_use_and_acute.8.aspx
  18. Ashton C. Pharmacology and effects of cannabis: A brief review. British Journal of Psychiatry [Internet]. 2001 [citado el  15 de abril de 2021];178(2):101-106. Disponible en: https://www.cambridge.org/core/journals/the-british-journal-of-psychiatry/article/pharmacology-and-effects-of-cannabis-a-brief-review/82B02735F420CB287DCC80843FC34AE1
  19. Lee K, Song B, Kang G, Park Y. Cannabis smoking and sildenafil citrate induced acute coronary syndrome in a patient with myocardial bridge. Anadolu Kardiyoloji Dergisi/The Anatolian Journal of Cardiology [Internet]. 2012 [citado el  15 de abril de 2021];13(178-86):180-1. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23241337/
  20. Olcina Rodriguez J, López Briz E, Olcina Domínguez P. Seguridad cardiovascular del uso recreativo de cannabis asociado a sildenafilo: revisión sistemática. Revista Internacional de Andrología [Internet]. 2020 [citado el  15 de abril de 2021];18(2):75-78. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1698031X19300196?via%3Dihub

Alerta por producto: potenciador sexual “RESURRECTION MALE SEXUAL ENHANCEMENT “, que no reporta contenido de Sildenafilo, Tadalafilo y Dipirona


Autores: Joan Felipe Ayala Rojas, Silvia Juliana Muñoz

El 10 de Febrero de 2021, El Departamento de Salud del Gobierno Australiano emitió una alerta sanitaria para el producto “Resurrection - Male Sexual Enhancement” [1], la cual posteriormente fue emitida y comunicada por el ente regulador Colombiano, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) el 10 de Febrero de 2021 mediante alerta N° 044. Se advierte que la comercialización de este producto no cumple con la normativa nacional, ya que no cuenta con registro sanitario y por tanto su venta es ilegal. También, se ha encontrado que contiene ingredientes no reportados, como Sildenafilo, Tadalafilo y Dipirona, lo que pone en riesgo a quien los consuma [2]. La asociación de Sildenafilo, Tadalafilo y Dipirona no se encuentra aprobada en Colombia, y el uso de estos fármacos está mediado por prescripción médica.

El Sildenafilo y Tadalafilo son fármacos que actúan como inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, incrementando los niveles de guanosin monofosfato cíclico (cGMP), lo que ocasiona un incremento en la relajación del músculo liso aumentado así el flujo sanguíneo hacia el pene provocando una erección como respuesta frente a un estímulo sexual. [4, 5].

Las reacciones adversas más comunes de Sildenafilo son rubefacción, dolor de cabeza, congestión nasal y pirosis. En un estudio prospectivo, abierto y de dosis flexible con 256 participantes, se encontraron asociaciones entre dosis más altas y la aparición de efectos secundarios [8]. Sin embargo, al no reportarse la presencia de este fármaco, se debe tener especial atención por las posibles interacciones, entre ellas miopatía, rabdomiólisis y mioglobinuria que puede aumentar en combinación con atorvastatina. Así mismo se aumenta el riesgo de hemorragia en combinación con (R)-Warfarina, el incremento de actividad hepatotóxica con acetaminofén, el incremento de la actividad antihipertensiva con Cilazapril [10], entre muchas otras posibles interacciones medicamentosas. Dentro de los efectos adversos comunes de Tadalafil se encuentra dolor de cabeza, de espalda, dolor muscular, en brazos y piernas, rubefacción, congestión nasal. Dentro de los más raros puede producirse visión borrosa, dificultad para respirar, sangrado en el pene y el semen y aumento de la sudoración [11]. El consumo excesivo de alcohol puede potenciar hipotensión y mareos. Además, el pomelo es un inhibidor de la ruta metabólica del fármaco, lo que puede incrementar los niveles séricos de Tadalafil y resultar en hipotensión [12]. El formulario terapéutico nacional también reporta acidez estomacal, sangrado nasal, dificultad para dormir, dolor muscular y se debe consultar a un doctor si los síntomas son severos y no desaparecen. Así mismo, el INVIMA incluye dentro de las Precauciones y Advertencias que los empaques de los productos que contengan Sildenafil, Tadalafil y Vardenafil deberían llevar:

  • Riesgo potencial sobre pérdida súbita de la audición
  • Riesgo potencial de generar disminución o pérdida repentina de la visión [20].

Tanto el Sildenafil como Tadalafil son metabolizados por el citocromo CYP3A4 [6, 14], por su parte la Dipirona parece ser metabolizada por el citocromo CYP450[6, 15], por lo que no se presentan interacciones en el metabolismo hepático.

La dipirona, también conocida como metamizol, actualmente es clasificada como un analgésico no opioide. Su mecanismo de acción no está totalmente elucidado, se estimaba como un inhibidor no selectivo de la ciclooxigenasa 1 y 2 (COX-1 y COX-2), pero, estudios recientes estiman que su efecto produce inhibición de la ciclooxigenasa-3 (COX-3), también acción a nivel del sistema opioide y del sistema endocannabinoide [6]; este fármaco no está aprobado en algunos países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón, entre otros.[7]

Entre sus efectos adversos se han encontrado náuseas, vómito, irritación gástrica, xerostomía, astenia, exantemas e hipotensión. Sin embargo, la FDA no ha aprobado el uso de este medicamento por las discrasias sanguíneas principalmente por la anemia aplásica [13]. El formulario terapéutico nacional también reporta contactar de inmediato un médico si aparecen ampollas, urticaria, inflamación de los ojos, cansancio excesivo, malestar estomacal, ritmo cardíaco más rápido que lo normal [21]. Así mismo, reporta que está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a dipirona u otras pirazolonas o pirazolidinas. También pacientes con síndrome conocido de asma por analgésicos, pacientes con porfiria, con deficiencia genética de glucosa 6-fosfato-deshidrogenasa (riesgo de hemólisis). Además recomienda que el medicamento no debe ser empleado por más de una semana. Al ser un derivado de la pirazolona presenta riesgo de choque y agranulocitosis y el uso intrahospitalario requiere de programas de farmacovigilancia institucional.

La norma farmacológica colombiana presenta al Sildenafilo y Tadalafilo como coadyuvantes en el manejo de la disfunción eréctil (apdo. 7.9.0.0.N40); sildenafilo también es indicado para el tratamiento de hipertensión pulmonar primaria (apdo. 7.9.0.0.N60). Respecto a la dipirona, es clasificada como agente analgésico no narcótico (apdo. 19.4.0.0.N10) y se aprueba en combinación con antiespasmódico, con o sin cafeína (apdo. 8.1.5.0.N40); el apartado 19.4.0.0.N20 establece que: “En las etiquetas y empaques de los productos a base de dipirona y compuestos pirazolónicos, deberá figurar la siguiente advertencia: «Puede producir agranulocitosis a veces fatal».[3]

De acuerdo con la normativa nacional, “Resurrection - Male Sexual Enhancement”, es considerado un producto fraudulento ya que es introducido al país sin cumplir con los requisitos técnicos y legales de la Resolución 677 de 1995, sin contar con Registro Sanitario, elaborado por un laboratorio farmacéutico que no tenga Licencia Sanitaria de Funcionamiento ni autorización para su fabricación, con la marca, apariencia o características generales de un producto legítimo y oficialmente aprobado, sin serlo [9].

Tabla 1. Algunos productos farmacéuticos aprobados en Colombia que contienen Sildenafilo, Tadalafilo o Dipirona [16, 17, 18].

Principio Activo

Nombre del producto

Registro sanitario

Estado del registro

Citrato de sildenafilo

Sildenafilo 50 mg tableta recubierta

2019M-0019185

VIGENTE

Sildenafilo 100 mg tabletas recubiertas

2015M-0015864

Sildenafilo 100 mg tableta recubierta

2020M-0014470-R1

Tadalafilo

Tadalafilo 20 mg tab

2019M-0019497

Tadalafilo 20 mg tableta recubierta

2018M-0018616

 

Tadalafilo 5 mg tableta masticable

2018M-0018504

Dipirona

Dipirona 500 mg tableta

2016M-0005213-R1

Dipirona tabletas 500 mg

2020M-0001423-R2

Dipirona magnesica 2g/5mL solución inyectable

2020M-010016-R2

Recomendaciones a los pacientes

  • Absténgase de comprar el producto. Si ya lo tiene bajo su dominio, lleve las cápsulas restantes a un lugar donde pueda desecharlas de forma segura como los Puntos Azules.
  • Si tiene alguna inquietud derivada del uso de este producto, consulte a su médico
  • Si usted presenta ampollas, urticaria, inflamación de los ojos, ritmo cardíaco más rápido que lo normal, visión borrosa, dificultad para respirar o sangrado en el pene y el semen acuda inmediatamente al servicio médico de urgencias.
  • Realice un informe inmediato al INVIMA o entes territoriales de salud si conoce algún establecimiento o persona que distribuya este producto.
  • Si usted mismo ha sufrido algún efecto adverso, repórtelo inmediatamente en el sitio web del Invima.

Recomendaciones a profesionales de la salud

  • Si encuentra un paciente que consuma este producto, se debe indicar la inmediata suspensión
  • Informe a los pacientes sobre posibles riesgos para la salud generados por el uso de este tipo de productos
  • Notificar al INVIMA sobre la adquisición de los productos mencionados

Información y reportes

Puede obtener más información o reportar la existencia de este producto, así como sus efectos adversos, por medio de correo electrónico al correo invimafv@invima.gov.co [2]. También, puede ingresar al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA [19], realizando el registro y diligenciando el formato de reporte FOREAM allí dispuesto, o comunicándose a la línea 294 8700 ext.: 3916, 3921, y 3847. Asimismo, puede ingresar a la página principal del INVIMA www.invima.gov.co, sección de Atención al ciudadano, opción Peticiones, quejas, sugerencias y reclamos, en el apartado Denuncia, ingresar a Ingrese aquí y cuéntenos cuáles son sus PQRSD, y diligencie la Solicitud de Intención.


REFERENCIAS:

[1]Australian Government. Therapeutic Goods Administration (TGA). Resurrection Male Sexual Enhancement Capsules [en línea]. Safety advisory. [Consultado 4 Abril 2021]. Disponible en: https://www.tga.gov.au/alert/resurrection-male-sexual-enhancement-capsules

[2] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Alerta Sanitaria. Resurrection Male Sexual Enhancement [en línea]. Alerta No. 044-2021. [Consultado 4 Abril 2021]. Disponible en: https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS%20SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2021/Marzo/Alerta%20No_%20%23044-2021%20-%20Resurrection%20Male%20Sexual%20Enhancement%20.pdf

[3] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Normas farmacológicas, versión Agosto de 2020. [En línea]. [Consultado 8 Abril 2021]Disponible en: https://www.invima.gov.co/documents/20143/1382801/Normas+farmacologicas+AGOSTO2020.pdf

[4] Gobierno de Colombia. Ministerio de Salud y Protección Social. Sildenafil [En línea]. Medicamentos a un clic. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://www.medicamentosaunclic.gov.co/Consultas/frmBusquedasIfrm.aspx?idPpio=332

[5] Hatzimouratidis K., Hatzichristou D.G. A Comparative Review of the Options

for Treatment of Erectile Dysfunction: Which Treatment for Which Patient?. Drugs. 2005; 65 (12): 1621-50.

[6] Jasiecka A., Maślanka T., Jaroszewski J.J. Pharmacological characteristics of metamizole. Polish Journal of Veterinary Sciences. 2014; 17(1): 207–14

[7] Lutz M. Metamizole (Dipyrone) and the Liver: A Review of the Literature. The Journal of Clinical Pharmacology. 2019; 00(0): 1–10

[8] Moreira Jr, S. G., Brannigan, R. E., Spitz, A., Orejuela, F. J., Lipshultz, L. I., & Kim, E. D. Sidde-effect profile of sildenafil citrate (Viagra) in clinical practice. Urology. 2000; 56(3), 474-476.

[9] Decreto 667 de 1995. [Consultado 15 de Abril, 2021]. Disponible en: https://www.invima.gov.co/documents/20143/453029/decreto_677_1995.pdf

[10] DrugBank. Sildenafil [en línea]. [Consultado 5 Abril 2021]. Disponible en: https://go.drugbank.com/drugs/DB00203

[11] Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios - AEMPS. PROSPECTO TADALAFILO AUROVITAS 10 MG COMPRIMIDOS RECUBIERTOS CON PELICULA EFG. Centro de Información Online de Medicamentos de la AEMPS - CIMA. [Consultado 5 Abril 2021]. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/81088/P_81088.html

[12] DrugBank. Tadalafil [en línea]. [Consultado 5 Abril 2021]. Disponible en: https://go.drugbank.com/drugs/DB00820

[13] Buitrago-González, T. P., Calderón-Ospina, C. A., Vallejos-Narváez, Á. Dipirona: ¿Beneficios subestimados o riesgos sobredimensionados? Revisión de la literatura. Revista Colombiana de Ciencias Químico-Farmacéuticas. 2014; 43(1),:173-95.

[14] International Society of Drug Bulletins. Cuidado con las interacciones entre los fármacos para la disfunción eréctil y otros medicamentos [en línea]. Salud y Fármacos. Disponible en: https://www.saludyfarmacos.org/lang/es/boletin-farmacos/boletines/jun2009/advertencias-sobre-medicamentos-reportes-breves/#:~:text=¿Cómo%20interactúan%20los%20fármacos%20para,medicamentos%20con%20efectos%20vasodilatadores%20similares

[15] Jiménez-Cardozo N., Arbeláez-Quintero I. (2015). Revisión de los riesgos estimados con el uso de la dipirona en el desarrollo de agranulocitosis. Salutem Scientia Spiritus. 2015; 1(2).

[16] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Sildenafilo [En línea]. Base de datos de registros sanitarios. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[17] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Tadalafilo [En línea]. Base de datos de registros sanitarios. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[18] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Dipirona [En línea]. Base de datos de registros sanitarios. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[19] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA. Programa nacional de farmacovigilancia - Formato de reporte de eventos adversos asociados al uso de medicamentos FOREAM [En línea]. Sistema de vigilancia SIVICOS. [Consultado 9 Abril 2021]. Disponible en: https://farmacoweb.invima.gov.co/reportesfv/login/loginUsuario.jsp

[20]. Gobierno de Colombia. Ministerio de Salud y Protección Social. Tadalafil [En línea]. Medicamentos a un clic. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://www.medicamentosaunclic.gov.co/Consultas/frmBusquedas.aspx?idPpio=frmBusquedasIfrm.aspx?idPpio=343

[21]. Gobierno de Colombia. Ministerio de Salud y Protección Social. Dipirona [En línea]. Medicamentos a un clic. [Consultado 8 Abril 2021] Disponible en: http://www.medicamentosaunclic.gov.co/Consultas/frmBusquedas.aspx?idPpio=frmBusquedasIfrm.aspx?idPpio=117

Fluorouracilo: Riesgo de reacciones adversas a nivel cardiaco, incluyendo bradicardia.


Autores: Mayra Alejandra Prieto Núñez, Andrés Felipe Urrea Hidalgo

El 30 de diciembre del 2020, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID) del Ministerio de Salud (entidad sanitaria de Perú), emitió la alerta N° 83-2020 a profesionales e instituciones de la salud, establecimientos farmacéuticos y en general al público en la cual modifica la ficha técnica e inserto de formas farmacéuticas que contengan Fluorouracilo, en aspectos como la dosis, vía de administración, advertencias y precauciones [1].

El Fluorouracilo es un fármaco antineoplásico usado para el tratamiento de tumores como adenocarcinomas de mama y carcinomas de células escamosas de vejiga, tracto gastrointestinal, cabeza y cuello [3],y en tumores ginecológicos [2]; también es un importante tratamiento como terapia sistémica del cáncer colorrectal metastásico [4]. El Fluorouracilo y sus metabolitos tienen varios mecanismos de acción que difieren entre sí: en general, actúan como antimetabolitos, es decir, cuentan con estructuras similares en este caso a la pirimidina, un componente básico del ADN. El Fluorouracilo se metaboliza en el metabolito activo monofosfato de 5-fluoroxiuridina (F-UMP) el cual reemplaza el uracilo, F-UMP se incorpora al ARN permitiendo la inhibición del procesamiento del ARN y deteniendo el crecimiento celular; también, otro metabolito activo, 5-5-fluoro-2'-desoxiuridina-5'-O-monofosfato (F-dUMP), inhibe la timidilato sintasa originando el agotamiento del trifosfato de timidina (TTP) uno de los nucleótidos trifosfatos utilizados en la síntesis de ADN [5].

En Perú, el Centro Nacional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia (CENAFyT) recibió alrededor de 175 reportes de sospecha de reacciones adversas por el uso del Fluorouracilo. Pese a que el Fluorouracilo es el tercer medicamento más usado para el tratamiento de neoplasias malignas sólidas, se menciona que es el segundo medicamento más relacionado a problemas de cardiotoxicidad [2] como: infarto de miocardio, angina de pecho, bradicardia, taquicardia, miocarditis, vasoespasmo, fibrilación ventricular, cardiotoxicidad y algunos cambios electrocardiográficos ocasionando que el medicamento Fluorouracilo sea reportado como sospechoso [1,2,3,4].

En Colombia, el Fluorouracilo está indicado para el tratamiento paliativo de los tumores malignos, principalmente del recto, colon, mama, estómago y páncreas, en pacientes los cuales no es posible aplicar medidas quirúrgicas o cuando estas no hayan dado resultado.[6] Actualmente, según el Instituto Nacional de Vigilancia de medicamentos y alimentos (INVIMA) existen cinco productos con registro sanitario vigentes (Tabla 1):

Tabla 1. Productos disponibles en Colombia

Principio Activo

Nombre del producto

Titular registro sanitario

Registro sanitario

Estado del registro

FLUOROURACILO

MEGAFIVE

AL PHARMA S.A.S

INVIMA 2019M-0018747

Vigente

FLUOROURACILO

CAREBIN®

LABORATORIOS PISA S.A. DE C.V

INVIMA 2019M-0018765

Vigente

FLUOROURACILO

FLUOROURACILO 500 MG

BLAU FARMACÉUTICA COLOMBIA S.A.S.

INVIMA 2018M-0018360

Vigente

FLUOROURACILO

FLUOROURACILO INYECCION 500 MG

SEVEN PHARMA COLOMBIA S.A.S.

INVIMA 2015M-0015722

En trámite renovación

FLUOROURACILO

FLUOROURACILO INYECTABLE 500 MG / 10 ML

ROPSOHN THERAPEUTICS S.A.S.

INVIMA 2013M-0014476

En trámite renovación

FLUOROURACILO

FLUOROURACILO INYECCION 500 MG.

KOREA UNITED PHARM. INC.

INVIMA 2016M-13854-R2

Vigente

5-FLUOROURACILO

5 - FLUOROURACIL CREMA 2,5%

QUIFARMA S.A.

INVIMA 2020M-013123-R2

Vigente

Fuente: INVIMA [6]

Recomendación a profesionales de la salud [7,8]

  Se recomienda que el Fluorouracilo sea administrado únicamente por o bajo la supervisión de un médico calificado que tenga experiencia en oncología y manejo de tratamientos quimioterapéuticos.

  Se recomienda que los pacientes sean hospitalizados al menos durante el curso de tratamiento inicial debido a la posibilidad de reacciones tóxicas graves.

 Informe a los pacientes sobre los efectos secundarios esperados y no esperados por el uso de terapias con medicamentos que contengan como principio activo Fluorouracilo.

 Tenga información detallada del paciente acerca de afecciones médicas o alergias, todos los medicamentos que usa y si se encuentra en estado de embarazo o lactando.

 Recomendaciones[1]  a pacientes [7]

  Tenga en cuenta que el Fluorouracilo es solo para la administración por, o bajo la supervisión de un médico con experiencia en tratamientos oncológicos.

● Antes de usar Fluorouracilo, informe a su médico sobre todas sus afecciones médicas o alergias, todos los medicamentos, productos fitoterapéuticos y suplementos dietarios que consume, y si se encuentra en estado de embarazo o lactando.

 Tenga en cuenta que, tanto los hombres como las mujeres que usan Fluorouracilo deben usar un método anticonceptivo eficaz para prevenir el embarazo. El Fluorouracilo puede tener efectos en el feto si la madre o el padre están usando este medicamento.

   No debe amamantar a su bebé mientras usa este medicamento.

   Evite estar cerca de personas enfermas o que tengan infecciones. Informe a su médico de inmediato si presenta signos de infección.

  El Fluorouracilo a menudo causa náuseas y vómitos. Sin embargo, es muy importante que continúe recibiendo el medicamento, incluso si presenta malestar estomacal. Pregúntele a su profesional de la salud cómo reducir estos efectos.

  Mientras esté en tratamiento con Fluorouracilo y después de suspender el tratamiento con él, no reciba ninguna inmunización (vacunación) sin la aprobación de su médico.

 Consulte con su médico lo antes posible si se presenta alguno de los siguientes efectos secundarios: Dolor de pecho, tos, dificultad para respirar, hormigueo en manos y pies, seguido de dolor, enrojecimiento e hinchazón, problemas con el equilibrio.

En algunos pacientes también pueden presentarse otros efectos secundarios no enumerados. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su profesional sanitario.

Cualquier sospecha de efecto adverso asociado al uso de fluorouracilo puede reportarse al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 2948700 ext.: 3916, 3921 y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Para más información sobre esta alerta, puede encontrarla en el siguiente enlace: http://www.digemid.minsa.gob.pe/UpLoad/UpLoaded/PDF/Alertas/2020/ALERTA_83-20.pdf

REFERENCIAS

[1].Alerta DIGIMEN N° 83- 2020, Disponible en : http://www.digemid.minsa.gob.pe/UpLoad/UpLoaded/PDF/Alertas/2020/ALERTA_83-20.pdf

[2]. Luján, J., García de Burgos, F., Jordán, A., García, M., Reyes, F., & Espinosa, M. D. (2002). Angina en relación con 5-fluorouracilo. Revista Española de Cardiología, 55(7), 764–767. doi:10.1016/s0300-8932(02)76696-7

[3].A. Zafar, Z.D. Drobni, R. Mosarla, et al. The incidence, risk factors and outcomes with 5-fluorouracil–associated coronary vasospasm J Am Coll Cardiol CardioOnc, 3 (2021), pp. 101-109

[4]. Abdel-Rahman, O. (2018). 5-Fluorouracil- related Cardiotoxicity; Findings from Five Randomized Studies of 5-Fluorouracil-based Regimens in Metastatic Colorectal Cancer. Clinical Colorectal Cancer. doi:10.1016/j.clcc.2018.10.006

[5]. National Center for Biotechnology Information (2021). PubChem Compound Summary for CID 3385, 5-Fluorouracil. Retrieved March 30, 2021 obtenido de: https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/5-Fluorouracil.

[6]. Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos-INVIMA. Base de datos de Registros Sanitarios. fluorouracilo. Disponible en: http://consultaregistro.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp [Consultado el 30  de marzo de 2021]

[7]Drugs.com. Bases de datos de información de medicamentos. fluorouracilo Disponible en: https://www.drugs.com/monograph/fluorouracil-systemic.html [Consultado el 30 de Marzo del 2021].

[8] Teva Parenteral Medicines Inc. Adrucil(fluorouracilo) información de prescripción de la inyección. Irvine, CA; 2007 julio

INVIMA alerta sobre unidades fraudulentas del producto Keytruda® (pembrolizumab 100 mg/4ml) lote S027909.

Segui @CIMUNCOL Autores: María Camila Rodríguez Pallares y Daniel Alberto Rojas Torres El 4 de agosto de 2021, el Instituto Nacional de Vig...