viernes, 20 de diciembre de 2019

¿SABÍA USTED QUE LA FALTA DE TRATAMIENTO DE LA SÍFILIS PUEDE AFECTAR EL CEREBRO?




INTRODUCCIÓN

La sífilis es una infección crónica causada por la bacteria Treponema pallidum, la cual es transmitida comúnmente por contacto sexual [1] o de igual manera por contacto con lesiones expuestas [2], es importante mencionar también que la transmisión se puede presentar desde la madre infectada hacia el feto [3]. Esta infección una vez el microorganismo se encuentra dentro del huésped se desarrolla y prolifera hasta llegar a otros tejidos, incluido el sistema nervioso central para posteriormente desarrollarse en 3 etapas las cuales son conocidas como primaria, secundaria y terciaria [2].

La sífilis primaria se manifiesta alrededor de la tercera semana posterior al contagio presentando una lesión característica conocida como “chancro sifilítico” que se manifiesta en zonas relacionadas con la actividad sexual como el pene, boca o recto en hombres y en boca y cérvix en mujeres [2]. La fase secundaria se presenta cerca del tercer mes de la inoculación y se encuentra caracterizado por producir rash o exantema mucocutáneo muy marcado acompañado de dolor muscular y pérdida de peso.[2] Posterior a la sífilis secundaria puede producirse un periodo de latencia en pacientes no tratados, este periodo se encuentra dividido en 2 etapas, durante el primer año se considera que las personas presentan una sífilis latente temprana y cerca del 25% de las personas continúan con sintomatología correspondiente a la sífilis secundaria, y posterior a esto se da la segunda etapa conocida propiamente como sífilis latente la cual se caracteriza por ser un periodo asintomático mayor a un año o de duración desconocida. La sífilis terciaria se presenta en muy pocos pacientes en la actualidad por la disponibilidad de tratamiento para la infección, sin embargo, se puede presentar posterior al periodo de latencia y se manifiesta por una destrucción localizada de huesos y tejidos conocida como “gumma” o “goma granulomatosa” y en algunos casos con compromiso a nivel de la aorta o con desarrollo de un aneurisma y a nivel cerebral conocido como neurosífilis [2]. Los diferentes estados de la neurosífilis se muestran en la tabla 1.

Manifestaciones neurológicas de la sífilis, ¿Qué pasa en tu cerebro?

Anteriormente se creía que las complicaciones neurológicas se presentaban únicamente durante la etapa tres del desarrollo de la infección y en pacientes no tratados, sin embargo, se conoce actualmente que el T. pallidum penetra en el sistema nervioso central desde etapas tempranas de la infección. En este punto los síntomas que se presentan son fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómito. Adicional a esto si se genera un compromiso de nervios craneales se pueden presentar problemas en la visión, en el oído y debilidad facial [2]. Si la sífilis no es tratada, luego de un lapso de 5 a 10 años pueden presentarse episodios de vértigo, cambios de personalidad e insomnio, que se ha visto preceden al desarrollo de lo que se conoce como sífilis meningovascular [2].

Manifestaciones psiquiátricas

Entre los síntomas mentales que pueden presentarse en la neurosífilis usualmente se dividen en dos tipos, una demencia fronto-subcortical denominada síndrome axil y una serie de síntomas marginales entre los que se encuentran alteraciones en las funciones de cálculo, alteraciones en la memoria, conductas antisociales o delirios de enormidad, siendo la parálisis general progresiva uno de los síntomas más avanzados de la enfermedad. [6]

Diagnóstico

Para el diagnóstico presuntivo de sífilis se pueden realizar dos tipos de pruebas serológicas las treponémicas y las no treponémicas, para la prevención de un posible falso positivo se hace uso de los dos tipos. Las no treponémicas tienen incluidas una prueba de VDRL (Venereal Disease Research Laboratory), de TRUST (rojo de toluidina sin calefacción en prueba de suero), y RPR (reagina plasmática). Estos estudios cuantifican las inmunoglobulinas M y G del antígeno cardiolipina-lecitina colesterol. Las treponémicas son TPPA (Treponema pallidum particle agglutination) ,FTA-ABS (fluorescent treponemal antibody absorption) y EIA (enzimoinmunoanálisis automatizados) al igual que CIA (inmunoanálisis quimioluminiscentes). Cuando se tienen síntomas neurológicos y se sospecha de la presencia de neurosífilis se puede considerar la punción lumbar como método diagnóstico, también con VDRL reactivo en líquido cefalorraquídeo, sin embargo es una prueba que puede arrojar un falso negativo cercano al 70% [4] En pacientes no portadores de VIH una concentración de proteínas > 45 mg/dl o también un recuento linfocitario > 5/l pueden implicar que existe una infección activa, en lo pacientes con VIH se dificulta el diagnóstico, por lo que en estos pacientes puede apoyarse el diagnóstico en una prueba de MHA-TP microhemaglutinación  [5]

Prevención

Al no existir una vacuna contra la sífilis, la prevención del contagio se puede hacer a través de hábitos de salud. Al ser la sífilis una enfermedad de transmisión sexual la única forma de evitarla es la abstención sexual, o el sexo de carácter monogámico con una pareja sana. Así mismo el uso de preservativos puede evitar el contacto con las úlceras que ocasiona la sífilis. [7]


MENSAJES CLAVE

        Si usted cree estar en embarazo o planea estarlo y se encuentra contagiada con sífilis ocasionado por Treponema pallidum se recomienda acudir con un médico para que le sea indicado el procedimiento a seguir con el fin de evitar complicaciones durante la gestación.
        Se recomienda a todas las personas tener prácticas sexuales responsables como barrera de protección (condón) con el fin de evitar el contagio de esta o cualquier otro tipo de enfermedad de transmisión sexual.
        Si usted ha tenido alergias a medicamentos, en especial a la penicilina, por favor informe a su médico para que evalúe el tratamiento según estas consideraciones
        Si te informan que tienes sífilis, alerta a tus parejas sexuales sobre tu diagnóstico para que también se acerquen a sus médicos tratantes para el respectivo diagnóstico y seguimiento
        Si está contagiado con Treponema pallidum evita tener relaciones sexuales hasta que finalice el tratamiento y las heridas ocasionadas por este microorganismo se hayan curado completamente, una vez realizado lo anterior su médico recomendará hacer seguimiento serológico, así como también te indicará la forma de llevar segura y saludablemente su vida sexual.


CONCLUSIONES
  • La sífilis es una enfermedad que puede ser curada completamente con el diagnóstico y el tratamiento adecuado, por lo cual, si no es tratada de manera oportuna puede llevar al desarrollo de complicaciones a nivel central y cardíaco, entre otros.
  • El compromiso del sistema nervioso central durante una infección por Treponema pallidum se presenta desde los primeros días del proceso infeccioso, siendo asi, los compromisos más serios asociados a la neurosífilis se evidencian en estadios posteriores y en pacientes que no han recibido tratamiento.
  • En el caso del desarrollo de complicaciones centrales en estadios tempranos el tratamiento de primera elección es la penicilina cristalina, sin embargo, para cuadros de neurosífilis se recomienda llevar un tratamiento alterno, pues por sí sola no alcanza concentraciones adecuadas del farmaco en el líquido cefalorraquídeo.
  • La neurosífilis puede ser una enfermedad incapacitante por lo que un diagnóstico a tiempo es de gran importancia en su prevención tratamiento y cura.
REFERENCIAS

[1] Carrada T. [Internet]. Ejournal.unam.mx. 2003 [citado 10 Diciembre 2019]. Disponible en: http://www.ejournal.unam.mx/rfm/no46-6/RFM46607.pdf
[2]  LaFond R, Lukehart S. Biological Basis for Syphilis. Clinical Microbiology Reviews. 2006;19(1):29-49.
[3] STAMM L. Syphilis: antibiotic treatment and resistance. Epidemiology and Infection. 2014;143(8):1567-1574.
[4] Galindo J, Mier J, Miranda C, Rivas J. Neurosífilis: un problema antiguo que no pierde actualidad. Revista Colombiana de Psiquiatría. 2017;46:69-76.
[5] Lasso B M, Balcells M M, Fernández S A, Gaete G P, Serri V M, Pérez G J et al. Neurosífilis en pacientes portadores y no portadores de VIH: Descripción y comparación de dos cohortes históricas. Revista chilena de infectología. 2009;26(6).
[6] Castro Moscoso A, Aliaga Vargas C, Mamani Guerra A. Manifestaciones psiquiátricas de la neurosífilis: reporte de un caso de parálisis general progresiva. Revista de Neuro-Psiquiatría. 2018;81(3):209.
[7] Sífilis - Síntomas y causas - Mayo Clinic [Internet]. Mayoclinic.org. 2019 [citado 11 Diciembre 2019]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/syphilis/symptoms-causes/syc-20351756

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...