lunes, 16 de diciembre de 2019

¿Sabía usted que consumir suplementos dietéticos puede ser un riesgo para la salud?



INTRODUCCIÓN

La dieta y la nutrición juegan un papel clave en el mantenimiento de la buena salud y la prevención de enfermedades. Una dieta bien balanceada tiene como objetivo proporcionar los nutrientes esenciales -proteínas (aminoácidos), grasas, carbohidratos (azúcares y harinas), minerales, vitaminas, etc.- que el cuerpo necesite.  La Administración de Alimentos y Medicamentos -Food and Drug Administrations- (FDA), define un suplemento dietético como  productos, no medicamentos, que contienen un ingrediente destinado a complementar la dieta. Incluyen vitaminas, minerales y otras sustancias menos familiares; como extracto de hierbas, aminoácidos y enzimas (1).  Por su parte, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) define al suplemento dietético como aquel producto cuyo propósito es adicionar la dieta normal con nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos, o nutrientes derivados de plantas y/o sus extractos (2). En su concepción original la ingesta de suplementos dietéticos tiene la intención de prevenir enfermedades, mejorar el rendimiento deportivo y compensar las deficiencias dietéticas en las mujeres embarazadas, lactantes, adultos mayores, niños y adolescentes con hábitos alimenticios irregulares, los vegetarianos, las personas con trastornos alimentarios o afecciones médicas como enfermedades de deficiencia y problemas de absorción(3,4).  Desafortunadamente algunos suplementos dietéticos son susceptibles de ser adulterados por personas sin escrúpulos y se venden con propiedades que no tienen, prometiendo tratar, curar o prevenir enfermedades. O  pueden contener medicamentos ocultos que al interactuar con otros medicamentos deterioran la salud del consumidor.


REGULACION DE LOS SUPLEMENTOS DIETETICOS

En 1994 los Estados Unidos de América emite la Ley de Salud y Educación de Suplementos Dietéticos- Dietary Supplement Health and Education”- (DSHEA), la cual otorga autoridad a la FDA para regular los suplementos dietéticos como un alimento en lugar de un tipo de medicamento. Es decir, los fabricantes de suplementos dietéticos son responsables de la calidad y asegurarse de que no contengan contaminantes o impurezas, y que estén etiquetados con precisión de acuerdo con las buenas prácticas de manufactura y las reglamentaciones de etiquetado, pero no están obligados a obtener la aprobación de la FDA antes de producir o vender suplementos dietéticos, ni están obligados a demostrar la eficacia clínica. La FDA  debe probar la adulteración, el etiquetado incorrecto o el riesgo de enfermedad que un suplemento dietético pueda ocasionar antes de ser retirado del mercado (5).
En Colombia el artículo 5 del decreto 3249 de 2006, reglamenta la fabricación, comercialización, envase, etiquetado, régimen de registro sanitario, control de calidad, vigilancia sanitaria y control sanitario de los suplementos dietarios. Además, establece que le corresponde al Ministerio de Protección Social y al INVIMA publicar la lista de suplementos dietéticos aceptados en Colombia, y para ello se tomara de referencia los suplementos aceptados por la FDA y la EFSA -European Food Safety Authority-  (2).


SUPLEMENTOS DIETÉTICOS ADULTERADOS O CONTAMINADOS

Se considera que un suplemento dietético esta adulterado o contaminado cuando se le ha  adicionado, sustituido o sustraído total o parcialmente los elementos constitutivos que forman parte de la composición oficialmente aprobada (2). Los consumidores corren el riesgo de ingerir medicamentos no declarados, y por lo tanto sus efectos secundarios e interacciones farmacológicas(5)
Para identificar los productos adulterados la FDA realiza vigilancia a los productos a través de la revisión de los informes de eventos adversos, las quejas de los consumidores, la inspección de las empresas de suplementos dietéticos y la detección de productos importados(6). Por ello, desde el 2007 la FDA tiene una  lista de 781 suplementos dietéticos contaminados en las siguientes categorías: mejora sexual (46%), pérdida de peso (39%), desarrollo muscular (12%) (5).
Los suplementos dietéticos para la mejora del desempeño sexual están contaminados con sindenafil, medicamento indicado para la disfunción eréctil y la disminución de la presión arterial. Por su parte los suplementos para bajar de peso han sido contaminados con medicamentos supresores del apetito (sibutramina), antidepresivos (fluoxetina), diuréticos (furosemida) y laxantes (fenolftaleína). Mientras que los suplementos para el desarrollo muscular están contaminados con esteroides (5)
En Colombia el INVIMA ha emitido alertas por la comercialización de suplementos dietéticos con aditivos para la  mejora sexual (sindenafil) o pérdida de peso (sibutramina y/o  sibutramina-fluoxetina, sibutramina-fenolftaleína), la cual se encuentra en algunos productos como: Ding Ji Wei Ge, Easy 2 Slim, Extenze Nutritional, Extenze Plus, FRUTA Bio, FX75000, JIANFEIJINDAN Activity Girl, Nuvitra, On Demand, Panther Power Platinum 11000, PremierZen Gold 4000, Shengan Natural Model, Slim Body, Slim Evolution, Slim Xtreme, SlimEasy Herbs , Strong Horses, Super Fat Burning Bomb, USA for Women, V-Max(7).

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS O INTERACCIONES FARMACOLOGICAS DE LOS SUPLEMENTOS DIETETICOS
Los suplementos dietéticos adulterados carecen de advertencias y/o contraindicaciones, se protegen bajo la leyenda de “seguros” o “naturales”, pero contienen medicamentos ocultos como el sindenafil el cual reduce la presión arterial a niveles peligrosos  cuando se usa junto a la nitroglicerina que consumen las personas con angina de pecho o insuficiencia cardiaca congestiva (5,6).
Otro ejemplo son los suplementos dietéticos para la pérdida de peso, que generalmente están adulterados con sibutramina. La Sibutramina fue retirada del mercado de los E.U. y Colombia en 2010 porque aumenta la presión arterial o frecuencia cardiaca en las personas con antecedentes de enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias o accidente cerebrovascular, incrementando en un 16% la posibilidad de infarto al miocardio (8,9). Además, la sibutramina puede combinarse con la  fenolftaleína, laxante que fue retirado del mercado en Canadá porque su uso puede causar cáncer (10), o con fluoxetina antidepresivo  que ocasiona pensamientos suicidas, hemorragias anormales y convulsiones (6).
Por su parte los esteroides de los suplementos dietéticos para el desarrollo de masa muscular  tienen diversas consecuencias clínicas, que incluyen colestasis, insuficiencia renal, ginecomastia, hipertensión, acné, policitemia,  hipogonadismo,  ausencia de menstruaciones y dependencia psicológica entre otros (5).

MENSAJE CLAVE

Los productos milagros no existen, por eso sospeche de un suplemento dietético cuando este prometa “pérdida de peso en menos de una semana”, “pérdida de peso sin rebote“, “aumento en la energía” etc., pues lo más probable es que estén adulterado y en algunos consumidores pueden ocasionar reacciones adversas.
Es importante reportar efectos adversos asociados al consumo de suplementos dietéticos para que sean retirados del mercado por el INVIMA y tener un mejor listado de suplementos dietéticos permitidos. Así, los consumidores y profesionales de la salud (nutricionistas, entrenadores físicos y médicos) conocerán que suplementos dietéticos producen efectos adversos disminuyendo su aceptación y consumo.


 CONCLUSIONES

A pesar de las alertas emitidas por las diferencias agencias reguladoras como la FDA y el INVIMA, se siguen vendiendo suplementos dietéticos adulterados de manera ilegal y se consideran un problema de salud pública debido a que los consumidores no saben de los potenciales efectos adversos que estos productos le pueden provocar, poniendo en riesgo su salud. Por lo anterior, si consume o recomienda suplementos dietéticos revise que las etiquetas de los productos tengan registro sanitario, que el producto esté en el listado de suplementos dietéticos permitidos por el INVIMA y que la etiqueta describa el contenido real según el registro INVIMA


 REFERENCIAS

1.          Axon DR, Vanova J, Edel C, Slack M. Dietary Supplement Use, Knowledge, and Perceptions Among Student Pharmacists. Am J Pharm Educ. 2017; 81(5). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5508091/
2.          Ministerio de la Protección Social. DECRETO NUMERO 3249. 2006. Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/DECRETO 3249 DE 2006.pdf
3.          Kołodziej G, Cyran-Grzebyk B, Majewska J, Kołodziej K. Knowledge Concerning Dietary Supplements among General Public. Biomed Res Int.2019:1–12. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6613029/
4.          Alowais M, Selim ME-H. Knowledge, attitude, and practices regarding dietary supplements in Saudi Arabia. J Fam Med Prim Care. 2019; 8(2):365. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6436290/
5.          Mathews NM. Prohibited Contaminants in Dietary Supplements. Sports Health. 2018; 10(1):19–30. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5753965/
6.          Tucker J, Fischer T, Upjohn L, Mazzera D, Kumar M. Unapproved Pharmaceutical Ingredients Included in Dietary Supplements Associated With US Food and Drug Administration Warnings. JAMA Netw open. 2018; 1(6):e183337. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6324457/
7.          INVIMA. Alerta sanitaria No. 133-2019. 2019. Disponible en: https://app.invima.gov.co/alertas/ckfinder/userfiles/files/ALERTAS SANITARIAS/medicamentos_pbiologicos/2019/Alerta No_ %23133-2019 -  .pdf
8.          INVIMA. INVIMA cancela registro sanitario de la Sibutramina en Colombia. 2010. Disponible en: www.invima.gov.co
9.          IBM Micromedex. Sibutramine. 2019. Disponible en:  https://www-micromedexsolutions-com.ezproxy.unal.edu.co/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch?navitem=topHome&isToolPage=true#
10.        Canada Recalls and safety alerts. Foreign Product Alerts: Fruta Bio, Jianfeijindan Activity Girl, and LTD Japanese Chinese Formula pill for weight reduction. 2014. Disponible en: http://healthycanadians.gc.ca/recall-alert-rappel-avis/hc-sc/2014/40161a-eng.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...