miércoles, 1 de diciembre de 2021

¿Sabía usted que en el contexto de la pandemia COVID-19 aumentó la evidencia disponible respecto a la efectividad del uso del tapabocas para evitar el contagio y transmisión del SARS-CoV-2?


Autores: Nataly Shalom León Talero y Wilson Javier Castro Vargas

Según lo establecido en el diccionario de la real academia española, el tapabocas es una “mascarilla para proteger de agentes patógenos o tóxicos” [1], el cual a raíz de la pandemia COVID-19 fue necesario adoptar como implemento obligatorio en aras de evitar el contagio. Esta medida fue establecida de manera obligatoria, donde la OMS estableció que: “las mascarillas deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión” [2], que a su vez reduce la probabilidad del contagio que en personas de alto riesgo podría disminuir la probabilidad de muerte. Esto supuso el inicio de un cambio en los hábitos de vida de la población, puesto que al ser una medida obligatoria fue necesario adaptarse al uso de la misma; sin embargo, a raíz de toda la controversia, fue necesario plantearse si en efecto, los tapabocas son una herramienta de protección eficiente protegiendo a la población de un contagio masivo.

Los tapabocas se convirtieron en el símbolo de la pandemia COVID-19, este virus ha enfermado a 35 millones de personas y ha causado la muerte de más de 5 millones [3]. En hospitales y otras instalaciones de atención médica, se ha visto que el uso de máscaras de grado médico reduce la transmisión del virus SARS-CoV-2. Por ello, algunos estudios recientes sugieren que los tapabocas podrían salvar vidas de diferentes maneras: la investigación muestra que reducen las posibilidades de transmitir y contraer el coronavirus, y algunos estudios sugieren que los cubrebocas podrían reducir la gravedad de la enfermedad, si las personas contraen la misma [4] [5].

En la siguiente tabla se presentan los resultados de una revisión bibliográfica, que presenta el metaanálisis de evaluación de riesgo de contagio de enfermedades virales respiratorias y su conclusión respecto a si el uso del tapabocas disminuye el riesgo. Para cada uno de los estudios, los autores demostraron que el uso de cubrebocas reducía el riesgo de infección en las tres variantes de coronavirus, los análisis estratificados demostraron que la reducción también aplicaba para prevenir la transmisión del COVID-19. Los autores concluyeron que cualquier tipo de cubrebocas (quirúrgico o de algodón de 12-16 capas) puede reducir el riesgo de infección a nivel poblacional, si se usa combinado con un adecuado distanciamiento social (1.8 mts) [5].

Adicionalmente, análisis más rigurosos agregaron evidencia directa. Un estudio publicado a principios de agosto de 2020, encontró que los aumentos semanales en la mortalidad per cápita eran cuatro veces más bajos en lugares donde los tapabocas eran impuestos por el gobierno, en comparación con otras regiones. Los investigadores analizaron 200 países y en aquellos cuyas normas culturales o políticas gubernamentales que apoyan el uso público de tapabocas, la mortalidad por coronavirus per cápita aumentó en promedio solo un 15,8% cada semana, en comparación con el 62,1% cada semana en los países restantes, estadísticas que se vieron respaldadas por las restricciones de viajes internacionales y una menor prevalencia de obesidad [6]. Así mismo, otro estudio examinó los efectos que tuvieron las normativas obligatorias respecto al uso de mascarillas por parte del gobierno estatal de EE. UU en abril y mayo de 2020. Los investigadores estimaron que redujeron el crecimiento de casos de COVID-19 hasta en 2 puntos porcentuales por día. Sugieren con cautela que estas medidas podrían haber evitado hasta 450.000 casos, después de controlar otras medidas de mitigación, como el distanciamiento físico [7].

Ahora bien, a pesar de que estos estudios presentan evidencia que puede respaldar la efectividad de los tapabocas, aún existen variables que se pueden estar omitiendo tales como homogeneidad en la población de estudio, raza, edad, sexo entre otras. Por ello, investigadores dirigidos por el microbiólogo Kwok-Yung Yuen de la Universidad de Hong Kong alojaron hámsteres infectados y sanos en jaulas contiguas, con particiones de mascarilla quirúrgica que separaban a algunos de los animales. Sin una barrera, alrededor de dos tercios de los animales no infectados contrajeron SARS-CoV-2. Pero solo alrededor del 25% de los animales protegidos por el material de la máscara se infectaron, y los que lo hicieron, estaban menos enfermos que sus vecinos sin máscara, (según lo medido por las puntuaciones clínicas y los cambios en los tejidos) en donde las cargas virales fueron generalmente más altas en el cornete nasal y más bajas en el pulmón [8].

Finalmente, es importante mencionar que si bien existe evidencia científica que respalda el uso tapabocas, esta no es la única alternativa para prevenir el contagio y transmisión del virus y por eso se sugiere a la comunidad acatar las medidas establecidas por las agencias sanitarias y regulatorias respecto al uso del tapabocas, tales como: uso obligatorio, lavarse las manos antes de usarlo, antes y después de quitarlo, y cada vez que lo use, comprobar que cubre la nariz, la boca y el mentón, al retíralo, guárdelo en una bolsa de plástico limpia; si es de tela lávelo cada día y si es una mascarilla médica, tírela a un cubo de basura [9], no es recomendable que lo guarde en sus bolsillos después de usado y lo rehusé hasta que este deshecho. Adicionalmente, cabe resaltar que la eficacia de un tapabocas disminuye si está mal puesto, si la persona no lo cambia con frecuencia y del material de fabricación.

MENSAJES CLAVE

Se solicita a la comunidad en general cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas por el gobierno de Colombia y por todas las entidades regulatorias. Adicional, se recomienda a población que realice búsqueda de información confiable y respaldada por investigación científica, que le posibilite salir de todas sus dudas antes de tomar cualquier decisión que se relacione con la actual pandemia por COVID-19.

Invitamos a todos los profesionales de la salud a actualizarse en materia de SARS-CoV-2 y pandemia por COVID-19 con información actual, confiable, existente y disponible en Colombia y en el mundo.  Además, a gestar iniciativas de educación sanitaria para evitar contagio y transmisión del virus SARS-CoV-2.

El Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional (CIMUN) le ofrece la oportunidad de enviar todas sus preguntas respecto a SARS-CoV-2 o relacionadas a la pandemia por COVID-19.

CONCLUSIONES

Fundamentados en lo anteriormente descrito, los hallazgos proporcionan una justificación para el consenso emergente de que el uso de tapabocas protege tanto al usuario como a otras personas, en donde es importante mencionar que la investigación sigue en desarrollo buscando encontrar evidencia suficiente respecto a la relación entre el uso del tapabocas y la prevención del contagio y  transmisión de COVID-19, sin embargo,  cabe resaltar que la información reportada afirma que el SARS-CoV-2 puede transmitirse por gotículas respiratorias o núcleos de gotículas en el aire, las cuales podrían reducirse mediante el uso de tapabocas, puesto que los resultados encontrados hasta el momento respaldan los beneficios del uso del mismo. Así mismo, se recomienda a la comunidad acatar las medidas establecidas por el gobierno colombiano en donde el 14 de octubre del 2021 el Ministerio de Salud y Protección Social informó a la población que el uso del tapabocas seguirá siendo de uso obligatorio en lo que resta del año, afirmando que aunque Colombia ha alcanzado niveles importantes de vacunación, el uso del tapabocas sigue siendo de carácter obligatorio pues el país continúa en estado de pandemia [10]. Finalmente, recomendamos el uso racional del tapabocas en lugares con alta congestión de personas (por ejemplo en Transmilenio o servicios públicos entre otros) con poca ventilación, puesto que el tapabocas es muy eficaz para evitar la trasmisión del virus (no del 100%, pero si alta), sobre todo en espacios como los descritos anteriormente, sin embargo, en espacios abiertos, con afluencia de personas no tiene mayor impacto el uso del mismo. No obstante, si bien la vacuna es eficaz para disminuir la gravedad de los síntomas, no evita el contagio y la transmisión del virus, por tal razón el uso del tapabocas es recomendado siguiendo las indicaciones presentadas a lo largo de este documento. 

REFERENCIAS

1RAE. Real Academia Española: Tapaboca [Internet]. Available from: https://dle.rae.es/tapaboca

2. OMS. Los nombres de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) y del virus que la causa [Internet]. Available from: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technical-guidance/naming-the-coronavirus-disease-(covid-2019)-and-the-virus-that-causes-it

3. Coronavirus COVID-19. (2021, 17 noviembre). Dashboard by the Center for Systems Science     and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University (JHU)Dashboard by the Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University (JHU). Recuperado 17 de noviembre de 2021, de https://www.arcgis.com/apps/dashboards/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6

4. Peeples L. What the data say about wearing face masks. Nature. 2020. p. 186–9.

5. Leon SL, Ayuzo C, Perelman C, Sepulveda R, Colunga-Pedraza IJ, Cuapio A, et al. Cubrebocas en tiempos de pandemia. Revisión Histórica, Científica Y Recomendaciones Prácticas. Scielo [Internet]. 2020;1:1–19. Available from: https://doi.org/10.1590/SciELOPreprints.1551

6. Leffler CT, Ing E, Lykins JD, Hogan MC, McKeown CA, Grzybowski A. Association of country-wide coronavirus mortality with demographics, testing, lockdowns, and public wearing of masks. Am J Trop Med Hyg. 2020;103(6):2400–11.

7. Al JH et. Face Masks Against COVID-19: An Evidence Review. 2020;1–13. Available from: http://arxiv.org/abs/1712.09707

8. Chan JFW, Yuan S, Zhang AJ, Poon VKM, Chan CCS, Lee ACY, et al. Surgical Mask Partition Reduces the Risk of Noncontact Transmission in a Golden Syrian Hamster Model for Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). Clin Infect Dis. 2020;71(16):2139–49.

9. OMS. Consejos para la población sobre el nuevo coronavirus (2019-nCoV): cuándo y cómo usar mascarilla [Internet]. Available from: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/when-and-how-to-use-masks

10. Ministerio de Salud y Protección Social. Uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio [Internet]. Available from: https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Uso-del-tapabocas-seguira-siendo-obligatorio-.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que… la combinación de diferentes tipos de vacunas contra la COVID-19 ha mostrado ser más efectiva contra la COVID-19 que el uso de un sólo tipo de vacuna?

Segui @CIMUNCOL Autores:   David Rodríguez Díaz,  Santiago Nicolás Toscano Bulla,  Estefanía Velasco González,  James Velásquez Toro. La vac...