viernes, 17 de junio de 2016

Riesgo de alteraciones hematológicas por clozapina en combinación con otros antipsicóticos



En Mayo del 2015, el Centro de vigilancia farmacéutico de Egipto (EPVC) publicó un comunicado acerca del riesgo generado por  la exposición a largo plazo de clozapina en combinación con otros antipsicóticos, pues se han observado casos de eosinofilia, hipocromía, leucocitosis y eritrocitosis. Otras manifestaciones asociadas  son inflamaciones crónicas y dolor de garganta, las cuales  han requerido tratamiento [1]. Esta alerta ha sido replicada por otros países como Panamá [2]. 

Clozapina es un antipsicótico atípico que antagoniza receptores adrenérgicos, colinérgicos, histaminérgicos y serotoninérgicos. Además del antagonismo del receptor de la dopamina tipo 2 (D2) y serotonina de tipo 2 (5-HT2A), clozapina interfiere débilmente con los receptores de dopamina de unión a D1, D3, y los receptores  D5, así como  moderadamente en los receptores D4. Clozapina ha mostrado más actividad bloqueante que la dopamina en la región límbica del cerebro que en el neoestriado, pero su potencia es baja en todas las regiones. Estas propiedades pueden tener en cuenta el perfil de efectos secundarios extrapiramidales de clozapina [3]. Clozapina se utiliza en pacientes que no responden al tratamiento antipsicótico estándar; pues se ha observado que puede mejorar síntomas de esquizofrenia tales como escuchar voces, imaginar objetos o personas, ser desconfiado o retraído y reducir el riesgo de conductas suicidas repetidas [4]. 

En Colombia, clozapina está indicada como neuroléptico con acción antipsicótica. Según el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), existen 7 registros sanitarios para clozapina y por lo tanto debe tenerse en cuenta que estas reacciones adversas podrían presentarse en nuestros pacientes.

Algunas recomendaciones a los pacientes son:
  • Contactar al médico si se desarrolla cualquier tipo de infección, fiebre, dolor de garganta mientras se consumiendo clozapina. 
  • Reportar cualquier evento adverso al programa de Farmacovigilancia del INVIMA. 
  • No suspender el medicamento sin antes consultar con su médico.

Recomendaciones a los profesionales de la salud:
  • Antes de iniciar el tratamiento con clozapina, se debe realizar un análisis de sangre, para realizarse un recuento leucocitario y fórmula hemática diferencial, para asegurar que solo reciban clozapina los pacientes con un recuento leucocitario y de neutrófilos normal; debe también realizarse una revisión de la historia clínica completa y un examen médico. 
  • Si el paciente presenta enfermedad cardiaca, realizar un electrocardiograma. 
  • Suspender inmediatamente el tratamiento si el recuento leucocitario en el paciente es menor de 3000/mm3 (3.0x10^9/l) o el recuento absoluto de neutrófilos es menor de 1500/mm3 (1.5x10^9/l). 
  • Mantener la vigilancia a los pacientes bajo tratamiento con clozapina ante el posible riesgo de aparición severa. 

En caso tal de sospecha de efectos adversos asociados a clozapina, debe reportarse el caso al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 2948700 ext: 3916, 3921 y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov, utilizando el formato de reporte FOREAM. 

Para más información sobre esta alerta, siga el siguiente enlace.   

Referencias Bibliográficas

[1] WHO Pharmaceutical Newsletter. 2015. Egyptian Pharmaceutical Vigilance Center, EPVC. Vol 6. (5):18 [consultado: 20 de Abril de 2016]

[2] Ministerio de Salud de Panamá. MINSA. [consultado 20 de Abril 2016]. Disponible en URL:  http://www.minsa.gob.pa/sites/default/files/alertas/clozapina.pdf 

[3] Micromedex. Truven Health Analytics. [consultado 20 de Abril 2016]. Disponible en URL: http://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch# 

[4] Food and Drug Administration (FDA), Estados Unidos. [consultado 20 de Abril 2016]. Disponible en URL: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario