martes, 15 de marzo de 2016

Riesgo de cetoacidosis y Uso de los inhibidores del SGLT2 (co-transportador de sodio y gucosa tipo 2) en el tratamiento de diabetes mellitus tipo 2



El pasado 12 de febrero, la PRAC (Phramacovigilance Risk Assessment Committee) advirtió sobre el riesgo de cetoacidosis asociado al uso de  inhibidores del SGLT2 (co-transportador de sodio y glucosa tipo 2) (1). El co-transportador de sodio y glucosa tipo 2 es un transportador ubicado en el túbulo proximal renal cuya función es reabsorber la glucosa hacia el lumen tubular. La inhibición de este co-transportador llevará a la disminución en la recaptación de glucosa, la eliminación de esta en la orina y por lo tanto una disminución de la glicemia del paciente (2).

La cetoacidosis diabética es una emergencia médica que amenaza la vida, por lo que requiere de un tratamiento inmediato. La cetoacidosis ocurre cuando hay bajos niveles de insulina en la sangre y la glucosa disponible no es una fuente utilizable de energía, por lo que el hígado metaboliza ácidos grasos, los cuales son trasportados como cuerpos cetónicos para ser usados como fuente de energía en el cerebro. Altas concentraciones de estas moléculas en la sangre pueden disminuir el bicarbonato sérico, lo que lleva a la cetoacidosis (3).

En Colombia, según el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) se comercializan tres inhibidores del SGTL2: empagliflozina 10 y 25mg (Jardiance®), dapagliflozina 5 y 10mg (Xingduo® y Forxiga®), todos con registro sanitario vigente. Estos medicamentos están indicados como complemento de la dieta y del ejercicio para mejorar el índice glicémico; o como terapia combinada con otros medicamentos hipoglicemiantes en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (4).

Debido a esto, se recomienda educar a los pacientes para que informen oportunamente la existencia de síntomas como: perdida rápida de peso, náuseas o vómitos, dolor estomacal, sed intensa, respiración rápida y profunda, confusión, cansancio, adormecimiento inusual, olor dulce al respirar, sabor dulce o metálico en la boca o un olor diferente en la orina o en el sudor.

A los profesionales de la salud se les sugiere tener presente que si se confirma la cetoacidosis, se debe suspender el tratamiento con inhibidores del SGLT2 inmediatamente y no se debe reiniciar a menos que la cetoacidosis se haya resuelto. Finalmente se recomienda detener el tratamiento con este tipo de agentes en pacientes programados para procedimientos quirúrgicos mayores o por una enfermedad grave (1).


Para conocer más sobre esta alerta, haga click aquí

Referencias Bibliográficas:


[1] European Medicines Agency. SGLT2 inhibitors: PRAC makes recommendations to minimize risk of diabetic ketoacidosis. 12 de Febrero de 2016. (En linea). (Último acceso 14 de Febrero de 2016). Disponible en: http://www.ema.europa.eu/ema/index.jsp?curl=pages/news_and_events/news/2016/02/news_detail_002470.jsp&mid=WC0b01ac058004d5c1
[2] Electronic medicines compendium (eMC). Inkovana 100 mg film-coated tablets. (En linea). (Ultimo acceso 14 de Febrero de 2016.)   http://www.medicines.org.uk/emc/medicine/28400.
[3] Golan D, Tashjian A, Armstrong E, Armstrong A. Principles of pharmacology: The pathophysiologic basis of drug therapy. 3a ed. China: Lippincott Williams & Wilkins. 2012.
[4] Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos-INVIMA. Base de datos de Registros Sanitarios. Empagliflozina y Dapagliflozina. (En línea). (Último acceso 14 de Febrero de 2016). Disponible en:  http://web.sivicos.gov.co:8080/consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp y http://web.sivicos.gov.co:8080/consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario