sábado, 26 de septiembre de 2020

¿Sabía usted que los antibióticos afectan la microbiota en la leche materna probablemente afectando el desarrollo intestinal del neonato?

INTRODUCCIÓN

Los antibióticos llegan a formar parte de los principales medicamentos empleados para el tratamiento de complicaciones relacionadas al periodo de gestación o lactancia de la mujer, dado que se suelen presentar infecciones urinarias, mastitis, entre otras; que de algún modo podrían afectar la salud del feto o el neonato y el estado fisiológico de la madre, repercutiendo en el desarrollo adecuado del embarazo (1-2).

 A partir de numerosos estudios y de la labor de la farmacovigilancia en el uso de antibióticos se han establecido los medicamentos contraindicados durante la lactancia y embarazo basándose en reacciones adversas graves, como anomalías congénitas por la teratogenicidad, afectación ósea y dental, nefrotoxicidad, entre otras alteraciones de tal gravedad que a pesar de su eficacia como tratamiento se prefiere suplantar por otros antibióticos fuera de esta categoría (3). Sin embargo, antibióticos de niveles seguros también pueden generar efectos secundarios ignorados a pesar de su gravedad, así es como estudios recientes han demostrado afectación en la microbiota de la leche materna en madres con tratamientos antimicrobianos lo cual tiene consecuencias en el adecuado desarrollo y función intestinal del neonato y de sus mecanismos metabólicos, sin dejar de lado otros efectos como el desbalance nutricional en la composición de la leche (4).

Uso de antibióticos durante el embarazo y la lactancia

Una de las principales patologías que comúnmente se presentan en el embarazo y la lactancia son las infecciones debido a los múltiples cambios fisiológicos por los que pasa la madre durante y justo después de la gestación (1). Algunas de ellas son: infecciones gastrointestinales, del tracto urinario, vaginitis e infecciones del tejido mamario (mastitis) así como la corioamnionitis derivada de la rotura prolongada de membranas durante el trabajo de parto (5), endometritis e infecciones durante la cesárea lo que lleva al uso concurrente de antibióticos, de tal manera que tanto la gestante como el bebé se encuentran prenatal y posnatalmente expuestos los antibióticos (2).

Los antibióticos a emplear para tratar estas infecciones son seleccionados considerando los bajos niveles de riesgo que constituyen en el desarrollo del embarazo y la lactancia, de modo que se contraindican medicamentos como los aminoglucósidos, tetraciclinas y fluoroquinolonas debido al potencial nefrotóxico, ototóxico, depósito en huesos y dientes fetales, aparición de artropatías entre otros efectos indeseados (3). Entre los principales antibióticos clasificados dentro del nivel seguro durante el embarazo se encuentran las penicilinas como la amoxicilina y la ampicilina, las cefalosporinas como la cefalexina y cefaclor, la eritromicina y la clindamicina no suponen riesgos de eventos adversos al consumo en la madre gestante ni en el feto o neonato (6). Sin embargo, ningún medicamento es inocuo, la farmacocinética de algunos de estos y su misma farmacodinamia, es decir tanto su absorción, distribución, eliminación y su mecanismo de acción pueden generar efectos adversos indirectamente en la madre y el neonato, siendo este último, el más crítico considerando que algunos de los antibióticos tienen la capacidad de pasar a leche materna y estar biodisponible en circulación del lactante generando efectos nocivos en el desarrollo adecuado del bebé (6).

Influencia de la leche materna en la microbiota intestinal en lactantes

La leche materna es el primer alimento del recién nacido y es considerada como fundamental en la alimentación infantil. Su composición es compleja y dinámica, incluye diferentes moléculas activas, entre las que se encuentran: células inmunocompetentes, inmunoglobulinas, ácidos grasos, poliaminas, oligosacáridos, glicoproteínas, y péptidos antimicrobianos; contiene los elementos indispensables para satisfacer las necesidades nutricionales del recién nacido, contribuir a su desarrollo y crecimiento, disminuir el riesgo de enfermedades no transmisibles (como la obesidad infantil) y brindar protección frente a patógenos, disminuyendo el riesgo de infecciones respiratorias y gastrointestinales (7-8).

La función protectora de la leche materna se ha asociado al impacto en la composición de la microbiota intestinal del neonato; el desarrollo inicial de esta microbiota se da por interacciones pre y posnatales entre madre e hijo. La microbiota intestinal tiene gran importancia, dado que corresponde a la flora bacteriana más abundante de nuestro cuerpo, además de cumplir funciones metabólicas y de barrera; así mismo, participa en el desarrollo del sistema inmunitario. El estado de dicha microbiota está influenciada por factores genéticos, edad gestacional, modo de parto, alimentación y la exposición a antibióticos (9).

La leche materna contiene su propia carga microbiológica y durante la lactancia se convierte en un importante suministro de bacterias (comensales, mutualistas y probióticas), entre las cuales predominan estafilococos (entre las especies presentes se encuentra S. epidermidis, de acuerdo a estudios se ha observado una posible acción anti-VIH), estreptococos (como la especie S. viridans que se ha observado puede evitar cepas de S. aureus, la especie S. parasanguis que previene el desarrollo de caries y enfermedades periodontales) bacterias del ácido láctico, propionibacterias y bacterias grampositivas, que van a modificar la microbiota intestinal del lactante. Se ha observado que estos cambios pueden reducir la incidencia y gravedad de infecciones, mediante mecanismos como la producción de compuestos antimicrobianos o el incremento de la producción de mucina, que lleva a la mejora del funcionamiento de la barrera intestinal (10).

Efectos de los antibióticos en la microbiota de la leche materna

A lo largo de los últimos años, se ha venido desarrollando la investigación rigurosa sobre la importancia de la leche materna dentro de la alimentación, tanto en los primeros días de vida del bebé como en gran parte de su temprana edad, además cómo esta influye en el buen desarrollo de la microbiota intestinal del neonato, tal como se ilustró anteriormente (11-12).

Uno de los factores que se ha estudiado con mayor fuerza, desde el 2018 aproximadamente, ha sido la influencia que tienen los antibióticos, empleados por la madre en periodo pre o posnatal, en la carga bacteriana presente en la leche materna. A pesar de que la información disponible acerca del tema, todavía es limitada, todos los autores coinciden en que los antibióticos logran disminuir, tanto la cantidad como la diversidad de los microorganismos presentes en este tipo de leche, afectando de forma directa el buen desarrollo intestinal del neonato (13-14-15).

Considerando los antibióticos de mayor uso en este período, y evaluando sus mecanismos y espectros de acción, así como sus características farmacocinéticas (Tabla 1), se observa que todos los antibióticos enlistados pasan a leche materna de manera que se encuentran biodisponibles en el neonato luego de su alimentación. A partir de esto, podría inferirse que la acción del antibiótico puede afectar la calidad y composición de la leche especialmente su microbiota, puesto que los microorganismos que la componen se encuentran dentro del espectro de acción de dichos medicamentos, un ejemplo de estos serían los estreptococos y algunas bacterias grampositivas. Sin embargo, actualmente no se cuenta con evidencias de los mecanismos que afirmen estas hipótesis o estudios que demuestren su incidencia directa.

 

 

 

Antibiótico (3)

 

 

Mecanismo y espectro de acción (16)

Características farmacocinéticas (17)

Paso a leche materna

Tiempo de vida media (h)

Amoxicilina

Inhibición de la síntesis de la pared celular bacteriana: Microorganismos aerobios grampositivos, gramnegativos (Escherichia coli y Proteus mirabilis, estreptococos, meningococos, bacilos y espiroquetas)

X

10,2

Ampicilina

X

1 - 2

Bencilpenicilina (Penicilina G)

 

X

 

0,4 - 0,9

Cefalexina

Inhiben la síntesis de la pared celular bacteriana. Afecta a microorganismos grampositivos: estafilococos y estreptococos.

Microorganismos gramnegativos: E. coli, Klebsiella y Proteus mirabilis

X

0,75 - 1,2

 

 

Cefaclor

 

 

X

 

 

0,6 - 0,9

Eritromicina

Inhibición de la síntesis de proteínas por unión a la subunidad 50S del ribosoma bacteriano. Afecta a Campylobacter, Chlamydia, Mycoplasma, Legionella, cocos grampositivos y algunos organismos gramnegativos.

X

2,4 - 3,5

 

 

Clindamicina

 

 

X

 

 

2,5 - 4


Tabla 1. Listado de antibióticos usados con frecuencia en mujeres embarazadas y lactantes, su mecanismo de acción, espectro y características farmacocinéticas.

 

MENSAJE CLAVE

  • La lactancia materna debe ser exclusiva como fuente principal de alimentación durante los primeros 6 meses de vida.
  • Considerar el uso de los antibióticos durante la lactancia bajo prescripción médica y no consumirlos sin la debida indicación por profesionales de la salud.
  • Si llega a presentar síntomas como fiebre, malestar general, dolor durante la etapa antenatal y los primeros meses de lactancia consulte a un servicio de atención médica, y no consuma antibióticos sin prescripción.
  • Si tuvo que estar con tratamiento antibiótico durante la lactancia de su hijo, principalmente los primeros meses.  Examine si el lactante presenta deposiciones liquidas anormales (con moco o sangre) consulte con su médico pediatra.

 

CONCLUSIONES

La leche materna tiene componentes potenciales, que aportan en la formación de la microbiota intestinal del lactante, por ello es importante que sea la fuente de alimentación principal durante los primeros meses. Los antibióticos pueden afectar de forma negativa la carga bacteriana presente en la leche materna y por consiguiente el desarrollo intestinal del neonato. De modo que es necesario el control de este tipo de tratamientos durante el periodo de lactancia. Dado que el mecanismo de acción por el cual se da la afección de la microbiota en la leche materna por parte de los antibióticos, todavía no es muy claro; actualmente se considera objeto de investigación.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Garland SM, O’Really MA. The risks and benefits of antimicrobial therapy in pregnancy. Drug Saf, 1995, Vol 13, 188-205
  2. Lemas DJ, Yee S, Cacho N, Miller D, Cardel M, Gurka M, Janicke D, Shenkman E. Exploring the contribution of maternal antibiotics and breastfeeding to development of the infant microbiome and pediatric obesity. Seminars in Fetal and Neonatal Medicine, 2016,  Volume 21, Issue 6, 406-409
  3. Orueta R. Empleo de fármacos en embarazo y lactancia. Grupo de Utilización de Fármacos de la semFYC. Centro de Salud Sillería. Toledo. [En línea] Disponible en: https://www.paho.org/els/index.php?option=com_docman&view=download&alias=497-2011-3-3-2-farmacos-en-embarazo-y-lactancia&category_slug=isan&Itemid=364 Consultado el 10/09/2020.
  4. Gregory, K. E., Samuel, B. S., Houghteling, P., Shan, G., Ausubel, F. M., Sadreyev, R. I., & Walker, W. A. Influence of maternal breast milk ingestion on acquisition of the intestinal microbiome in preterm infants. Microbiome, 2016, 4(1).
  5. Ochoa A., Pérez Dettoma J.. Amenaza de parto prematuro: Rotura prematura de membranas. Corioamnionitis. Anales Sis San Navarra. 2009, 32(Suppl 1): 105-119.
  6. Hernández M, Paricio J.M, Pemán J, Palomares M, Soto B, Benlloch MJ.  Uso de antibióticos y lactancia materna. Rev Esp Quimioter, 2019, 22(4), 180-189
  7. Macías SM, Rodríguez S, Ronayne de Ferrer PA. Leche materna: composición y factores condicionantes de la lactancia. Archivos argentinos de pediatría, 2006, 104(5), 423-30
  8. Hermansson H, Kumar H, Collado MC, Salminen S, Isolauri E, Rautava S. Breast milk microbiota is shaped by mode of delivery and intrapartum antibiotic exposure. Frontiers in nutrition, 2019, Vol 4;6, 4.
  9. Chu DM, Valentine GC, Seferovic MD, Aagaard KM. The Development of the Human Microbiome: Why Moms Matter. Gastroenterology Clinics. 2019, 48(3):357-75
  10. Fernández L, Langa S, Martín V, Maldonado A, Jiménez E, Martín R, Rodríguez JM. The human milk microbiota: origin and potential roles in health and disease. Pharmacological research. 2013, 69(1):1-0.
  11. Gregory, K. E., Samuel, B. S., Houghteling, P., Shan, G., Ausubel, F. M., Sadreyev, R. I., & Walker, W. A. Influence of maternal breast milk ingestion on acquisition of the intestinal microbiome in preterm infants. Microbiome, 2016, 4(1).
  12. Le Doare, K., Holder, B., Bassett, A., & Pannaraj, P. S. Mother’s Milk: A Purposeful Contribution to the Development of the Infant Microbiota and Immunity. Frontiers in Immunology, 2018, Vol 9.
  13. Mathew, J. L. Effect of maternal antibiotics on breast feeding infants. Postgraduate Medical Journal, 2004, 80(942), 196–200
  14. Parra-Llorca, A., Gormaz, M., Alcántara, C., Cernada, M., Nuñez-Ramiro, A., Vento, M., & Collado, M. C. Preterm Gut Microbiome Depending on Feeding Type: Significance of Donor Human Milk. Frontiers in Microbiology, 2018, Vol. 9.
  15. Asbury, M., Butcher, J., Copeland, J., Tomlinson, C., Wang, P., O’Connor, D. Mothers of Preterm Infants Have Individualized Breast Milk Microbiota that Changes Temporally Based on Maternal Characteristics. Revista cell host & microbe, 2020.
  16. Rodríguez R. Vademécum Académico de Medicamentos. Universidad Nacional Autónoma de México [En línea] Disponible en: http://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1552&sectionid=90365886 Consultado el 16/09/20
  17. DrugBank. [En línea] Disponible en:https://www.drugbank.ca/ Consultado el 16/09/20


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...