jueves, 19 de enero de 2017

Riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva asociada a dimetilfumarato

La Medicines and Healthcare products Regulatory Agency (HMRA) ha lanzado una alerta en la que informa que se han reportado casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva (PML, por sus siglas en inglés) en pacientes con esclerosis múltiple tratados con dimetilfumarato, un éster del ácido fumárico [1,2].

En el Reino Unido, dimetil fumarato (Tecfidera®) está autorizado para el tratamiento de la esclerosis múltiple remitente-recurrente. En Colombia, según el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), este producto tiene 2 registros sanitarios vigentes, y también está indicado como coadyuvante para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente-recurrente [1,3].

Aunque el mecanismo de acción exacto, o el efecto en la esclerosis múltiple es desconocido, dimetilfumarato actúa como agonista sobre receptores nicotínicos in vitro, e in vivo como activador de la ruta Nrf2 que se encuentra involucrada en la respuesta celular al estrés oxidativo [4].

Dimetilfumarato está asociado con un aumento en el riesgo de desarrollar PML, una rara enfermedad desmielinizante progresiva del sistema nervioso central, la cual puede resultar fatal. Y está causada por la activación del virus de John Cunningham, el cual permanece latente y sólo causa PML en pacientes inmunocomprometidos [1].

A octubre del 2015, se habían reportado 4 casos, de los cuales 3 eran hombres que no habían recibido otro tratamiento conocido asociado al riesgo de desarrollar PML. Otros tratamientos para la esclerosis múltiple asociados al riesgo de desarrollo de PML son  natalizumab y fingolimod [1].

Por lo anterior, se recomienda a los profesionales de la salud:
-Realizar un conteo sanguíneo de linfocitos antes de iniciar el tratamiento con dimetilfumarato.
-Trazar una línea base craneal por resonancia magnética nuclear como referencia durante los 3 primeros meses de tratamiento.
-Informar a los pacientes sobre el riesgo asociado al desarrollo de PML; así como de los síntomas que pueden presentarse y que busquen ayuda médica urgentemente en caso de observarse.
-En caso de sospecha de PML, detener el tratamiento con dimetilfumarato inmediatamente e investigar de forma apropiada la presencia del virus de John Cunningham.
-Monitorear el conteo de linfocitos en sangre cada 3 meses y considerar suspender el tratamiento si el conteo es inferior a 0.5x109/L por más de 6 meses [1].

Para mayor información consulte el siguiente enlace.

Bibliografía

[1] MHRA. Dimethyl fumarate (Tecfidera): updated advice on risk of progressive multifocal leukoencephalopathy. [internet] (último acceso 8 octubre 2016). Disponible en: https://www.gov.uk/drug-safety-update/dimethyl-fumarate-tecfidera-updated-advice-on-risk-of-progressive-multifocal-leukoencephalopathy

[2] Micromedex. Tecfidera [Internet] Micromedex® Solutions, micromedexsolutions.com, (último acceso 8 octubre 2016)

[3] INVIMA. Base de datos de registro sanitario. Tecfidera [Internet] http://farmacovigilancia.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp (último acceso 8 octubre 2016)


[4] Biogen. Información del producto: TECFIDERA®, delayed-release oral capsules, dimethyl fumarate delayed-release oral capsules. Biogen Idec, Inc, Cambridge, MA, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario