viernes, 16 de abril de 2021

¿Sabía usted que en Colombia no existe una regulación sanitaria definida sobre los insumos (agujas, tintas, entre otros) utilizados en el negocio del tatuaje?


Autores: Jonathan Armando Conde Cortes, Mayra Alejandra Prieto Núñez , Andrés Felipe Urrea Hidalgo, Kevin Douglas Vásquez González.

Hoy en día los tatuajes son más populares que nunca. Según una encuesta realizada por Harris Poll en 2015, aproximadamente 3 de cada 10 personas encuestadas tienen por lo menos un tatuaje [1]. Se cree que el tatuaje ha formado parte de varias civilizaciones en la historia de la humanidad como una forma de arte antigua. Se trata de “grabar dibujos en la piel humana, introduciendo materias colorantes bajo la epidermis, por las punzadas o picaduras previamente dispuestas” [2]. Con el tiempo la percepción social y los diseños populares han ido mutando, así como las herramientas y las tintas utilizadas en el proceso. En la actualidad se utilizan pistolas de tatuaje eléctricas, cuya aparición se remonta al año 1891, las cuales aumentaron constantemente la popularidad de los tatuajes. Las tintas usadas en éstas pistolas fueron creadas usando fuentes minerales o geológicas; la tinta negra era hecha usando óxido de hierro o carbón y se usaba cinabrio para el rojo; diferentes tonos de amarillo, naranja y rojo eran hechos usando diferentes compuestos de cadmio; más recientemente se ha visto un cambio alejándose de los pigmentos basados en minerales; ahora se utilizan más comúnmente los pigmentos orgánicos, además, las tintas modernas también contienen una variedad de rellenos como silica y sulfato de bario, conservantes como benzoisotiazolinona,  y aglutinantes como silica [3][4].

        Regulación Internacional

La Food and Drug Administration (FDA), entidad regulatoria de los Estados Unidos de América considera los tatuajes intradérmicos y el maquillaje permanente como cosméticos [5]. Los pigmentos utilizados en las tintas son aditivos de color, que están sujetos a aprobación previa a la comercialización en virtud de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos; aún bajo esa normativa, la FDA al tener otras prioridades en materia de Salud Pública y por falta de evidencia de problemas de seguridad específicamente asociados con estos pigmentos, no ha ejercido autoridad regulatoria para los aditivos de color en los pigmentos usados, regulación que se ejerce por jurisdicciones locales de sanidad. Debido al aumento de preocupación por los pigmentos usados en las tintas, la FDA inició a evaluar la extensión y severidad de eventos adversos asociados al tatuaje y está conduciendo investigaciones en las tintas usadas para tal fin [5]. Otras áreas de preocupación incluyen eliminación de tatuajes, infecciones que resultan del tatuaje, y el aumento de una variedad de pigmentos (la lista asciende a 50, entre pigmentos y tonos, ver en el Código de Regulaciones Federales Título 21, partes 73, 74 y 82 [6]) y diluyentes usados. Aunque existen aditivos de color aprobados para su uso en cosméticos, ninguno está aprobado para inyección en la piel. Varios de los pigmentos usados en las tintas no se encuentran aprobados para el contacto con la piel de ningún modo, algunos son colores de grado industrial que son adecuados para tinta de impresora o pintura para automóviles [7].

En la Legislación Europea, los tatuajes son considerados productos no alimenticios, no se consideran cosméticos [8]. Desde el 2015 la Comisión Europea ha sido asesorada en la evaluación de riesgos para la salud de los pigmentos usados en el tatuaje y maquillaje permanente por la Agencia de Químicos Europea (ECHA por sus siglas en inglés), la cual presentó sus dictámenes científicos en junio de 2019, de la cual se propuso restringir el uso de más de 4000 substancias en las tintas de tatuaje y maquillaje permanente a partir de enero del año 2022 de acuerdo con la resolución del Consejo de la Unión Europea sobre los requisitos y los criterios para la seguridad de los tatuajes y el maquillaje permanente. La restricción introduce unos límites de concentración máxima para sustancias individuales o grupos de sustancias utilizadas en las tintas; entre los compuestos se encuentran substancias carcinogénicas, mutagénicas y reprotóxicas, sensibilizantes o irritantes de la piel, sustancias corrosivas o dañinas para los ojos, metales, entre otros; algunas son denominadas materias colorantes azoicas, aminas aromáticas carcinógenas, hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales y metanol. Algunas de estas sustancias ya habían sido restringidas bajo la Regulación de Productos Cosméticos de la Unión Europea y no se permitía su uso en la piel, por lo tanto no es seguro que sean inyectados bajo la misma [6]. Por otra parte, en Europa las agujas para tatuajes se encuentran reguladas por la legislación de la Unión Europea como dispositivos médicos siguiendo la nueva regulación (Reglamento (UE) 2017/745 del Parlamento Europeo y del Consejo de 5 de abril de 2017) [9].

        Regulación y Panorama Nacional

En la regulación colombiana es el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos  (INVIMA) quién se encarga de realizar la Inspección y Vigilancia de las agujas de tatuar; específicamente la división de Dispositivos Médicos y otras Tecnologías es quien concede el Registro Sanitario, esta tecnología se clasifica en la clase IIa, indicando que son de riesgo moderado, están sujetos a controles especiales en la fase de fabricación para demostrar su seguridad y efectividad según el decreto 4725 de 2005 [10], para la evaluación técnica de estos dispositivos el fabricante deberá enviar información sobre su capacidad técnica, por medio de la siguiente información [11]:

Requisitos técnicos

Descripción del Dispositivo Médico

Estudios Técnicos y comprobaciones analíticas

-       Verificación y validación de diseño

-       Certificado de análisis del producto terminado.

Método de esterilización

Método de desecho o disposición final

Estudios de biocompatibilidad, estabilidad, citotoxicidad, seguridad eléctrica.

Análisis de Riesgos

Descripción de medidas de seguridad

Certificación de Compromiso: entregarán al usuario final el manual de operación o usuario los cuales se encuentran disponibles en idioma castellano y tendrá disponibles los manuales de mantenimiento y operación

 

En cuanto a los pigmentos usados, la Decisión 516 de 2002 establece que estos compuestos no son cosméticos ya que no modifican el aspecto superficial de la piel, por lo tanto no requieren de Notificación Sanitaria para su uso, aun así, se está trabajando en la normativa al respecto por su riesgo sanitario evidente [12]. La Decisión 833 de 2018 menciona que aquellas sustancias o formulaciones que estén destinadas a inyectarse en el cuerpo humano no son cosméticos. [13]

En el 2018 el periódico La República, publicó un artículo titulado “El negocio de los tatuajes es un mercado que mueve US$190 millones anuales”, lo cual refiere a  701 mil millones de pesos Colombianos al año aproximadamente y 58 mil millones de pesos Colombianos al mes aproximadamente, dato que es dado por Ibis World y Global Tattoo recalcando que esta información es solamente de Colombia, ganando en ventas a multinacionales como Adidas Colombia o McDonalds Colombia y otras nacionales como Arturo Calle o Cine Colombia [14]. Pero es importante aclarar, que gran parte de este éxito es debido a que este mercado no está muy bien regulado en el país, en cuanto a términos de sanidad, control de insumos, permisos para tatuar o normas de diferentes índoles. Lo cual, demuestra un evidente riesgo para el cliente en un mercado que año a año está en crecimiento, pues solo para el 2018 la Asociación de Tatuadores (ni siquiera el DANE o la Cámara de Comercio) reportó una población de más de 300 tatuadores solo en Bogotá y más de 400 establecimientos repartidos en la misma ciudad, con la problemática de no poder distinguir entre los establecimientos registrados ante la Secretaría de Salud (al menos) y los establecimientos informales.[14]

En ese sentido, se observa que al no existir siquiera una estadística de este mercado en términos de personal, ¿Cómo será en cuestión de insumos, al menos en Bogotá? Y es que, frente esto se evidencia que cualquier persona natural o jurídica puede realizar la compra de máquinas, agujas, tintas y demás insumos en tiendas virtuales [14]. El Artículo Séptimo del Acuerdo 103 del 2003 “Por el cual se dictan medidas para proteger la salud de las personas en la práctica de tatuajes y piercing en el Distrito Capital de Bogotá”, comenta las condiciones del instrumental, específicamente de las buenas condiciones higiénicas para evitar cualquier infección; sin embargo, omite información sobre los pigmentos, las máquinas, entre otros insumos, de manera que la calidad de éstos por parte del fabricante es desconocida [15]. Un aspecto a tener en cuenta es que en el área del tatuaje existen riesgos de tipo microbiológico, desde cualquiera de los implementos usados.

Pero, frente a esto vienen tres preguntas, ¿Existirá alguna normatividad a nivel Nacional que incluya la regulación de las tintas, agujas y demás insumos de este mercado?, ¿Este tipo de productos deben tener algún registro sanitario y/o alguna regulación frente al INVIMA? y ¿Productos como estos, en realidad pertenecen al área de cosméticos?

Y la respuesta a estas tres incógnitas refieren a que para el 2014 el gobierno emitió la Resolución 2003 “Por la cual se definen los procedimientos y condiciones de inscripción de los Prestadores de Servicios de Salud y de habilitación de servicios de salud” [16], sin embargo, este documento no contempla lo relacionado con los establecimientos de tatuajes; sin embargo, en una resolución anterior, la 2263 de 2004, sí lo contempla: Artículo 1. Párrafo “Los establecimientos en los que se aplican técnicas con finalidad terapéutica, intervenciones quirúrgicas, microcirugías (tatuaje), procedimientos invasivos (piercing), implantes o preparaciones cosméticas, deberán cumplir en todo momento con la reglamentación vigente en lo relacionado con los prestadores de servicios de salud”. [17][18] Lo curioso es que en ninguna de las dos resoluciones se menciona que los insumos usados tengan registro INVIMA.

Adicional a las dos resoluciones mencionadas anteriormente, los Sistemas de Salud se ven regidos también por la Ley 9 de 1979 “Por la cual se dictan medidas sanitarias”[19], el Decreto 3518 de 2006 “Por el cual se crea y reglamenta el Sistema de Vigilancia en Salud Pública y se dictan otras disposiciones”[20] y Decreto 351 de 2014 “Por el cual se reglamenta la gestión integral de los residuos generados en la atención en salud y otras actividades”[21][22], lo que representaría una regulación pertinente con respecto a este tipo de establecimientos, pero sigue siendo vacía a la hora de mirar la regulación de los insumos debido al riesgo que pueden llegar a representar en la piel del usuario. En Bogotá, la vigilancia a este tipo de establecimientos se realiza desde el área de Vigilancia en Salud de la Secretaría Distrital de Salud, donde se revisan aspectos de infraestructura y condiciones sanitarias exigidos en la Ley 9 de 1979 como la gestión integral de residuos [19] y el Decreto 351 de 2014, donde se miran suministro de agua potable, cumplimiento de normas de higiene y de bioseguridad y cumplimiento de espacios libres de humo. [21][22]

Con respecto, a si este tipo de productos deben tener algún registro sanitario y/o alguna regulación frente al INVIMA, revisaremos algunas definiciones relacionadas con los insumos usados en la elaboración de tatuajes:

  1. TINTAS: Solución de alcohol y tintes vegetales, minerales o la combinación de ellos.[7]
  2. AGUJAS: Soportes con punta compuestas de níquel y cromo en su gran mayoría. [7]
  3. PROTECTORES: Agente que puede cubrir el tatuaje del ambiente, estos pueden estar fabricados con diferentes materiales desde celulosa hasta diferentes tipos de plástico (vinipel (polietileno lineal de baja densidad). [7]
  4. MÁQUINAS: Se llaman también pistolas para tatuar y son un equipo complejo, compuesto de diferentes metales para resistir las altas vibraciones al tatuar. [7]
  5. PAPEL ABSORBENTE: Compuesto en su mayoría por celulosa, por lo general se utiliza papel de cocina y sirve para limpiar constantemente la zona de trabajo, entre otras cosas [7].

Sin embargo, se ha encontrado que para 2017 se concedió un Registro Sanitario de agujas para tatuajes, con número de registro 2017DM-0016295 ante el INVIMA [23], pero lastimosamente no se encuentra más información sobre estos insumos.

Ahora bien, en el hecho de considerar a estos productos como invasivos, se hace necesario el análisis sobre qué productos se pueden considerar como cosméticos;  según INVIMA de define un cosmético como: “Sustancia o formulación de aplicación local que se emplea en las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos o en los dientes y las mucosas bucales), con el fin de limpiarlas, perfumarlas, modificar su aspecto, protegerlas o mantenerlas en buen estado y prevenir o corregir los olores corporales” [24], Sin embargo, algunos insumos como las tintas o las agujas, terminan teniendo un contacto con la parte interna de la piel, a lo cual esto ya deja de pertenecer a la definición de cosmético y entraría a hacer parte a la de dispositivos médicos: “Es todo aquel que penetra parcial o completamente en el interior del cuerpo, bien por un orificio corporal o bien a través de la superficie corporal.” [24], concepto que puede ser reforzado también con el concepto de dispositivo médico de tipo quirúrgico; es ahí donde se puede determinar que la calificación sobre las tintas para tatuajes, deja de ser algo cosmético a pasar a dispositivo médico clase IIb, pues se dice que es “destinado a aquellos de uso prolongado, salvo si se utilizan en la cavidad oral hasta la faringe, en el conducto auditivo externo hasta el tímpano o en una cavidad nasal, y no pueden ser absorbidos por la membrana mucosa” [24]; por otro lado y en relación a esto se podría entonces considerar a las agujas como dispositivo médico clase IIa, pues se diría que estos están destinados a  “uso de corto plazo, salvo si se utilizan en la cavidad oral hasta la faringe, en el conducto auditivo externo hasta el tímpano o en una cavidad nasal” [24], es así, como en general se estarían abarcando los dos insumos que presentan un contacto directo con las diferentes capas de la piel del usuario, sin embargo, queda a discutir cual sería la clasificación de los demás utensilios que el  tatuador y el usuario utilizan para el cuidado del mismo.

        Riesgos para la salud

Como se ha mencionado, Colombia cuenta con una precaria regulación para esta práctica, el problema que allí atañe es el riesgo de salud pública que puede ocasionar ya que la aplicación de tatuajes puede ser una vía de transmisión de enfermedades, como infecciones de la piel por Staphylococcus aureus resistente a meticilina [25]. En la actualidad, este riesgo toma mayor fuerza ya que ha aumentado la demanda de realizarse un tatuaje por parte de la comunidad [26]. Una de las consecuencias que puede ocurrir por la mala práctica y descuido en la recuperación, es la infección en la piel de origen bacteriano producida por cepas de estafilococos [27]. Las infecciones como la hepatitis B, C y el Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida (SIDA) pueden presentarse al realizar las punciones con implementos de uso sin un manejo adecuado y esterilización correcta, ocasionando problemas de salud graves [28]. Por último, una de las consecuencias más graves es la aparición de cáncer, el cual es atribuido especialmente al uso de las tintas, es por esto, que un factor a cuidar es la procedencia y el tipo de las mismas ya que deben ser biocompatibles con el cuerpo humano y ser pigmentos inocuos e inertes [26], generalmente la mayoría de tintas tienen problemas en su composición ya que presentan mezclas desconocidas y principalmente originadas a partir de metales pesados para conferir colores característicos, por ejemplo, se usa mercurio o selenio para generar el color rojo o se usa cobalto para producir el color azul en el tatuaje [27]. Es por esto, que las tintas utilizadas deben tener número de lote, fecha de caducidad y etiquetado correcto [26].

Por consiguiente, para que este tipo de enfermedades transmisibles en el cuerpo humano no sean un problema de salud pública que posteriormente afecte a una gran cantidad de la población, debe ser de primera importancia la regulación sanitaria con la implementación de políticas públicas entorno a garantizar el bienestar poblacional.

MENSAJES CLAVE

Según la Dra. Linda Katz, M.D., M.P.H., directora de la Oficina de Cosméticos y Teñidos de la FDA, antes de hacerse un tatuaje se recomienda considerar lo siguiente [30]:

   Las tintas no son seguras, una tinta puede estar contaminada, incluso si el envase está sellado o si la etiqueta dice ser producto estéril. Estudios publicados han informado que algunas tintas contienen pigmentos utilizados en tonners para impresoras o en pinturas automotrices. A la fecha, la FDA no ha aprobado ningún pigmento para inyectarse en la piel con fines cosméticos [7].

  Asegúrese que el tatuador retire las agujas, tubos de tinta y demás elementos, de empaques sellados antes de empezar el procedimiento.

   Evite las tintas y los kits de tatuajes de "hágalo usted mismo". Se han relacionado con infecciones y reacciones alérgicas [31].

   Si desarrolla una infección u otra reacción tras hacerse un tatuaje, comuníquese con un profesional de la salud y notifique al tatuador para que pueda identificar la tinta y no la use de nuevo.

   Es importante tener información de la marca, color y número de lote de la tinta o agente diluyente en caso de que se presente algún efecto no deseado.

   En caso de presentar una reacción no deseada, el consumidor, el tatuador o el profesional en salud deben informar al ente regulador y proveer todos los detalles posibles sobre la tinta y la reacción.

La FDA sugiere a los individuos a que denuncien los problemas ante la FDA de una de las siguientes maneras [29]:

   Contacte a MedWatch, Programa de Información de Seguridad y Denuncia de Eventos Adversos de la FDA: 1. Por teléfono: 1-800-FDA-1088 2. En línea: Presente una denuncia voluntaria en http://www.fda.gov/medwatch

 Contacte al Coordinador de Denuncias de los Consumidores de su área. Encuentre uno aquí: http://www.fda.gov/Safety/ReportaProblem/ConsumerComplaintCoordinators.

En Colombia, puede reportar todo evento adverso que se presente en el Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 294 8700 ext.: 3916, 3921, y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM.

CONCLUSIÓN

En conclusión, piénselo muy bien antes de tatuarse. Debido a todas las incógnitas que se describen anteriormente, esta no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Si decide hacerse un tatuaje, asegúrese de que el salón y el artista cumplan con las leyes tanto locales como estatales. La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales en Estados Unidos tiene una página de internet sobre los requisitos estatales para el tatuado y en Colombia, para obtener información sobre las normas locales, comuníquese con el departamento de salud de su ciudad.

REFERENCIAS

[1] Tattoo Takeover: Three in Ten Americans Have Tattoos, and Most Don’t Stop at Just One [Internet]. The Harris Poll. 2021. Citado el 31 de Marzo del 2021]. Disponible en: https://theharrispoll.com/tattoos-can-take-any-number-of-forms-from-animals-to-quotes-to-cryptic-symbols-and-appear-in-all-sorts-of-spots-on-our-bodies-some-visible-in-everyday-life-others-not-so-much-but-one-thi/

[2] ASALE R. tatuar | Diccionario de la lengua española [Internet]. «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://dle.rae.es/tatuar

[3] History of Tattoos: A Complete Timeline | AuthorityTattoo [Internet]. AuthorityTattoo. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://authoritytattoo.com/history-of-tattoos/#:~:text=Tattoos%20date%20back%20many%20thousands,3370%20BC%20and%203100%20BC.

[4] What chemicals are in your tattoo? Chemical& ENGINEERING NEWS Volumen 94, Asunto 33. 2016. Disponible en línea: https://cen.acs.org/articles/94/i33/chemicals-tattoo.html

[5] Tattoos & Permanent Makeup: Fact Sheet [Internet]. U.S. Food and Drug Administration. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://www.fda.gov/media/93379/download

[6] CFR - Code of Federal Regulations Title 21 [Internet]. Accessdata.fda.gov. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://www.accessdata.fda.gov/scripts/cdrh/cfdocs/cfcfr/cfrsearch.cfm

[7] Tattoos & Permanent Makeup: Fact Sheet [Internet]. U.S. Food and Drug Administration. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://www.fda.gov/cosmetics/cosmetic-products/tattoos-permanent-makeup-fact-sheet

[8] OPINION OF THE SCIENTIFIC COMMITTEE ON COSMETIC PRODUCTS AND NON-FOOD PRODUCTS INTENDED FOR CONSUMERS CONCERNING THE SAFETY OF TATTOOS ADOPTED BY THE SCCNFP DURING THE 11TH PLENARY MEETING OF 17 FEBRUARY 2000 Disponible en linea: https://ec.europa.eu/health/scientific_committees/consumer_safety/opinions/sccnfp_opinions_97_04/sccp_out108_en.htm

[9] Tintas para tatuajes y maquillaje permanente - ECHA [Internet]. Echa.europa.eu. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://echa.europa.eu/es/hot-topics/tattoo-inks

[10] Reglamento (UE) 2017/745 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2017, sobre productos sanitarios; Disponible en: https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/?uri=CELEX%3A32017R0745

[11] Ids.gov.co. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://ids.gov.co/web/2020/MEDICAMENTOS/Decreto_4725_2005-Dispositivos%20M%C3%A9dicos.pdf

[12] Cosméticos - Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos [Internet]. Invima.gov.co. 2021 [cited 31 March 2021]. Available from: https://www.invima.gov.co/cosmeticos

[13] DECISIÓN N° 833 Armonización de Legislaciones en materia de Productos Cosméticos - Actualización de la Decisión 516 “Armonización de Legislaciones en materia de Productos Cosméticos”. GACETA OFICIAL DEL ACUERDO DE CARTAGENA No. 3450, 2018. Disponible en línea: https://www.invima.gov.co/documents/20143/448427/Decisi%C3%B3n+833+del+26+de+noviembre+de++2018.pdf/ebf2fbcf-8b98-1d7d-977d-320bf5312ffe

[14] Bejarano J.; El negocio de los tatuajes es un mercado que mueve US$190 millones anuales; La República; Lunes 17 de septiembre de 2018; Disponible en: https://www.larepublica.co/empresas/el-negocio-de-los-tatuajes-es-un-mercado-que-mueve-us190-millones-anuales-2771394 

[15] ACUERDO 103 DE 2003; Por el cual se dictan medidas para proteger la salud de las personas en la práctica de tatuajes y piercing en el Distrito Capital de Bogotá; Disponible en: https://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=11011

[16] RESOLUCIÓN NÚMERO 2003 DE 2014; Por la cual se definen los procedimientos y condiciones de inscripción de los Prestadores de Servicios de Salud y de habilitación de servicios de salud; Ministerio de salud y protección social;Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/DE/DIJ/Resolucion-2003-de-2014.pdf

[17] RESOLUCIÓN NÚMERO 2263 DE 2004; Por la cual se establecen los requisitos para la apertura y funcionamiento de los centros de estética y similares y se dictan otras disposiciones; Ministerio de la protección social; Disponible en: http://biblioteca.saludcapital.gov.co/img_upload/03d591f205ab80e521292987c313699c/resolucion-2263-de-2004.pdf

[18] Pedroza J.; Informacion, educacion y capacitacion sobre, Centros de Tatuaje y Body Piercing, Área de salud ambiental; Alcaldía de Santiago de Cali; Disponible en: http://calisaludable.cali.gov.co/saludPublica/2014_SaludAmbiental/Tatuajes/Centros%20de%20Tatuaje.pdf

[19] LEY 9 DE 1979; Por la cual se dictan medidas sanitarias; Congreso de Colombia; Disponible en: http://copaso.upbbga.edu.co/legislacion/ley_9_1979.Codigo%20Sanitario%20Nacional.pdf

[20] DECRETO NÚMERO 3518 DE 2006; Por el cual se crea y reglamenta el Sistema de Vigilancia; Ministerio de protección social; Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/DE/DIJ/Decreto-3518-de-2006.pdf

[21] DECRETO 351 DEL 2014; Por el cual se reglamenta la gestión integral de los residuos generados en la atención en salud y otras actividades; Ministerio de Salud y protección social; Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/Decreto%200351%20de%202014.pdf

[22] DECRETO 351 DEL 2014; Por el cual se reglamenta la gestión integral de los residuos generados en la atención en salud y otras actividades; Ministerio de Salud y protección social; Diapositivas; Disponible en: http://www.saludcapital.gov.co/CTDLab/Publicaciones/2014/DECRETO%20351%20RESIDUOS.pdf

[23] RESOLUCIÓN No. 2017021291 DE 24 de Mayo de 2017; Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – INVIMA; Ministerio de Salud y Protección Social; República de Colombia; Disponible en: http://web.sivicos.gov.co/registros/pdf/15434728_2017021291.pdf

[24] ABC PUBLICIDAD COSMETICOS; INVIMA; Disponible en: https://www.invima.gov.co/documents/20143/367590/ABC+Publicidad+de+cosm%C3%A9ticos.pdf/3775985f-9fb4-57c0-3a0c-7edc63482476?t=1565040919558&download=true

[25] Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus Skin Infections Among Tattoo Recipients --- Ohio, Kentucky, and Vermont, 2004--2005  Disponible en línea: https://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5524a3.htm

[26] Márquez-González Y, Cortina-Luna FA, García-Mejía D. Los tatuajes y los riesgos a la salud por una mala práctica. Sal Jal. 2019;6(3):228-234.

[27] Betancourt PA, Pérez FD, Martín PY. Tatuajes: una moda con riesgos. Acta Med Cent. 2019;13(3):455-463.

[28] Valle, L E. (2006). Tatuajes y "piercing". Revista argentina de dermatología, 87(1), 16-26. Recuperado en 30 de marzo de 2021, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-300X2006000100002&lng=es&tlng=es.

[29] Los tatuajes y el maquillaje permanente.  Fda.gov. 2021 [citado el 30 de marzo del 2020]. Disponible en: https://www.fda.gov/media/93382/download

[30] Tatuarse es para pensarse: ¿son seguros los tatuajes? [Internet]. U.S. Food and Drug Administration. 2021 [citado el 30 de marzo del 2020]. Disponible en: https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/tatuarse-es-para-pensarse-son-seguros-los-tatuajes

[31] A Tattoo for You? Seven Key Questions to Consider, 2016. Disponible en línea: https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/quiere-hacerse-un-tatuaje-siete-preguntas-importantes-que-debe-considerar-antes-de-hacerse-uno


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...