jueves, 27 de diciembre de 2012

El Impacto de los desabastecimientos de fármacos en los niños con cáncer


  
El New England Journal of Medicine publicó hoy una entrevista al Dr. Bruce Chabner profesor de la Universidad de Harvard, quien aborda el sensible tema de la actual escasez mundial de fármacos oncológicos de bajo costo, ejemplificando el fénomeno con el caso de la mecloretamina en. el tratamiento de un tipo de linfoma infantil. Recientemente, la Dra. Claudia Vacca, profesora de la Universidad Nacional de Colombia, publicó un artículo que trata este mismo asunto y plantea una problemática muy similar a la señalada por Chabner, además de analizar las estrategias adoptadas por el gobierno para afrontar esta situación. 

Ambos autores coinciden al señalar que el poco atractivo comercial de estos productos es una de las principales razones de su escasa producción, lo que se explica por un bajo margen de ganancias de los mismos.  Otros autores han explicado también los desabastecimientos por esta razón,  evidenciando el papel secundario de los problemas de manufactura.  También se han señalado debilidades de la legislación sanitaria que pretende regular el suministro de medicamentos esenciales.

La mecloretamina fue uno de los primeros agentes quimioterapéuticos para el cáncer, y se usó por varios años en el protocolo Stanford V para el tratamiento del linfoma Hodgkin pediátrico, indicación para la cual era efectivo y poco tóxico.  Sin embargo, en 2009 un desabastecimiento de mecloretamina ha obligado a los oncólogos a remplazarla desde entonces en este protocolo por la ciclofosfamida, que aparentemente era equivalente en eficacia y seguridad a la primera. Un estudio retrospectivo reciente mostró que el regímen modificado con ciclofosfamida era bastante inferior en términos de eficacia y seguridad al original con mecloretamina.  Chabner enfatiza en la toxicidad potencialmente evitable y en los mejores resultados que se hubieran podido obtener  si el suministro de mecloretamina no hubiera sido interrumpido. 

La entrevista completa se puede encontrar en la página del New England Journal of Medicine 

No hay comentarios:

Publicar un comentario