lunes, 1 de junio de 2015

¿La OMS Está en Crisis. Quien Gobierna la Salud en el Mundo?

 
01 de Junio 2015
Señal Tomada de Fundacion IFARMA

”El dilema para los países miembros de la OMS es claro; tendrán que escoger entre una gran Alianza Público Privada (APP) para administrar los proyectos financiados por el sector filantrópico y privado, o reconstruir una Agencia Internacional pública, independiente para la dirección del sector de la salud”
Germán Velásquez 

Del 18 al 24 se celebrará en Ginebra la 68 Asamblea Mundial de la Salud y en medio de muchas críticas (especialmente por el tardío y muy poco eficaz manejo del ébola), hay un tema que a las organizaciones de la sociedad civil, nos preocupa de manera extrema.

Se trata de la forma en que los países desarrollados, la gran filantropía y la gran industria farmacéutica, están manipulando a la OMS para que tome decisiones y haga recomendaciones en beneficio de sus empresas y bloquear las propuestas de los países en desarrollo que atiendan a las necesidades de la salud pública de nuestras poblaciones. Hay multitud de ejemplos. El mundo enfrenta una crisis de grandes proporciones; la resistencia a los antibióticos.  El 80% de los antibióticos se mal utilizan para criar y engordar animales sin justificación. La OMS se limita a recomendaciones inocuas. El año pasado Colombia enfrentó (con lujo de detalles, valga decirlo) una feroz oposición de Estados Unidos y la Unión Europea, en defensa de una reglamentación de  Biotecnológicos procompetitiva. La OMS se refugia en propuestas preparadas en los departamentos de marketing de las grandes farmacéuticas.  Desde hace más de 10 años, los países desarrollados bloquean decisiones en favor de un modelo de innovación que no se base en patentes y libertad de precios.

Pero más allá de resultados como ése, la pregunta de fondo es quien define la agenda y las prioridades. Hoy, el 80% del presupuesto anual de la OMS depende de recursos extrapresupuestarios y solamente el 20% a cuotas de los países miembros.  Quién toma las decisiones fundamentales? Basta mirar la lista para entender quien está a cargo:
  1. United States of America: $300,671,805
  2. The Bill and Melinda Gates Foundation: $256,521,237
  3. United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland: $155,129,268
  4. GAVI Alliance: $127,754,707
  5. Canada: $79,796,770
  6. Rotary International: $66,516,459
  7. European  Commission: $58 639 262
Estos 7 primeros tienen varias particularidades que vale la pena resaltar. La primera es que Estados Unidos debe a la OMS varios años de cuotas ordinarias. Por razones estatutarias, el que un país no pague a tiempo sus cuotas no le impide ejercer el derecho al voto y muy especialmente el derecho al veto, que en muchas ocasiones Estados Unidos ha ejercido especialmente en temas relacionados con propiedad intelectual.  Cuando los países en desarrollo han propuesto un tratado para hacer más asequibles los medicamentos nuevos, Estados Unidos sistemáticamente se ha opuesto y ha ejercido un derecho de veto, que ya quisiera poder ejercer cualquier deudor en cualquier conjunto de propiedad horizontal en cualquier lugar del mundo.  Eso es tener poder y no tener vergüenza.

La segunda es que la Fundación Bill y Melinda Gates no es el segundo contribuyente. La Alianza GAVI, que es el cuarto “donante” de la OMS, se financia en un 25% con aportes de la Fundación Gates, y que interesante, en gran medida con aportes del Gobierno de los Estados Unidos y la Gran Bretaña.  Con cualquier cálculo que uno quiera hacer, entiende que las decisiones sobre la salud en el mundo entero las está liderando la fundación Bill y Melinda Gates y otros 2 grandes actores: el Gobierno de los Estados Unidos y el de Gran Bretaña. Bill y Melinda, eso sí, no fueron elegidos por votación popular…

Habría mucho que decir sobre el papel de la gran filantropía en los destinos del mundo y sobre el origen de la enorme riqueza de Bill y Melinda que no ha sido precisamente “amasada” en la lucha por los derechos humanos sino más bien en el abuso de los derechos de propiedad intelectual.  En el mundo entero (y ciertamente en Colombia) se conocen las normas y el papel de los gobiernos para “asegurar” que se utilice software Microsoft y que los gobiernos persigan a los infractores. Se conocen menos los estrechos vínculos entre la industria farmacéutica y la fundación Gates, pero baste mencionar que buena parte de los altos ejecutivos de la Fundación, fueron altos ejecutivos de la gran Industria Farmacéutica.

Y no consideramos necesario insistir en la forma en que, especialmente el Gobierno de los Estados Unidos, respalda los intereses comerciales de sus grandes industrias en los debates internacionales sobre salud, sobre comercio y sobre cualquier otro tema.  Para eso se han celebrado tantos tratados del eufemísticamente denominado “libre comercio” los TLCs.

Aparecen en la lista reconocidas empresas farmacéuticas cuyos aportes hacen desconfiar de la vocación de la OMS por la defensa del interés común. 
  • Merck Sharpe and Dohme-Chibret:  $7,611,575
  • Hoffmann-La Roche and Co Ltd:  $6,158,153
  • GlaxoSmithKline (GSK):  $6,158,153
  • Sanofi Pasteur:  $5,898,877
  • Wellcome Trust:  $5,093,419
  • Sanofi Espoir Foundation:  $4,435,078
  • Bristol-Myers Squibb:  $765,000 
  • Bayer AG:  $444,048
  • Syngenta Crop Protection AG:  $150,000
Porque los países en desarrollo no se proponen la recuperación de la OMS para los gobiernos del mundo?. Por qué no proponer, que como le pasa a cualquier ciudadano en el planeta, cualquier aporte que se quiera hacer a la organización con la que se tienen deudas, se aplique primero al saneamiento de las deudas y luego a los programas extraordinarios? 

Desde hace años se ha propuesto incrementar el valor de los aportes obligatorios y definir una reducción gradual de los aportes voluntarios, para que no representen más del 50% del presupuesto. Adivinen quien se ha opuesto y ha ejercido su derecho al veto…….


Francisco Rossi 
Fundación IFARMA
Miembro del Comité para la Veeduría Ciudadana en el Sector Salud. 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario