miércoles, 16 de octubre de 2019

Productos cosméticos de Beauty Plus Inc. fueron retirados del mercado al dar positivo en pruebas de detección de asbesto.



El 5 de marzo de 2019, la FDA advirtió sobre ciertos productos comercializados en la cadena estadounidense de tiendas de accesorios Claire’s, que podrían estar contaminados con fibras de asbesto. Posteriormente, el 6 de septiembre de 2019, la empresa fabricante Beauty Pus Global Inc., retiró de manera voluntaria cuatro productos cosméticos al comprobarse mediante pruebas analíticas su contaminación con asbesto.

Debido a reportes de presunta contaminación de productos comercializados en Claire´s, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional y una empresa de Servicios Analíticos AMA Inc., bajo la directriz de la FDA, realizaron la inspección y análisis de dichos productos cosméticos, encontrando así que algunos lotes de polvos compactos, sombras para ojos y paletas de contorno, enlistados a continuación, dieron positivo para asbesto en su forma tremolita en la prueba de detección, y la recogida de los lotes de producto contaminado se realizó de manera voluntaria por parte de la empresa fabricante y la cadena comercializadora.

-              Beauty Plus Global Inc. City Color Collection Matte Blush (Fuchsia)
-              Beauty Plus Global Inc. City Color Cosmetics Timeless Beauty Palette
-              Beauty Plus Global Inc. City Color Bronzer (Sunset)
-             Beauty Plus Global Inc. Beauty Plus Global Inc. City Color Shimmer Bronzer (Caramel)  (1).

El talco es uno de los ingredientes más comunes en productos cosméticos; su estructura química y su textura le dan la capacidad de tomar muchas formas, convirtiéndose así en un mineral muy versátil (2); y es utilizado principalmente por sus propiedades lubricantes, por su suavidad al tacto y por su buena adherencia a la piel (3).

El asbesto se constituye de silicatos hidratados microcristalinos en forma de fibras o en cadena, aparecen naturalmente en el ambiente, y pueden encontrarse en depósitos naturales o como contaminantes de otros minerales (4); por ejemplo, la variedad fibrosa de asbesto tremolita puede estar presente junto a depósitos de talco (5). Si los sitios de extracción de talco no se seleccionan cuidadosamente, ni se toman las medidas necesarias para purificar el mineral de talco lo suficiente, éste puede llegar a contaminarse con asbesto (1). Sin embargo, para el uso cosmético, independientemente del origen del talco a utilizar, debe estar exento de asbesto en cualquiera de sus formas (6).
En individuos expuestos ocasionalmente a bajos niveles de asbesto, o que vivan en áreas con altos niveles ambientales de asbesto, la inhalación de las fibras de asbesto puede llegar a formar las denominadas ‘placas pleurales’ en la membrana que rodea al pulmón. Sin embargo, si hay una exposición constante a estas fibras, se pueden ir formando, progresivamente, cicatrices en el pulmón y en la membrana que los rodea; este tejido lesionado, ya no tendría la capacidad de expandirse y contraerse de manera normal, lo que ocasiona que el proceso respiratorio se vuelva difícil; además de disminuir el flujo de sangre que llega a los pulmones generando que el corazón se dilate, y por tanto, resulta también afectado. Esta enfermedad se llama asbestosis, una enfermedad grave, de evolución lenta que puede generar incapacidad y conducir a la muerte.  A su vez, las personas altamente expuestas al asbesto tienen mayores probabilidades de desarrollar cáncer pulmonar y mesotelioma (5).

Actualmente los productos cosméticos implicados en la contaminación y mencionados anteriormente, no cuentan con registro sanitario por parte del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA); y, por tanto, cualquier comercialización de los mismos dentro del territorio nacional sería ilegal. No obstante, en caso de que se tenga acceso a estos productos, evitar su adquisición y uso; además acudir al médico si se presentan síntomas para descartar cualquier alteración.

Dónde reportar.
Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 294 8700 ext.: 3916, 3921, y 3847 o al correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Para más información sobre esta alerta: https://www.fda.gov/cosmetics/cosmetics-recalls-alerts/fda-advises-consumers-stop-using-certain-cosmetic-products

Referencias bibliográficas:
(1) U.S Food & Drug Administration. FDA Advises Consumers to Stop Using Certain Cosmetic Products Product samples test positive for asbestos. Disponible en: https://www.fda.gov/cosmetics/cosmetics-recalls-alerts/fda-advises-consumers-stop-using-certain-cosmetic-products [Consultado en septiembre 10 de 2019]

(2) Donahue J. A Study of Talc-Containing Cosmetics and Their Potential Asbestos Contamination. Honor Senior Theses/Projects. (2018) 

(3) Rowe R, Sheskey P, Quinn M.  Handbook of Pharmaceutical Excipients. Sexta Edición. Pharmaceutical Press and American Pharmacist Association; 2009.

(4) Luis G, Hernández C, Rubio C, Frías I, Gutiérrez A, Hardisson A. Toxicología del asbesto. Cuad Med Forense. 2009, 15(57): 207-213  

(5)Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. Resumen de salud pública. Asbesto (Amianto) Disponible en: https://www.atsdr.cdc.gov/es/phs/es_phs61.pdf  [Consultado en septiembre 10 de 2019]

(6) Wilkinson J, Moore R. Harry’s Cosmeticology. Ediciones Díaz de Santos; 1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabía usted que Estados Unidos enfrenta una de las mayores crisis de opioides de su historia?

Segui @CIMUNCOL Autores:   Paula Alejandra Buitrago Páez,  Gabriel Andrés Camargo Muñoz,  Manuela Peña Salas,  María Camila Vera Sierra Est...