miércoles, 6 de septiembre de 2017

Casos de reactivación viral asociados al uso de lenalidomida



El pasado 11 de noviembre del 2016, la ANSM (Agencia Nacional de Medicamentos y productos de la salud) advirtió que el medicamento lenalidomida puede estar causando casos de reactivación viral; como resultado del tratamiento en pacientes con antecedentes de infección por el virus de la varicela zoster (VVZ) o virus de la hepatitis B (VHB) [1].

Lenalidomida es un análogo de 4-amino-glutamilo de la talidomida que carece de los efectos secundarios neurológicos de la sedación y la neuropatía de esta última; y que ha surgido como un medicamento con actividad contra diversas neoplasias malignas hematológicas. El mecanismo de acción de la lenalidomida es inhibir la proliferación e inducir apoptosis de algunas células hematopoyéticas, dentro de los cuales se incluye el mieloma múltiple, el linfoma de las células del manto y las células mielodisplásicas tumorales [2] .

El mecanismo de inhibición de la proliferación de células hematopoyéticas que produce la lenalidomida, se logra a partir de la inhibición de moléculas de adhesión celular, tales como la molécula de adhesión intracelular 1 (ICAM-1) y la molécula de adhesión vascular 1 (VCAM-1). Lenalidomida inhibe las señales de crecimiento que promueven la angiogénesis de la médula ósea, tales como el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), el factor de necrosis tumoral α (TNF-α) e interleuquina (IL) -6. Por último, lenalidomida promueve la estimulación del crecimiento de las células T, lo que significa un aumento en la producción de la IL-2 e interferón-γ (IFN-γ); razón por la cual, se ve aumentada la activación de las células Natural Killer (NK) [3].

Según la Agencia Nacional de Medicamentos y productos de la salud (ANSM), los casos de reactivación viral en pacientes con antecedentes de infección con el virus de la varicela zoster (VVZ) o el virus de la hepatitis B (VHB), se han venido reportando desde el inicio de la comercialización del medicamento hasta su uso posterior. En cuanto a los casos de reactivación del virus de la hepatitis B se han presentado muy pocos casos. Sin embargo, existen algunos casos que han evolucionado hasta insuficiencia hepática, para los cual se requirió la interrupción inmediata del tratamiento. Por otro lado, existen casos de reactivación del virus de la varicela zoster (VVZ), que se manifiesta como la aparición de herpes, meningitis zosteriana y culebrilla oftálmica, las cuales requieren tratamiento antiviral y la interrupción del tratamiento con lenalidomida. En consecuencia, los pacientes con antecedentes de infección con el virus de la varicela zoster (VVZ) o el virus de la hepatitis B (VHB), deben estar monitoreadas durante todo el tratamiento con lenalidomida para detectar signos y síntomas de reactivación viral [1].

En Colombia, según el INVIMA (Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos) existen 3 registros sanitarios vigentes aprobados para lenalidomida que tienen como indicación autorizada o uso autorizado el tratamiento en pacientes adultos o adulto mayor que presenten como condición patológica; mieloma múltiple (MM) y adicional que no hayan recibido tratamiento previo. El INVIMA reporta que también está indicado para el tratamiento en pacientes con anemia dependiente de transfusiones y por último en el tratamiento de pacientes adultos con linfoma de células del manto (LCM). Este principio activo se encuentra en una forma farmacéutica que corresponde a tabletas de 5, 15 y 25 mg [4].

En consecuencia de lo anterior se advierte a los profesionales de la salud que antes de iniciar tratamiento con lenalidomida, se deberá realizar serología del VHB. En caso de que dicha serología presente un resultado positivo, se recomienda al paciente consultar a un médico especialista en enfermedades hepáticas y en el tratamiento del VHB. Adicionalmente, durante todo el tiempo que dure el tratamiento con lenalidomida, los pacientes con antecedentes de infección previa por VHB deberán ser vigilados periódicamente con la intención de detectar la presencia de síntomas y signos característicos de la reactivación viral [4].

Algunas recomendaciones importantes a los pacientes que están recibiendo tratamiento con lenalidomida y adicional, que han presentado hepatitis B o infección por virus del Herpes Zoster, deberán comunicarlo a su médico tratante. Por otro lado, es importante que los pacientes no suspenda ni cambie el medicamento sin antes consultar con su médico tratante, ya que de lo contrario, la suspensión inadecuada puede generar complicaciones en su enfermedad de base [4].

Para conocer más información sobre esta alerta, diríjase al siguiente enlace.


Bibliografía
[1] ANSM. Lènalidomide (Revlimid): nouvelles recommandatios importantes relatives à la reactivation virale. [Internet] [Citado 30 de marzo de 2017] Disponible en http://ansm.sante.fr/var/ansm_site/storage/original/application/d32a6c0fa496dabebc100863143e976f.pdf

[2] Micromedex. Lenalidomide: Mechanism of action [Internet]. Micromedexsolutions.com. 2016. [citado 130 de marzo de 2017]. Disponible en: http://www.micromedexsolutions.com/micromedex2/librarian/PFDefaultActionId/evidencexpert.DoIntegratedSearch#close

[3] Kamakshi V. Rao.Lenalidomide: Lenalidomide in the Treatment of Multiple Myeloma.
American Journal of Health-System Pharmacy. 2007;64(17):1799-1807.

[4] INVIMA: Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos. Consulta de registros sanitarios. Listado de registros sanitarios vigentes de medicamentos.[Internet] [citado 130 de marzo de 2017]. Disponible en: https://www.invima.gov.co/consultas-registros-sanitarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario