martes, 6 de diciembre de 2016

“Vigour 300” es un producto fraudulento

La agencia sanitaria de Australia (TGA, Therapeutic Goods Administration) alerta sobre el uso del producto Vigour 300 al encontrar en su composición sildenafilo, lo cual no había sido declarado. Lo anterior significa un riesgo para la población [1].

Sildenafil y otros inhibidores de la fosfodiesterasa, desarrollados inicialmente para el tratamiento de la angina de pecho, son los fármacos más comúnmente utilizados para el tratamiento de la disfunción eréctil, sin embargo, tienen efectos adversos leves como: enrojecimiento, dolor de cabeza, congestión nasal, dispepsia, mareos; y graves poco frecuentes como: pérdida temporal de la visión, retinopatía, infarto de miocardio, arritmia ventricular, hemorragia cerebrovascular y más recientemente se ha alertado sobre pérdida de la audición, efectos que son dosis dependientes [2].

El producto no posee ninguna información disponible en la Base de Datos del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), no tiene registro sanitario, por ende, su comercialización es ilegal, no debería estar disponible bajo ninguna modalidad de venta en Colombia [3].

En Australia se advierte a los consumidores que sildenafilo es una sustancia para uso sólo bajo prescripción. Por ende, el suministro de tabletas Vigour 300 que contienen sildenafilo no declarado en la etiqueta es ilegal. El producto no ha sido evaluado por la TGA para la calidad, seguridad o eficacia que exige la legislación australiana y el lugar de fabricación tampoco está aprobado por la agencia sanitaria. Además, las investigaciones han demostrado que población oriunda pudo haber comprado el producto en línea [1].

Es recomendable que la población que consuma el producto deje de tomarlo y que disponga de su existencia a su farmacia local para la correcta eliminación; así mismo ante alguna preocupación que le surja por haberlo empleado consulte a su profesional de la salud. La TGA sugiere a los consumidores tener mucho cuidado en la compra de medicamentos en sitios de Internet desconocidos en el extranjero. Los productos adquiridos a través de Internet pueden contener ingredientes no revelados y potencialmente dañinos y pueden no cumplir con los mismos estándares de calidad, seguridad y eficacia que los aprobados por la TGA para el suministro en Australia. Resulta oportuno que la población informe a la autoridad sanitaria, sobre la venta de éste y de aquellos productos que no posean el debido registro sanitario. Asimismo, se abstengan de adquirirlos [1].

En caso de conocer lugares donde se comercializa dicho producto, puede reportarlo al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 2948700, ext: 3916, 3921 y 3847, o al correo electrónico invimafv@invima.gov, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Para más información sobre esta alerta, siga este enlace.


Bibliografía

[1] TGA: Therapeutic Goods Administration. [Internet]. tga.gov.au [Citado 17 de Octubre de 2016] Disponible en: http://www.tga.gov.au/current-year-alerts

[2] Khan AS, et al. Viagra Deafness—Sensorineural Hearing Loss and Phosphodiesterase-5 Inhibitors. Laryngoscope. 2011; 121: 1049-1054.

[3] INVIMA: Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos. [Internet] invima.gov.co [Citado 17 de Octubre de 2016]. Disponible en: http://farmacovigilancia.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

No hay comentarios:

Publicar un comentario