martes, 29 de noviembre de 2016

Caso de hepatitis aguda asociado a elevado consumo de bebidas energizantes

El Departamento de Medicina de la Universidad de Florida, en Estados Unidos, realizó un informe en el que reportó un nuevo caso de hepatitis aguda causada por el consumo excesivo de bebidas energizantes [1].

Las bebidas energizantes contienen típicamente altos niveles de minerales, vitaminas del complejo B como la B3 (niacina), cafeína, taurina, extracto de guaraná, ginseng, entre otros, que exceden en gran medida la ingesta diaria recomendada, aumentando el riesgo de acumulación perjudicial hasta alcanzar niveles tóxicos para el organismo.

La hepatitis aguda se caracteriza por las siguientes manifestaciones: malestar, anorexia, dolor abdominal, náuseas, vómitos, Ictericia generalizada, ictericia esclerótica y orina oscura [2]. Otros efectos adversos graves de estas bebidas son: convulsiones y ataque cerebrovascular isquémico [3], ya que al contener diferentes componentes en altas concentraciones para lograr el efecto energizante estos se pueden acumular y presentar efectos potencializados por su concentración y por interacción entre ellos mismos.

El Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) mediante resolución 4150 de 2009 establece la reglamentación técnica sobre los requisitos que deben cumplir las bebidas energizantes para el consumo humano y los establecimientos relacionados en su comercialización y fabricación, estas bebidas están en la obligación de obtener el registro sanitario de acuerdo con el decreto 3075 de 1997 [4].

Debido a que las bebidas energizantes tienen amplia difusión y comercialización en el territorio nacional y a que su uso es muy popular entre los jóvenes, se hace un llamado de atención sobre los potenciales efectos adversos graves de las mismas, haciendo una invitación a reducir su consumo y/o evitarlo.

El consumo descontrolado aumenta la incidencia en el daño de órganos vitales y puede que los síntomas no sean instantáneos y pueden evidenciarse posteriormente.

Cualquier sospecha de efectos adversos presentados por el consumo de estas bebidas, pueden reportarse a través de la página web: https://www.invima.gov.co/ o llamando al PBX 2948700 extensión 3843.

Para más información, siga este enlace.

Bibliografía

[1] Harb J, Taylor Z, Khullar V, Sattari M. Rare cause of acute hepatitis: a common energy drink. BMJ Case Rep 2016. Published online: doi:10.1136/bcr-2016-216612

[2] El espectador. Nuevo caso de hepatitis aguda por consumo excesivo de bebidas energéticas. [consultado el 07 de noviembre de 2016] Disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/salud/nuevo-caso-de-hepatitis-aguda-consumo-excesivo-de-bebid-articulo-663543

[3] Saritas A, Dikici S, Gunes H. Adverse effects of energy drinks. The American Journal of Emergency Medicine. 2015;33(3):461–462.

[4] INVIMA. Resolución 4150 de 2009. [internet]. [Consultado: 10 de noviembre de 2016]. Disponible en: https://www.invima.gov.co/normatividad-sp-510373846/alimentos/resoluciones-alimentos/resoluciones-2009/564-resolucion-4150-noviembre-3-de-2009-.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario