jueves, 1 de septiembre de 2016

Posible riesgo de alopecia asociado a dabigatrán y apixaban



La agencia regulatoria de Nueva Zelanda (MEDSAFE) informó sobre un posible riesgo de pérdida del cabello asociado al consumo de dabigatrán y apixaban , debido a que el Centro de Monitorización de Reacciones Adversas (CARM) recibió el reporte de un paciente con pérdida continua de cabello justo 4 días después de iniciar tratamiento con rivaroxaban [3]. Adicionalmente, hasta marzo de 2016 la base de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) -Uppsala Monitoring Centre (UMC) VigiBase®, registró 215 informes de alopecia asociada a dabigatrán y 47 para apixaban [1]. 

Apixaban y dabigatrán son anticoagulantes de uso oral, el primero ejerce su acción mediante la inhibición del factor Xa de la coagulación, impide la activación de plaquetas por el bloqueo selectivo y reversible del sitio activo del factor Xa sin necesidad de un cofactor.Por otra parte el dabigatrán evita el desarrollo de trombos a través de la inhibición directa y competitiva de la trombina [2]. 

En Colombia, según el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos (INVIMA),  existen 2 registros sanitarios para apixaban y 3 para dabigatrán  con indicaciones aprobadas para prevención de eventos venosos tromboembólicos, reducción del riesgo de accidente cerebrovascular y de embolismo sistémico en pacientes con fibrilación auricular [3].

Es importante resaltar que este no es un efecto adverso conocido para dabigatrán y apixaban, sin embargo desde el año 1950 aproximadamente, se han reportado casos de alopecia asociados a otro tipo de anticoagulantes como las heparinas no fraccionadas y los derivados cumarínicos [1]. El medio por el cual este tipo de fármacos causan alopecia no está claramente dilucidado; sin embargo se ha planteado un mecanismo para la pérdida del cabello ligado al consumo de fármacos, conocido como efluvio de telógeno y hace referencia al cambio prematuro desde la fase anágena (crecimiento del pelo por gran actividad mitótica en la matriz) a la fase catagena (cambio de la matriz del pelo a raíz de la apoptosis de sus células), lo que ocasiona que la cantidad de tallos de pelo que se encuentran en la fase telógena (o fase de reposo) y que son sensibles a la caída, aumente; lo que a su vez genera la pérdida excesiva del cabello [1]. 

Por lo anterior se recomienda informar cualquier sospecha de reacción adversa al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, en particular la pérdida del cabello, con apixaban y dabigatrán, al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA, línea 2948700, ext: 3916, 3921 y 3847, o al correo electrónico invimafv@invima.gov.co, utilizando el formato de reporte FOREAM.

Referencias bibliográficas:

[1] Watras. M, Patel. J, Arya. R. Traditional Anticoagulants and Hair Loss: A Role for Direct Oral Anticoagulants? A Review of the Literature, Drugs Real World Outcomes. 2016; 3(1): 1–6.

[2] MedScape. Dabigratrán, Apixabán: pharmacology. 2016. [citado 27  de Agosto de 2016]. Disponible en: http://reference.medscape.com/drugs/anticoagulants-cardiovascular

[3] INVIMA. Sistema de Trámites en Línea - Consultas Públicas. 2016 [Citado 18 de Agosto de 2016]. Disponible en: http://farmacovigilancia.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

[4] MEDSAFE. Rivaroxaban, dabigatran and apixaban and possible risk of hair loss (alopecia) added to the medicines monitoring scheme. 2016. [citado 27  de Agosto de 2016]. Disponible en: http://www.medsafe.govt.nz/safety/EWS/2016/RivaroxabanDabigatranAndApixabanRiskofHairLoss.asp



No hay comentarios:

Publicar un comentario