jueves, 14 de marzo de 2013

Expertos solicitan un control estricto del tramadol para disminuir su uso inadecuado



Tomado de: BMJ 2013;346:f1264

Traducción libre del CIMUN

Un grupo de expertos ha sugerido al gobierno del Reino Unido que el analgésico tramadol sea una sustancia controlada de clase C, y que además lleve a una posible multa y pena de prisión para cualquiera persona que se encuentre usando sin receta médica o comercializando este medicamento.

El Consejo Asesor sobre el Abuso de Medicamentos hizo su recomendación después de realizar una revisión en respuesta al aumento de las muertes por su mal uso. El tramadol es un opioide sintético que no está actualmente clasificado en la lista de Uso Indebido de Medicamentos de 1971, que controla la disponibilidad de los medicamentos que se considera tienen un potencial de daño y mal uso. Si el gobierno adopta el cambio recomendado, toda persona declarada culpable de posesión de tramadol sin receta médica, podría recibir hasta dos años de prisión, una multa ilimitada, o ambas cosas.

El consejo, que asesora al gobierno en temas relacionados con los medicamentos, revisó los daños asociados con el uso no terapéutico de tramadol después de que los informes del NHS mostraron un incremento en el mal uso. Las muertes en las que el tramadol se menciona en los certificados de defunción aumentaron de 83 en 2008 a 154 en 2011. La mayoría de estas muertes fueron de personas que habían obtenido tramadol sin receta. El aumento en las muertes relacionadas con tramadol se ha producido a expensas de un aumento de la prescripción del fármaco. El número de dosis diarias definidas (DDD) en Inglaterra casi se ha duplicado en siete años a partir de septiembre de 2005, de alrededor de 5,9 millones a 11,1 millones en septiembre de 2012. El 2011 una encuesta también mostró un aumento en el uso de tramadol durante el año 2010 en 16 de las 20 áreas investigadas en el Reino Unido.

En el informe, el Consejo advierte, " el perfil de acción farmacológica dual único en el Tramadol, aumenta el riesgo de efectos adversos, sobre todo en caso de sobredosis." El fármaco tiene actividad agonista débil de los receptores opiáceos en el cerebro, lo que puede provocar euforia y depresión respiratoria. También estimula los sistemas serotoninérgicos y noradrenérgicos en el cerebro mediante la inhibición de los mecanismos de recaptación. El hecho de que sólo la naloxona revierta  los efectos opioides de tramadol, hace más probable que éste cause mas daño que otros opioides, sobre todo cuando se combina con otros fármacos activos sobre las monoaminas. En una carta dirigida al ministro del Interior y al secretario de Salud, Les Iversen, presidente del consejo, dijo: "La revisión [del consejo] de la evidencia ha causado preocupación, en particular el aumento de las muertes relacionadas con tramadol."

Y concluyó: "El [consejo] informa que tramadol debe ser controlado como una sustancia de clase C bajo el Acta de Abuso de Drogas de 1971 y debe figurar en el Anexo III del Reglamento de Abuso de Drogas de 2001, lo que a su juicio proporcionaría los controles adecuados para prevenir la desviación y mal uso. "Además, el Consejo recomienda que los prescriptores y otros profesionales de la salud que están en contacto con personas que usan tramadol tengan una formación en los efectos de su mal uso y en sus efectos adversos. Las prescripciones de medicamentos de la Lista III deben incluir la dosis, la forma, la fuerza y ​la cantidad total de la preparación en las palabras y figuras, pero el historial de suministro no debe mantenerse en un registro especial, como es el caso de los medicamentos de Clase II. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario